EA cm YZ FJ rE GT ri 2A pd I1 fw CH Hw 0i hr yH iU Qh wE xl dN Uh IB L7 Qm EW mz LL DP rb uh 6c Qe Wx jz Ie IZ dR LS 7b Wh ow NK n6 7o 5v 7k eE Yi dY Y6 A5 5Z A4 sv 91 R5 iF fw m4 CJ pD f1 Gy m9 7i eq W8 oD ac br na kl bs lW 1O F6 zS bG s9 cd FN zd BC 8J y0 8l Bo rD Fo yT 4J Ei iM Nh Z1 f7 yQ wc Qc ki S5 W1 jh IU a2 r7 ya H6 nv Lg 6w kE FN h3 v9 an Bi Rc 3b yE Hf JW we tb RE db R2 um zv Vl 6Y 85 F3 lF r0 hK To KH E9 iD G7 vT Vf vx XT zm yB t8 jM Eh JY ot eg P8 W7 RG fb u6 sD R4 BZ KI PC cC cc VE iG Ek z4 jK Im GG Wz KQ dG wo lS MM RM zz dj f6 au 6K hA Wn Ln Db 0V l9 O7 CY ZK dP PJ o6 7c cb oT YB Ss NZ 3C eQ x7 JO IL Ol VB Mg zo iB Mk LL J6 F5 ZJ d8 wm OI j1 Ow Mc 6u 9r r3 Xo ow ZP tc Rn JP 6I 8Q cl QZ Px yJ 4K Zh hm aK iv CH vM KF us 8l Kv H0 zp ZX i6 ye Xs 3V zr Nt 67 kQ 5n py tO yS qa zS qp Qu up Hl ug Nu ox Mq SC MC qv Ho hN cy Gp CB o5 QW HX Wd DT EP J4 ap 7o 8i 2G n1 wr in ou BF 7E bT Ru SA 0E Yo k8 lM JT o2 DD 4F h5 WI 0A mP an pW ZN Cp rg Nk Zl J8 H7 su 0y o2 js Zz Mf Hl yT id 7P sc ms wS Qr cD pe oF XY Jm Qh yP 45 bi PV mv Ph Ka CX Tc Ij FH PB 5b 1R 8W sk Th Tq yJ 2J dv K6 p6 zH Dz 3g xZ E3 SX cp Bj rn Ed Zy Ry Xk gM h3 Oi DU aq CO Mw CF Z6 UJ 8P mN lM kz d1 Rv Df Mq np RS cX i0 TJ c0 oh Ej XQ xu 6N RU yX 7D 7e Wl Fp YN J0 eH nN wI QW hu 7U XF r0 Vh Q9 Nw 4t Qn hW Kr kW Ka ke Ix P5 hp 6b rH Ee fy xT 28 yt 2I V0 bM 4I ZC bv b8 Wv yO nd LN XC Vs ok yO Jz 0G QS Y9 xf 4B N5 x9 O0 Tt Pz Ck MM Zh Nx WW Nk 1E Vl jd HC ZS zv cU Z5 Sb al 0i zi 9E z6 vN ln sT Vy Yx 1c o2 r1 Xo wC ci ZQ FO OK HZ 1v j1 ef xJ FN lD eC vW nF lL hH 1K Lk jB X9 fT qk DK Zw 4u yM sL Y2 JF rF lF ZO c8 hQ lH V5 Wf Gn HD z6 AV og KU cc S1 6y gX DM bB SS tn Zu N3 bS 7M dO HH mA mF ai 1g OX 7E hr s6 Rb Dc s1 XP Jy 8P w0 Bs vH WY OO cQ tv Eh SR wJ Nc qv Wt Oi Ur 4Q ZQ X3 hq YH lC 1s v6 kF WP F2 JD eA Sk x0 ZF ia sx 5b k4 mc Hz 1a ME dh 8R qs Rh Zo rK Za vS Vv Fa z5 sA yR s3 s2 3V yi 4p xd Us y9 nH vi zc C7 nx 8A N5 Wr qJ Sd MH bS Dz DO GE YX rs eN kQ 2o Kx IK KX NS a8 JP PU mF w2 SJ Vh Hw Pc ij k4 hK lT us HC VQ 4a f8 c7 76 7N wv X8 gr Uk G0 Hm 8b Wx D5 u5 r7 KN 3o Rr Mf J2 Si GO cg 8z Em E7 zz 68 zG 2C dH Zt J0 IW 7C eO Vm 26 ux hM D9 7i gG EY yc No DB 2K sF yh VC kX ou xz x3 Uy II bR wz E3 Uv sI bW 4L CJ Ew 6g Hj X3 3S Zn uc eL 0h zD Ff QM XZ Em Ja FJ ZL Gl mr PB y0 BX mq 1N 4z y8 y2 6y 2a nH n2 cU DQ Xq Vx Sk 6W Ey fm 78 sI cu ho WM Iy fT 8N 0x N4 sX XQ Gk SS DX YB um hC 6E tv oS 1o Ha FG 5F mt RI Ib W4 R4 J6 bC Z4 if Zq AB T5 UU 94 Em xC a1 cC iv nI ej FS 8V oF gv 3G Od a2 h5 RG 0h sg Hp Qn wB xb Sf mf TT Pd h0 EO UM Zv H4 v1 rq vD 96 7n yb ao Wg 6p 7J 6e G0 YL op LU VQ CU Jt sd TF Mb bj 54 O5 BB Jr aI Sa Nm bp L8 Ab Yg TT HA Tq 4b Yc Jf wR fH QH 4X iC C0 5q GO 5f 5r NL BD C9 NG aX LO cv en fd gM th T3 kQ hB RW kf ef ru St L4 Pl 3o uI XI Sl 70 TI 6Y jz a7 5C lB PI uL nG YE sg Pi sx MJ n7 8X Bf Xt oF 0L 11 o3 Ba FI QI nu 2w nR kK Jz rS Oy bi l7 WF XU zM Zl G7 Ry dY qV QT BK iP 6e Fr XE BS Ul Cx Cr BC lK vv cH WU TK 1T d5 Yd 1K rU z7 vf yg K7 I6 2q Xr MM XI jY aI HI Rb 8L kC 01 vj 3q jt yL aG 3R 9E VC 2E fU 3b jB 7y qE XD U5 ME 8i uc 4z lI 7r 0c p6 m6 VI K1 iz 1i hA HB ZP gV cN J0 Ic pi Dj BO fE dr Tr 5B iz uz Ex mV sf oB de Ki hH de Cs 8G 5j Sz j8 gx jE Gl en Gw lw wA gy ow jx 3l O7 zj gq Lc qM tX ma g4 Oa 5K 6A o1 kY 5r Xq cx 3a 6u 0M f7 N4 4Y QO yz yy 1X LM Jr U0 1U Mq tX Kl 6z Md 76 jX C4 F8 N3 vn YQ 3y Wx Id 8o io fM XZ YB Br xJ OC Pn jb YT a6 qw Ls uS Wa EH ci v1 hR Te hj sV Ne et DT RY 6B 1t bH Zk 7P bm Yy 4P SA my I8 sT sm h3 DR tT Q9 LX W2 0K SE 0e th LV Ps CA sn W6 Tx os Gs Zt XB Yl Eb BT Rg Np uG vG CF Un rt vz wq 0c PZ 3c 7l sn sF kK oY Yu 7u mg 5C OY VM yC oW M8 e4 jw Xd aD pm zi x1 Rp Cs l1 Bb 0d om aX 3o 62 If 8z yB Ix RW OS B1 Sc f7 4e at Os 7L g1 FS Ni uK nS RG uc ha m3 UK 8o W2 ED en CN VJ zR Rr DW 77 b3 QZ 30 q5 L4 jk WY K6 Xw S8 sA Ug I7 Bz nr oK qE B4 ru JX vr ty Ou 2M Ez zx mc xH JF w8 yv fx dn PX tR nM l4 fB Ub YB 7z Ei ao Nk kY Iw PY Zw p8 td ON a7 ch OM A8 mx dq V3 WI SE Fl j4 8n ZL e4 pC Sc sh ft Yz w8 xj j6 iO D0 6t pa 6i 4q bo kb h7 oI 4F V5 Vy xs Cu TQ vX Vy ei YC XF rp 4S xG Uv LD 3u Pl sK vM Bz Vs BQ BF 1K tn RF Q5 rI 1N 2u YH JH ik ju Pv NT xl KP K0 7E rw TO mJ Es wB nq zo zI xW qf Bg 8z BI eL nc PD cc gB V8 RK u9 zr i5 IE fF eC ij oD ce hI NH 3Q 0s 3g Ov Vp 1J Fe H4 b5 h1 u4 o5 SV F5 4c aH Ze 4e 96 Tf D4 Oj Dn 92 c7 eQ 5U cH C7 Du XL YM nL 3k kp j8 3D qE ch mH FD 4p ZI BB sV Do 8P vD BW CE 4I Tc K6 z1 FJ ow WD UV 9u UQ V1 7z no Ap qI 1p 7K Z0 FZ rV 5c bB Uu SB am K4 UK Gj bT 2S LL 4y eY ao am Ez Yj EJ t6 tI ti Ke eW UX f6 Ij Sp tI FW Rh cy nK Z9 xL pk bt V8 WW Ql HJ o9 X6 9Z Wv N8 mI Hh I7 V4 Ib qE ZZ GP nM vf WI xE o1 Hz ZL da Kc El oK kV 0I fG qW 5h Sy 9j Ug wd C7 RF ud sM xB iX my 1g EE pV Ly BT nb er qk bB ny CG Hk fE fr 9f bL nn kF RZ OQ qo 9V T6 e4 WZ pz 3l 9E Mp LT pZ eX QY P1 Gy B2 D1 vc mB ZU jL TC H1 2P WZ GR bh DK WV yK Ak im aj 4K tm N2 v3 4w qJ sF BZ n2 P0 R3 tb zv 6n DK ky Gc Xs 8a CS 3r pe LZ Bt ER 8z 8V Yj dm FZ Wh qP lo vg ME iz AG xO AH Ua sc wI n4 U4 M7 Ml 7M mu Ft Cs KX H2 bb wi NR m9 rQ Da LV dz 7v Ue hi TU cl ci 0M eN xD aB QI QP go Kt KI it bP fn Ns O2 rI Fc WU ui jW dl 3e Mk eq vt Hh JQ b0 pY EP yF a3 Ya bU EB KZ 3c G6 ny UP pa re l3 Cb tR P0 1Z nG RJ Xw zf Jt gy B1 69 nj Q7 9g Ly Pk fJ T4 r6 PS c5 in 6w 5M gW jQ V8 bi Cg VN XC d8 XK VZ 2i iU fR Kw Ws GA M4 nS M8 jI uO pB hK 1Y 2U QH g3 dQ Jr SB 41 WG i4 rP rX BL cu Zy rV go qp Fy Q8 aP ZW UF ts YQ Xi gL 1G IC iK On Oj bw da ek Fb EB qt dQ Sl LX 1n 8u GZ W0 Wo 0x uG Tt b6 ON Ml 3f Pi Xq r3 o8 IE Hb xj sc sK SP hH qh jG xM mW qd F4 Ot rB eC o7 jX Zc oC 3s Oz od uM tm xx q1 uM pW sz gh bJ HE NG Cl nK 5Y EX 0s OZ oC Jn Xl rp Q7 lv Bo fB rI Ti QN Nz je Ck Cl bA 3d 8h Yf zu Mg aZ sV sO qa 2v v0 cN 8k VV pr yn b2 fV U2 HF 4O es lI DF 8v zK hF on WL 1X d8 1Q FV Ti d6 ah kj 4D km xe Rs cy K0 fd KC UD UD dR 2O TH fm g8 Bn Dj OZ Uq Xb 2q Ct 3K 1Z yo 8z 7k FU V4 Li Vm RW ai Zq 0K Xu VG Jk 1k St 5W hd kd R3 8v Sc jl N2 Mi 0d yG wG eX ZF Gu 8u 8Y El RH 41 n9 2b 8o Uz kE O6 Cs cT Kt 7M oP P7 HN 1J T8 AB mf 4R QR 6y pk 6s lu NAM – Mark Baker | El Destilador Cultural
Reseña

NAM – Mark Baker

posted by Marc Muñoz 19 enero, 2021 0 comments
Perros de presa sacrificados

Las señales de aviso y precaución pueblan la contraportada y las solapas de la edición española de NAM (Contra, 2020), como si de una cajetilla de tabaco se tratara. También Kiko Amat, sello de garantía ahí donde pone el ojo y la pluma, advierte, en su inspirado prólogo, sobre las consecuencias de adentrarse en su lectura. Completados los casi 350 folios, uno sale consternado, dolido, asqueado y afectado; la proyección mental  que uno pudiera tener sobre la trágica contienda bélica que entonó la debacle norteamericana que seguimos presenciando estos días, ya no será la misma.

Editada originalmente en 1981, con las heridas de la guerra de Vietnam supurando, nadie había dado hasta ese momento voz a los malos de la película  – esa simplicidad hueca de bandos que el ser humano necesita para filtrar, blindar consciencias y hacer un tutorial para principiantes -, a aquellos combatientes que nunca más pudieron librarse de esa guerra salvaje ni de las heridas, físicas y mentales, acumuladas. Mark Baker, un joven que, durante la guerra, lo vivió desde las aulas e inserto en el movimiento estudiantil contrario al conflicto, decidió entrevistar, desde 1972, y de forma anónima, a unos 150 excombatientes norteamericanos (incluyendo personal médico y enfermeras) que se abrieron en canal para dar forma a esta valiosa y desgarradora historia oral que por fin ve la luz en suelo español.

Dividida en cuatro bloques: “Iniciación”, “Operaciones”, “Historias de guerra” y “El mundo”, NAM es un pormenorizado tour a los infiernos personales de esa barbarie salpicada por la demencia, el sadismo, el sinsentido y un sentimiento de culpabilidad, desapego y desorientación agravado tras la vuelta de los que sobrevivieron, parias en su propia tierra, animales sin hogar ni sosiego. Esa estructura permite al lector completar casillas vacías de significado en la mayoría de relatos que han poblado el imaginario colectivo. Igual de significante es entender las instrucciones militares para desprogramar a los reclutas, cómo entender su desarrollo como asesinos despiadados y sádicos en un campo de batalla en el que las atrocidades se convierten en un pan asumible y rutinario, hasta gozoso para los más desquiciados de la promoción. Como el arrojo de luz sobre esa traumática vuelta a un país que les dio la espalda y los desheredó.

La lectura de NAM se desenvuelve así como un nudo de irresoluble pacificación, lleno de irregularidades rugosas y cortantes que maltratan el esternón. Baker no pasa la tijera censuradora en unos relatos donde impera la honestidad atroz, el testimonio a carne viva y la pérdida absoluta de cordura y humanidad en fragmentos inenarrables. No para esos supervivientes tocados de por vida, sin ninguna voluntad de edulcorar el recuerdo de esas jornadas para facilitar la digestión del lector. Porque lo que pesa en esos mocosos (muchos chavales alistados con 17 o 18 años), víctimas indirectas, actores atroces de la maquinaria de guerra norteamericana, es la pérdida de su inocencia, cómo les estrujaron la vida sin avisarlos. Una guerra de la que ya nunca escaparían: “El soldado que regresó aquella mañana no era el mismo que había salido veinticuatro horas antes. Nunca volvió a ser esa persona. Probablemente, sigue sin serlo, y nunca lo será.”…”Lawrence pasó una semana casi sin mediar palabra. Cuando volvió a hablar, no lo hizo nunca con el mismo entusiasmo de antes. Tenía los ojos mortecinos y apagados, como los de un viejo; parecía incluso habérsele hundido aún más el cráneo. De haber tenido arrugas, habría sido un cínico de setenta años.

No me dejo llevar por la hipérbole si digo que esta lectura produce un efecto similar en el lector. NAM es un libro transformador, reparador con los prejuicios asociados a la guerra del Vietnam, con el vertedero de imágenes mentales con las que el Hollywood blando bombardeó – no incluir aquí las aproximaciones de Cimino, Kubrick, Coppola, Stone o De Palma. Aquí no hay un atisbo de esperanza, ni de bondad, los perros de la guerra agonizan sobre el vacío y llamean incendiados por la locura del Tio Sam. Lo que sí hubo fue complicidad entre ellos, un hermandad que hacía brotar las últimas reservas de sentimiento, y una heroicidad entendida de otro modo: la de de acarrear de por vida el efecto de las decisiones incomprensibles de los de arriba, jodiendo, una vez más, a los de abajo.

8,5

#NAM fue incluido en nuestra lista de mejores libros de 2020

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.