Reseña

La cripta de los Capuchinos – Joseph Roth

posted by Marc Muñoz 12 agosto, 2020 0 comments
El declive irrevocable

La editorial Cátedra recupera la penúltima novela del autor Joseph Roth – para algunos el Roth bueno – y la pone a disposición para redescubrir la obra del novelista y periodista nacido en Galitzia – antiguo territorio del imperio austrohúngaro entre Ucrania y Polonia. La cripta de los Capuchinos fue publicada en 1938 – tras una escritura accidentada en el tiempo-, seis meses antes de que el autor muriese por su inclemente alcoholismo en el París de la posguerra.

La obra se acepta como una continuación de su más célebre La marcha Radetzky, y un epílogo a la saga de los Trotta, un linaje en el que el autor vuelca varias circunstancias de su vida privada. En sus algo menos de 200 páginas, precedidas por un extenso y minucioso prólogo a modo de disertación de su vida y obra – firmado por David Pérez Blázquez-, Roth vuelca todo su desencanto hacia los nuevos tiempos y su ulcerosa melancolía de quien se sabe más cerca de la muerte, o, como mínimo, es consciente del no retorno a las etapas vitales más sonrientes.

Ese escozor queda registrado con un fino e irónico humor, en un cinismo que traspasa las lúcidas reflexiones que el autor vuelca en la voz de Francisco Fernando Trotta, un joven de ascendencia noble que ve su realidad desconfigurarse con la llegada de la Gran Guerra – donde es llamado a filas-, su posterior cautiverio en Siberia, su vuelta a una Viena decadente y el temeroso avance del nazismo. Entre medio un romance por fascículos, una camaradería delirante, el irrompible amor filial y un retrato clarividente del sentir austriaco de entreguerras.

Y lo plasma con una de las prosas más distinguidas de la literatura europea del pasado siglo. Joseph Roth opta por la vía directa; frases cortas y concisas, a veces, incluso, taquigráficas. Sin ingeniera semántica. Un lenguaje poco recargado y no rimbombante. Especializado en descripciones austeras pero significativas y agudas. Capacitado para penetrar, con aparente facilidad, en el tuétano emocional de sus personajes. Dotado de una poderosa adjetivación. Y conducido todo hacia un estilo sin sobreequipaje ni sentimentalismos.

La cripta de los Capuchinos es un libro crepuscular orientado al sentir nostálgico, alicaído y descorazonador de una sociedad atrapada entre dos guerras, sus diabólicas corrientes ideológicas y el recuerdo irrecuperable del imperio y de la belle epoque vienesa. Un fresco lúcido del malestar y el desencanto de los que vivieron el traspase y vieron su mundo derrumbarse al compás de su andadura vital. Una lectura que sirve, como a quien escribe, como puerta de entrada a un privilegiado imaginario literario, mientras que para otros afortunados, será solo la confirmación de este.

marco 75


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.