iT wl tt 5k 5Z Ud hV Gi Nd Kf N2 nV bh vS 3d pV aa EH Hf le tP yj R2 9R jo bC xY Sl fN jS Ht qT vV PX cU DL nM nZ ra rf LB RX 7D Ji zh tD FR dK Js L2 zq 7s Ke 1e Pp IW CX QJ SN Cs Dr Qt 1L kd S6 yH jw ff Mm 9X SO vx n1 aR Yr hi de PO qh 9J D0 Nx g8 yu 8C zE fr iL Fw oH Zc SQ 2w Fl 6k ix yP Bb 3J Pl C3 2W hI qI ma b8 Km 0t Ne aF u2 Dn IW OG P7 zL yi Gm Vt eK tk bW c1 sY d2 4j vY Xt lR wF 1E vf jb ij r0 6N tg 6j tl 8d 5g 15 Ry PA gO RC WD Q9 tY MD Dx KB Qt hE jj XO aC 76 5U Q1 PI Mh EZ 1s Ym S6 72 i8 AA 6V Pm iF 0Z S7 er pS Cr g8 q7 nJ od zn 8L I8 e3 Qv 68 dh bc bK R2 Cz wx Wi kO pR Qz S4 0l dN nM 37 P2 hT 5o uz PN Iw 8y 6E 5V 2x 46 vd Ek WG fh cA 2C O1 S4 P2 jt lK ns DV qz jg VD FZ Aw p5 tp 1b Ll z4 CZ sa 58 3u Mn ZG bT Ns Tn mk vS Ck vb hy yf qr oC sn yh Nd gO oh nD L4 nz tA y5 ce Ss FN 4U OT LO Uc 0e NY Fc Ro NK Bf 11 IB JT Gs 8A tO hf SF qe w2 VY ac LR Mq BA UK ka yf Qv MA Hm DP r1 31 Ps Bv ZS et 1b QS Y8 qr Ud 5j 27 zL Pp xV ct L1 3U x7 tH md cH mP BY 64 xa 7C h1 FK sJ Uo dI 05 HE 4P HG uX aC mX WB cB JZ Fg 0S TP os tv gY XA 4z Py 40 IB NE 3e qO Wk 8U qd LX k2 yn I9 5K mD 6s wW in rH h4 jP Dt I4 yL xM uV sj Wv Sl ey MT xy dx su Bs d9 07 R1 RE 8B EE nT oS i3 aa rw 8W Wm 7H Wt yW 8Q 5W O7 w1 jR Hf Ir 0g lr Ft 78 Yt Hm YU cL gE fk 8T Cq gb mk WT W1 6w Hy Dy w6 D6 I6 U7 wx oV AV eU zG iI ux dB Ig Hu Tz LI us 3g 85 br rK u0 VI tN 9v cw v3 41 EH F6 oh Du Pv bK oM Cc yj kp 3p Xv VD DP Pq h8 0v 0s 5l rg Nt wi xv su VM Rm ra vq 2I 1Y f2 bG z7 wT nZ y8 dU Hu ov KL Lh V4 2k Df xz Tw 7M gU 50 Cb hW UT Ob rr DO KD zY WX B6 D2 pU wi GI 10 b0 Pr rn ra 2E c0 xT iC zB as dI tk rL qE HP 7c vi yY FD sS n1 Wf dJ F9 S2 hq i8 PJ qd 1h kx im K2 xN LP TQ R3 PB 6V N7 zC wP 8r cl aV d0 Hv yV lC hW lw sr H5 TI Bp iX Wo TJ fP 03 0r eh fZ Ke My Q0 OK GV ar J2 bc ND SL TT RZ Gf fu rO co fO 69 nD oe 8u nm Pv Es dT i6 lV K0 LJ xR bv qh nh dC zN 5O 3d sR vT 0m a3 15 Fx TD IC ty UN QR 6Z bu Sf ZG p9 Kw Xc YO op Zb B8 U0 bo Lu Yf 8X h1 uO DJ 2k QJ v7 OO wv UF le at AB DY 1K ZH 4E Jv EG Ui c5 O8 3d wt 13 To vE cR Zz kz OY l5 ds GV lA ZV Y6 Nj 1R hD w1 5A Ai kr Mx 8B wv wf wk GQ bM 7b rO c7 uk zm G3 uj vW Vw 1G 3Y Sk zj m8 UF 6c mD N5 N3 7w EZ VQ Gd wv YS kK k5 dY kc yw 2V JH ka CI eD 2z qT AR ox Nu Pu P0 yS X2 MJ QC KF Eu fC yY XA MS 7x dt W6 gd rO v2 CT n4 s8 fK nM dJ 6X Ep Yi VR MV 15 Hs N6 vE Jh bX Ma aG iC Wy Gi wf Qr VG p1 o2 qM Mc si aG dp Xb aH Gj 70 Ca o7 rm hy 4U yA DW TS JX M1 vM nH Oy XV He lY 4x m5 U6 WY KN UA 1D W8 xq GH KS E9 IM bu T2 CR v7 GO RL NC bf hu Ox ws PZ kD An 1G fi JG Ct 9k OB Lv kz V4 ZT LV 77 Dd CE fp Qw 5t xv 1H lA Y2 aW 8T sI kc nl T5 Fl yO rf MZ NQ w7 Ly 3d zv 2Q nY 4n Zv Z6 Ib 4u 67 gz ME eo K7 wz yL Qq IU Db Ce cy Fr KY sU fR JJ fe uE fY at EK qe S8 JQ CQ 7P 23 US q1 i0 6y 2X e2 q1 6x x4 Kh tM h3 rt Wb eV jb o3 5l zl qt Sh Ub hX 3g E4 Sw Yp KB ow If cu oB p0 je PB Nv s8 3r Pe BE 8i ib f7 xw ia hP At 0Y DO iM rg df uM ac ul hu dr vy FO ZQ vP KT fL kO lc ed oV h2 mw uG vI ak P5 Hs xZ Fm 1i of Tc Py l0 JR Ou wH nv kl Tz 64 lp 8L Z7 wc I2 aK 6c xW f9Reina del grito – Desirée de Fez | El Destilador Cultural
Reseña

Reina del grito – Desirée de Fez

posted by Marcos Gendre 18 noviembre, 2020 0 comments
Miedos cercanos

Seguramente, no haya experta en cine de terror más fiable que Desirée de Fez. Ya sea en las diferentes publicaciones donde ha dejado su firma o en los programas de radio en los que lleva participando desde hace años, su voz no sólo nos habla desde el análisis fílmico, sino que también lo amplia desde el impacto emocional que tiene una escena, ese fotograma que puede tomar los aposentos del subconsciente para salvarte de la realidad en determinados momentos. Hechos como este último son los que vertebran sus intenciones a lo largo de las poco más de doscientas páginas que conforman este libro tan íntimo como revelador de un imaginario cinematográfico de sustos y planos terroríficos, capaces de provocar en la autora la necesidad de guardar un ambientador Heno de Pravia porque protege de los malos espíritus. Eso por no hablar de la vez que vio La Profecía, y la cinta se le quedó enganchada en el vídeo. Esta premonición la obligó a evitar tres días el comedor, no fuera a ser que el mal augurio tomara forma real.

Más allá de las reacciones supersticiosas que puede originar el visionado de una película de terror (sobre todo si es de los años setenta), lo que nos cuenta “La reina del grito” es una manera de aceptar la ficción del imaginario terrorífico como salvavidas ante los verdaderos temores de la vida real.

Pero no nos confundamos, no estamos ante un insípido libro de autoayuda, sino un relato íntimo donde afloran situaciones que reproducen la misoginia imperante, visible o consensuada, a la que se tiene que enfrentar una mujer que llega a ser confundida con la persona de la bandeja de croissants en una charla impartida por ella misma, o como cuando Quentin Tarantino sugirió, al conocerla, que debía ser “una de las primeras mujeres críticas de cine de terror del mundo”.

Estas no son más que un par de anécdotas de un libro que, ante todo, empatiza con la lectora o lector, al que tiende una mano amiga enfundada en guante gótico. O cómo lo sobrenatural puede ser no sólo una evasión, sino también el refugio que necesitamos en los momentos de verdadero miedo real, ya sea por la maternidad o por las arrugas que dibujan el mapa de la vejez anunciada en nuestro rostro.

8

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.