Reseña

Cazadores en la nieve – José Luis Muñoz

posted by Marcos Gendre 16 noviembre, 2016 0 comments
Off versátil

cazadores en la nieve portada

Lo primero que sorprende al adentrarse en el micro-mundo nevado de Cazadores en la nieve es la naturalidad con la que se expresan los silencios. Cada gesto, mueca o mirada desprende la misma esencia de cada uno de los personajes que habitan en ella. José Luis Muñoz vive en la piel de sus personajes. Se nota. En el fondo, su metodología no difiere mucho de los cuentos escritos por la gran Carmen Santonja. Así, sus creaciones toman vida propia. Les ha dado cuerda para que ellos anden por sí mismas, desarrollando éstas el guion de los acontecimientos. Ya sea Marcos, Isa, la panadera, o cualquier otro habitante de Hiru. Su mera presencia traspasa las páginas. Resulta imposible no empatizar con las grandes o pequeñas causas que dirimen el día a día de cada uno. Las vidas estáticas que caminan dentro de un pueblo que se muestra como el personaje rotacional que hace mover cada hilo. Su nieve congela los recuerdos del pasado, conservándolos intactos hasta los nudos, que transportan las acciones sobre agua helada. Como un paseo sobre una fina capa de hielo, siempre a punto de romperse, Muñoz empuja a todos y cada uno de los moradores de Hiru hasta el fondo de sus temores, siempre con la contención como desfiladero real de todo lo que sucede: desde la relación de silencios airados entre Ana y el teniente Muñiz, hasta el encuentro de este último con Marcos, el filtro tras el que el pasado se hace presente y final. Es tal el poso de realismo que se palpa en todo momento que la clasificación de este libro como novela de género se hace muy gratuito. Esas conversaciones en el bar, los encuentros entre la gente del pueblo. Cada adjetivo y escenario resuena como un marco tras el que la verdad toma presencia abrumadora, sin medias tintas.

En las antípodas de las modas instauradas por el halo de superficialidad que rezuma en las novelas de misterio escandinavas, Cazadores en la nieve toma las formas del género, pero lo diluye como una sombra que aviva la trama, jamás como eje conductor de los hechos. Los tópicos, a paseo; la vida, en primerísimo primer plano. Como cada una de las escenas, propulsadas sobre una suave cadencia in crescendo, que terminará por mostrar sus genes trágicos en un tramo final demoledor.

Qué más decir sin sacarme un spoiler de la manga. Sólo que, amantes o no del subgénero de misterio en la nieve, resulta toda una experiencia dejarse llevar por la tormenta de vidas cruzadas que demarcan esta novela de sabores no muy distantes a los de películas como Furtivos y Aflicción.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.