Reseña

Madre, Hermano, Amante – Jarvis Cocker

posted by Cesc Guimerà 20 septiembre, 2012 2 Comments

 Madre, hermano, amante - Jarvis Cocker

Partidario de que sus fans no lean las letras de las canciones mientras escuchan sus discos, el líder de Pulp agrupa la mayoría de sus composiciones  para que puedan ser leídas y disfrutadas.

Jarvis Cocker nunca quiso ser letrista, pero acabó por convertirse en uno de los mejores observadores y cronistas de su tiempo. Todas estas experiencias personales quedan recopiladas en Madre, Hermano, Amante (Reservoir Books), una obra que agrupa en orden cronológico las letras de 78 canciones escritas por Cocker entre 1983 y 2009, lo que trasciende la etapa en Pulp y prescinde de unos primeros intentos demasiado “tontos”.

Jarvis Cocker es un personaje discutible hasta cierto punto. Venerado como una figura desmarcada de la comercialidad del Brit-pop, fue el primero en aprovecharse del tirón comercial del fenómeno para relanzar a Pulp, después de más de una década de discreta trayectoria, y le sobraron gestos populistas como el asalto a la actuación de Michael Jackson en la ceremonia de los Brit Awards de 1996. La batalla contra la soberbia del Rey del Pop ya la tenía ganada desde el principio, sin necesidad de exabruptos cara la galería.

Porqué Jarvis, como muchos hemos hecho gracias a su música, documentó su tardía infancia y adolescencia a través del pop y se empeñó, como él mismo reconoce en el libro, en crear la música que hubiera deseado tener cuando la necesitaba.  Madre, Hermano, Amante es un libro de poemas no reconocido como tal, en el que el de Sheffield resta importancia a las letras de sus canciones, consideradas una ardua obligación profesional.

Una sección de notas al final del libro, arroja algo de luz sobre algunos de los detalles de las canciones. Jarvis Cocker es lo más parecido a Ray Davies que el pop inglés ha dado en las últimas décadas, por sus letras costumbristas y de alta carga irónica, bañadas, como en el caso de la etapa más madura del colíder de los Kinks, de un pop provisto de elegancia, que conforma algunas de las obras más certeras y refinadas de su tiempo.

Las letras del Pulp otorgan profundidad a lo no diseñado para tenerla. No hay mitología en ellas, están llenas de referencias al mundo de la televisión, del espectáculo y la vida en Sheffield, de donde Jarvis Cocker siempre estuvo desesperado por escapar. En Madre, Hermano, Amante se descubre quién estudiaba verdaderamente escultura en el Saint Martin’s College o si es posible tomarse un expresso en el Bar Italia. Composiciones que suenan verdaderas porqué están ancladas en la propia experiencia personal, porqué son cercanas y pueden constituir el diario personal de quien nunca ha escrito uno.

Por favor, no leáis las letras mientras escucháis los álbumes.

8


2 Comments

Jarvis Cocker – Madre, Hermano, Amante « Biff, Bang, Pow! 20 septiembre, 2012 at 12:40

[…] Reseña publicada en El Destilador Cultural […]

Reply
Jarvis Cocker – Madre, Hermano, Amante | Biff, Bang, Pow! 21 octubre, 2013 at 14:24

[…] Reseña publicada en El Destilador Cultural […]

Reply

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.