Reseña

Intocable – Philippe Pozzo di Borgo

posted by Albert Playà 16 mayo, 2012 1 Comment

Intocable novela

Oigo hablar de Intocable a unos amigos de mis padres. No del libro en cuestión sino de la película: “que si es una comedia muy divertida, un buen rato en el cine, que si los franceses e ingleses aún saben dirigir comedias… aunque habría que añadir algún adjetivo dramático a la etiqueta de comedia, porque claro está que…” Pongo cara extraña porque no tengo ni idea de lo que están hablando, pero me quedo con el título y esa misma noche veo la película. Bien, me deja un poco indiferente, aunque coincido con lo de comedia… Al día siguiente me encuentro con un libro, cuyo título es el mismo: “Intocable” y con un fotograma de la película en su portada.  Editorial Anagrama, Panorama de narrativas, traducido por Jaime Zulaika, color crema. Pienso, una vez más, en la actitud oportunista del mundo editorial que nos rodea, aunque en este caso concreto sea un oportunismo inofensivo. Aún así, decido llevarme el libro

Philippe Pozzo di Borgo empieza a hablar de su vida y del porqué de este libro, dado que éste consta de dos partes. La primera, El nuevo aliento, fue escrita hace ya algún tiempo y publicada en Francia con notable éxito. Se trata de una pequeña biografía escrita después del accidente en parapente que le dejó tetrapléjico a principios de los 90. La segunda parte, bajo el título de El demonio de la guarda, fue escrita especialmente para la película a petición del editor del primer libro y con la complicidad de los productores del film y coincide  temporalmente con el guión de la misma. De esta forma tenemos una biografía en dos partes que enlazan una sola línea temporal.  Una vida contada con pasmosa sinceridad. Y es ahí donde reside toda la responsabilidad literaria de este libro: la apasionante vida de un hijo de familia burguesa, estudiado en Estados Unidos, viajado a infinitos lugares, con responsabilidades empresariales notables y muy bien remuneradas, que conoce el amor y ama a la familia, va marchitándose de un modo extraño, tiñéndose de drama peligrosa y abusivamente, pero siempre evitando la sensación de decadencia. Evitando el patetismo. Es esa tensión, ese equilibrio, el que permite que la relación entre el personaje y Abdel, su cuidador personal, cristalice de la forma en que lo hace: el ser humano en su esencia más natural. Un libro que acoge sensaciones opuestas con toda naturalidad, que huye del victimismo a toda velocidad y que sin duda hizo interesarme por algo que habitualmente intento evitar: la literatura de sucesos (ésta lo es), pero que en ningún momento intenta empatizar con el lector. No busca comprensión ni compasión, sino simplemente la intención de vivir una vida distinta donde las fronteras se tornan indefinidas entre contrastes de distintos estratos sociales, éticos, educativos, culturales, de accesibilidad y de todo tipo de alteraciones de la normalidad. Es así una lectura agradable de la que con un poco de suerte, nos quedará algún pasaje cómico entre sillas de ruedas, inocencia y nihilismo, para recordar.

6


1 Comment

elmojete 17 octubre, 2012 at 12:05

Yo he visto la película y me ha gustado mucho, a mi no me dejó indiferente, me pareció una gran película.

Reply

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.