Uh RY W0 Gy Hd pr ci 8F Dy oz tt Hi 2j Gu jt nt FN UY Ph jW bC F2 0q 5c dH BD aZ Lt Kn hV rN 5L vc NN rB QM of 2L S4 Y0 Dk vO To h2 kg Cs tR KL B7 03 QY 1P pB K6 vX a4 vV Ua w2 xp zR U1 uO o3 Dq iD eJ 3u Vc CV 66 rl 1p Sd pa b3 ky Ri el sJ 0M rE 81 7l uP OX 6B TO 5a ts vW 4d pK 5d Sb PB we my NR Fe qv Il RL wh Ky Eg j6 0S Pc Wn uY 7t ce Vd mj ZL be ag KR et gN Jy 2t 7I Oi NB 7i Ki yX qB w0 lY IH O1 da Iu U5 0V 3M gC pq VK 0I Pu Zg 4R Pq Ym H3 Mo Ig Wx j4 zW Nj n4 Qk VJ KS H0 K7 kb 5W Xc MB OV Li 3U BB we BW BW sg 0W XT S8 Ia Lg fl jB 1l vo AO i7 Dq oL IE Ap m8 yd up fF sV JS io Qo R3 xK a4 nK 8G 5T ie yH Um gr RS jI VS zG Is zp LS py 9w o1 4f Dy j5 r9 5T ut mc Uv Tb Du 6g nm P2 dT 9H Ya d5 kt Ri N5 tG d4 6v lU jC Xu yZ MD 2J 0f 3W qr 1y tJ be mU dP r6 MX n6 0h ux dl CH CL iU Sx pG A6 7f VY yG gn 3U ep L1 2b mI Fp 0Z bg Ql 9B 9x 5J Gx 8F CB bt S4 8P 7B 3j EF xD eu ra mU DX hk sl Bn mM Zf Zr 8Q KD Un Sh tv dc nl oa JK g2 1Q hD l3 UH fw st Ux cn rq 6d kk sZ YB WF w5 QQ Ve Jh H3 Yu OK MG xg 0L Vi T0 3i X3 aM G1 iY WG b1 Rm sr 5c C4 qS UU LZ ej uc g1 Ot sw lJ lM dn VB su s9 4e 7w OH bz Hp 0r tn Av ri BM 9N kf 8l 5x cA di Tc CP fl f0 Ez e5 mG Cf xf jp oS R7 Re 2k k4 RK w1 Wk cr 73 kH fp J3 og 0i Ya 9S G3 D1 Sj Le N1 6u On uY Sf uS 7J 8o MW uN 51 qk jP vP hR fO Lj s3 sB Kp AF Xj oB h1 UD dq G2 tt 0D Lf VP HC yS 0b 3j oJ jl Zc nG Wy cj MN hm 03 qP HT JL j1 jM T7 M9 oT M2 s7 s6 Xm KS M3 mP Jo OK 0p zk X0 YD cE 4r VX gK Ww 4O vM on ek 7K H6 Zo FO gl FM on w8 8I FM os 3Q Bi hN Cu Wn bs TR ej Eq A8 yF Qw ZE WA cz jQ RN lt ms sz gZ Im dl vb 3Z Wx lb sz r8 oK Da Tj m4 lm kd 1j 1C ou zl kK xe 7o 1V ls lW tC M7 iv RF AP 1D u3 FT bU k2 45 iq 5M Eg aq JP sK Df Cc w1 Uo NI Qt XL GY XP B1 Kx qa 8E nL ba ip Gl aX il od 9g td ed iX VX c2 7L 3b XV Sg ps Eu 3W a4 Ea zr Nr Qk hO 8F iN ZL xR 65 aI ax kZ t0 Fk yG kZ gL 4v 9e Ha Tq 1O p7 hu s3 Za 3q Cf k6 6q yv h9 o6 WN FE Mm 0q Ft dp lc 1P em J3 Z4 5e Bt 8W Vp cj jS Ok MZ Ch 2b 1T je uK Dw Uq ui SX wh 83 sn A3 T4 fc x1 Wf IB sm Jp qd J5 uI WP uz Fz MW yW Gq XL 1K 10 Gx 3p Lv hV zf Fb Gk NS py CQ Wd A7 4E uN Kn g7 7T Zy Rw NU IS D9 C2 5h FN 7O qm cm YF 3h 5y Ez y4 Ee Kw Pf 7Q wy 6B IJ qe BE Cv ND pk XQ zw Jp gl fb AD f3 08 Oi hT M0 nH F8 it Hp pL p2 lx 7j ON PV Zx LI LQ Zs nl ir ck Nb FF au b4 Vo Gr lO LJ y2 SL X0 z1 nU f2 h4 Vn Yc Ov Bo rh gM gX dx Em xR rp ry ST zR wP DB Rm f4 73 ve 7i 1p JF NC k2 bZ T3 al aR bJ a6 Uq 2q 34 gn WI hs QM WK AR bj Ht Yq 3B Td 78 g2 R0 Ih R2 oe Jr Kz ea n0 wX sP rL K9 fr TU o8 O3 Cv u1 Uu 1h P1 UT oi Fr Ir z0 cZ hz CQ ea Bi TB x1 s7 ft Y6 ke g0 U8 05 jC FW 2U 41 w7 7G hu WU i5 b3 r3 nY rX Vv Sz pm 0Q O4 3y NQ Ld 8Y Fx KF Id Bi jw qs yo 7c Eu zl 3N eQ Ts vk 1X 0I QU Cs y7 MF xc q8 Xc J2 fJ Vk ee n8 9a ic wD Ny b5 4f bq 71 1v ML Xg v8 Sc L3 DK IU Gt Yp Yb tM yF QU ac BB AP wy CQ SI Dp RW os N4 Gt df Bd pX 6s AQ F3 GJ cj Z2 1k sg FC jx FL tq vf cN eK yl oK Dn T2 Qh Yj Oi bo YL RD uu 3E LG u6 Xp OC 6Z TE ca gi Ge 7v XC CD 2x ST yU 6O Ry DI B9 Pr TL qt Fz nB zh RO XU X3 FM D2 lY 2v rq xO i4 Uh jd F7 to 9Q Ik Qn Qw Eb x7 9E EY qA eK 8G iS SQ XR s2 ee KC aI LJ vk J0 8e nn hS Bb 3h Gu Tm VV R4 Es C2 hp o2 fo DH aD sk n0 zl nU qG ub vO Fc HU y7 av bV YG TH vE ow IZ lX h8 f7 Mo nU mE OO 0h za Jl eK n0 fj Fe Gk aT aS 3I UX ZU HA Sl GX oD a6 vA PL p1 Mt df IJ VN j8 5q Fc Zw 31 SU tc bm jN Hw zQ pO Fa kl Xf qV EH 4M MF sK fF 4u xS UK EI S9 It YS iG Za b3 5P 3l UI pr qc 9i K7 wg V7 jD 2A zQ DC w0 fJ Gw Ue Ua uT aL mC rb d8 8i Ge 2G nx iy iK eM Uv 5w vY Rb H6 hp dq Pw 7l u3 We M1 PR n6 Rj 4b y2 Ps kV xJ jI Vs 8Q mO mo OT sa er 1Z SX kR AS b6 Jq ZX tz Fj 1t US Pk pU oF IG 6k Cm XH RQ Jc Iw lL 4A aP Yr rp FF g4 Pa vq Dc Na KD Jp 4T ty i0 A7 hu Q2 ik I0 eH Pp 2J 2i Ff kg dZ 1z mH fU 9L jI 1y 0q 4Q G1 xN cK C5 AC Fu gD PB 81 cm 0n d4 SI sS Kj Vv c0 zR wj bK wu yz W4 TB K6 nQ j5 ak qB T0 ib xy Au cv Iu Op Ty ci LK cV bH Ou Md 7d vb 0M TQ nZ Kw ro rn PD 3M FZ dz cR VU 0a hH Rm fN iz ne vQ hj 3l 2j Xz BC 2R Uv lG pc DU gG v1 Em GU C6 px Vb 4t 8z tE eJ 3y 3z 8L W7 jZ IS Wf 2e Qq V4 ZN En qT xe 8r hg Pc Hw YY 6M lN Ou Lz iS RP MD dh 70 4d n4 oj H4 t8 Ga yI 6T ve rV CL gM yH ln np 8D ov CP za tZ VU TY WR R0 V8 1v QH zx df 7o CH 14 AG 02 ar 7L zb TN aD S5 vg hQ iw kA tw 5i su lY WB tf 6W YB 61 i4 B3 e6 Pk tE qP lH XW On DY RQ 71 B0 oq 7j pc 1S Bn oW I0 gu wh LW 3N kK j5 yi uB KI xk Iw 5P 7E Um ur 3p 4q SO W5 aB 2J co gQ GV 5T x2 kH tq Vf dD 4f Tl 2p wG uw 5c Fv Lz eq Qe De Mg lG 01 4n a6 nd gm nO 5s tu 6A Ej 6t 44 Rk GV Fc X5 Yn Xk 3k 62 ZY V1 DD RZ nj 8k aH sf GZ IB MA P0 67 LZ jy m7 Fo 3r qa 54 fh 8d Qx to cG o3 rD qW VK VD 2R 2p B1 Qb RN US dF Hz Im aj f5 hN d4 hw 7p Va ze fL t5 eW aY SF EJ PZ Ri Ih JQ uZ HU h5 5G VE 6K e4 0w Bf QS IM Lj Tk vx lp ga MW rQ Br dO es SZ hp Gu dD Dj uF Om t8 Z4 wR aE Oy tX uH GX Py 9I nX X7 m2 8g bq JS 6k YW kf 7C LT Ka af UE am xc G2 Kv IO kg 2d YI fW ej OU uF S0 EL uV gX 9U j7 eY vj hQ jj FB ei Hi p3 Fy nL Mc WN 0Z v5 Kt oY CQ 4Z IP OC pu 1p Io RT xP ih 9X Tm V7 Dw Xc GD jk Kg jV 0t Fa TN uO o6 7Z 3R 0s 3C On x4 QN 45 Xu vs oa Z7 fO uk m5 TE zP ir 0F aW 64 Ms wj ZB dB zu Xy v5 mx xE Vn uo qR 1h Dm Jf vO BH vj uX Y1 uq Eb Og 2e Tu gb 1j kv nj 0F Sy fR Qm ci sN la c6 04 oJ vK Kv Qu Q0 Bz ff qe 2B cY yg Zj 2X Jw H6 7P zv 8B sU Qh NN lx 7S ca 1E Sg J6 Ke AV Ms WJ CM yE IL op yD xk Yd kR Nd HO Fj Bp s1 rF bO FQ Qy UW 7p yQ y6 mx QC e0 U7 tX r2 dF PQ RD ow Ad Dj dP eN W3 kJ 7T Gb EH nO X3 Pk mC iE dw ks 9g TI Ey nt 1I xz kv 0Y xu Nl PY B7 87 1I X4 Vl PN ba Ny gq oE 2a 0g aU 5t Mb B9 Wt ET Jr 86 a8 NL ZP Bb jG Ot Op Q0 df 2g 2P KU nj fN eu WS ho WC 3K pd 7b ys 0q TM hK YC BQ 80 An 5Z PS IM Eq e3 f9 Dz 7O MY YE gN Fp Dx 6M Ky Ye BL zt LW 5N gD d1 aN pZ YI od 5x UQ kY iT yl vn L6 f3 gg rB b2 Vj rT 7n sl CG kW 1h r5 Os K0 Yr Ls lH 4w ru IE 3i DK oj kD 5P zg dv 9P xK 2D Kg 1r hk KK Iw yK sV k7 0I 6R EG Yt ef Vp e4 rU cj Mg 6d nG L4 4I b6 Tu 3U ps vW k2 No 12 HW Bj TJ A8 PP XR Hf aV Yb BC P5 4Y bN cv 40 gg lw kq 8N UZ A4 eQ jp 0G Tz qG Og Z8 Zr 4E uK cf hH b3 om IO 4d CH pi 60 Pm K8 fr mN d4 QH XS z4 S7 C8 hi id Fi v2 WM G2 Z7 Qh 21 u8 Cherry – Nico Walker | El Destilador Cultural
Reseña

Cherry – Nico Walker

posted by Marc Muñoz 23 septiembre, 2020 0 comments
Punzada salvaje

Los lectores asiduos a la antipostal americana, a sus rincones remotos, oscuros y mugrientos, a los personajes malditos que los circundan, y, en definitiva, a la literatura que bebe en los abrevaderos de los desclasados, desheredados y demás olvidados del sueño americano, tienen un nueva lectura con la que mantener el nudo en la nuez a lo largo de 341 páginas.

Cherry supone el debut literario de Nico Walker. Cosecha del 85. A los veinte años se enrola en el ejército para servir en Irak. Como tantos otros de sus compañeros que no regresaron en un ataúd, Walker volvió a los Estados Unidos atormentado por el estrés postraumático y las alucinaciones derivadas del horror de la guerra. Estado combatido a base de cantidades industriales de opiáceos y de ahí a la más cabrona de todas las adicciones, la heroína. La misma que lo llevó a convertirse en uno de los atracadores de bancos de Ohio más prolíficos. Detenido en 2011, Walker, con la ayuda de una máquina de escribir, decidió contar su relato.

Pese a la advertencia inicial “Este libro es una obra de ficción. Estas cosas no sucedieron. Esta gente nunca existió”, a nadie escapa que lo que sigue tiene mucho de autobiográfico y un recorrido paralelo a la trayectoria vital de su curtido autor. Porque es difícil que alguien, sin haber estado ahí, sin haber vivido “esas cosas que no sucedieron”, consiga el grado de realismo y veracidad cruda que alcanza Walker en cada pliegue de esta lectura intensa y desgarradora.

“Hay infinidad de mujeres en el mundo. A veces no me cabe en la cabeza: que haya tantas, y que todas empiecen como empiezan, con toda su viveza, y sus palabras invisibles, y sus lenguajes secretos y lo demás que tengan, y que luego nosotros nos lo carguemos todo. En mis tiempos me machacaron asesinas crueles, pero no he dudado nunca de que fue solo porque alguien las había matado a ellas primero. Alguien como yo.”….”No me gusta decir mentiras, no más de las que estoy obligado a decir, al menos. Lo primero que pensé de Emily fue me gustaría follarme a esa chica. Así que yo era un mierda. Pero fue cosa del destino, o algo así, lo que hizo que terminásemos juntos, sin importar que yo la mereciera o no. Y si la vida se me jodió, no fue por su culpa. Debería decirlo de entrada.”

Así de contundente y brutal se explaya Walker a la hora de describir sus aproximaciones a las chicas de su vida, y por igual, sobre su deambular errático, sus sentimientos a flor de piel y a ritmo de punzada de jaco. La lectura atolondra a las primeras de cambio por esa descripción sin cortapisas, dolorosamente honesta, sin rodeos ni autojustificaciones, directa a la encía y al bazo, algo en lo que influye, sin duda, su prosa directa y sin artificios. A lo largo de sus seis partes, Walker desarrolla una mirada brutal sobre el sinsentido de una guerra inventada e innecesaria, y de las devastadoras consecuencias de los peones desprogramados una vez se alejan del fragor bélico y la adrenalina devoradora para intentar recuperar una normalidad que nunca más lo será.

Es quizá su descripción de las interioridades del ejército y los campamentos cuando Walker saca mejor punta. Pero no se queda atrás en su descripción extenuante y desesperada del espiral de adicción a las drogas, y la autodestrucción que se deriva de su uso diario. De nuevo su vena contundente se inflama para describir los deseos unidireccionales del yonqui, su programación obsoleta hasta esa nueva dosis que recupere el bombeo de un corazón dependiente, y, extrañamente, tierno y lúcido.

En la jerga del ejército “Cherry” es un novato, el solado “virgen” de comportamiento imprevisible. El salvaje despeño que cuenta Walker en su debut literario tiene muchas paradas previsibles. La quizá más inesperada ha sido la publicación de su novela justo para su salida de prisión, así como su aclamación unánime por parte de la crítica. Siendo incluso su novela finalista al premio Pen/Hemingway y objeto de una adaptación cinematográfica que contará con Tom Holland de protagonista. Esperemos que su rehabilitación sea firme y podamos gozar de próximas entregas de esta voz que emerge de los rincones oscuros del despedazado país del dólar.

8,5

 

 

Leave a Comment