Reseña

Las dos caras de John Fante

posted by Cesc Guimerà 9 octubre, 2013 0 comments

John Fante

Edicions de 1984 edita por primera vez en catalán dos de las obras más representativas del maldito pero imprescindible novelista americano.

“Fante se adentra en las miserias de las relaciones familiares con una maestría que convierte Libertad, de Jonathan Franzen, en un culebrón sudamericano”. (Luis Benvenuty, La Vanguardia)

Lo reconozco. Me llevó meses y más de una, de dos y de tres infidelidades literarias acabar Libertad de Jonathan Franzen. Ensalzada por la crítica a obra maestra de las letras americanas contemporáneas por su disección de las relaciones familiares, en permanente lucha por las apariencias, por el “¿qué dirán?”, no fue más que una obligación cumplida. Todo lo contrario de lo acontecido con Plens de Vida (Llenos de Vida) y La Germandat del Raïm (La Hermandad de la Uva), dos de las obras cumbre del italo-americano John Fante, publicadas por primera vez en catalán por Edicions de 1984 este 2013. Dos relatos breves, concisos, en los que el de Denver (1909) deleita con la fascinante sencillez de una escritura que deporta al lector a una realidad ilusoria en la que el arte de la literatura no solo está al alcance de ciertos elegidos.

Hijo de emigrantes italianos de procedencia muy humilde, John Fante no encontró el reconocimiento del público en vida, pero pudo subsistir gracias a la escritura con lo ganado como guionista de Hollywood. La suya fue una existencia desajustada, marcada por el alcohol, las drogas, el sexo y el juego, trasmitida en el ADN familiar por su violento y díscolo padre y que heredó su hijo, el también escritor Dan Fante, que la relata con minuciosidad en Fante. Un Legado de Escirtura Alcohol y Supervivencia (Sajalín Editores, 2012). Solo después de que Charles Bukoswki hablara de él como uno de sus escritores favoritos (casi un “Dios”) obtuvo la recompensa que le fue negada en vida y que alimentó la figura como paradigma del escritor maldito.

Traducidas ambas por Martí Sales, en el que recae todo el mérito de la sensación de poderlas disfrutar en su esplendor, Plens de Vida (Full Of Live, 1952) y La Germandat del Raïm (The Brotherhood of the Grape, 1977) ofrecen dos estados de ánimo contrapuestos en la vida de John Fante, pero siempre llenas de ironía, de sarcasmo y también de pasión. Historias que exploran lo más profundo de las relaciones familiares, que denotan que han sido vividas en carne propia, y que son relatadas con la economía de los recursos que define su prosa; diáfana, sin artificios, huérfana de metáforas y con una muy poco común capacidad para medir las palabras.

En Plens de Vida, Fante aparca su alter ego Arturo Bandini y se convierte en el protagonista de su propia obra. Se trata de un relato en primera persona del primer embarazo de su esposa Joyce Smart. La llegada del primogénito de sus cuatro hijos despierta en al autor sentimientos opuestos de euforia y el miedo más profundo. El temor propio de la responsabilidad ante lo desconocido de la paternidad primeriza. Pero Fante destila, sobretodo, felicidad y lo hace de forma amena y tierna, nunca cursi o semtimentaloide. Plens de Vida es también una observación del paso y el peso de los años, el matrimonio, la religión -por las profundas convicciones católicas que el embarazo despierta en su esposa- y del American Way Of Live, aquel Sueño que su familia anhelaba cuando abandonó Europa y puede que nunca llegara a vivir.

8,5

 

Otro Fante muy distinto es el que se presenta en La Germandat del Raïm. Henry Molise, protagonista de esta obra con alto contenido autobiográfico, hurga y pasa cuentas con el pasado de la familia a raíz del adulterio de su padre, el viejo Nick que colma el vaso de la paciencia de su esposa Maria. Un relato duro, aunque cierto es que también tierno por momentos, en el que se enfrenta a la rocosa e inquebrantable personalidad de su progenitor, al espíritu adolescente de una pandilla de septuagenarios y a las supersticiones de la Italia más arraigada a sus tradiciones. La Italia de Sur. Una batalla que transcurre a través del mismo estilo inconfundible, desnudo y honesto que caracteriza a John Fante.  Son dos caras de la misma moneda.

9

 


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.