Long drinksMúsica

2013: Un año de música

posted by KeithModMoon 16 diciembre, 2013 1 Comment

2013 será recordado por presentar una de las cosechas musicales más nutridas y excelsas en años. Ha sido un año protagonizado por los grandes retornos: Desde My Bloody Valentine a  David Bowie, pasando por Boards of Canada. Aunque también el del lanzamiento de nuevo material de varios pesos pesados: Arcade Fire, Daft Punk, Kanye West, M.I.A. 12 meses en los que nos han acompañado las correspondientes revelaciones y decepciones, en los que hemos descubierto a nuevos talentos y hemos sepultados a otros. Un año que nos deja intensísimos momentos musicales en vivo, y grandes discos que no deberían ser nunca descatalogados. Para amasar todo este año de música hemos creado este particular pentagrama con las notas musicales del 2013, y que se irá rellenando a medida que vayan saliendo nuestras otras listas de lo mejor del año.

In the soup:  Miley Cyrus

Miley Cyrus

La campeona del año pasado, Lana del Rey, ha batallado en el último tramo del año para volver a ser el personaje “in the soup” de la temporada, pero no ha podido hacer nada contra Miley Cyrus. La joven cantante ha explotado una nueva imagen sexual y provocativa en mil y un saraos, videoclips, y cualquier promoción o imagen que la involucrase. Ha dejado atrás su imagen infantil proyectada en la serie Hannah Montana para intentar convertirse en la nueva reina pop que sabe sacar partido de su faceta picara y descarada. Sonados fueron sus pasos por los MTV EMA Awards, el Saturday Night Live, y su vídeo para el tema “Wrecking Ball”. La hemos visto fumándose porros, dibujando falos, mostrando los pechos, haciendo un “twerking”, y cualquier otra posición o acción que le ganará un puesto destacado en revistas, diarios y webs. Un boom de popularidad por el que la MTV  ha decidido otorgarle la distinción de artista musical del año. Ni Pharrell, ni Lana ni Yezuus, el “In the soup” de este año es con toda justicia para Miley Cyrus.

Rookie del año: Disclosure

Disclosure

De la noche a la mañana los hermanos Lawrence se han convertido en los grandes alborotadores de la escena electrónica británica. Tras empezar a causar revuelo en 2010, el dúo se ha consagrado este año con la salida de su primera referencia en largo, ese Settle que contenía algunas de las gemas más resplandecientes de la temporada, como la inmaculada “White noise” con colaboración de AlunaGeorge, otra de las grandes llegadas del año. Una energía desbordante canalizada a través del Uk garage, la bass music, el deep house, y el garage house, con la que han conseguido crear a su alrededor  una potente corriente musical que se ha expandido como la pólvora por los clubs británicos.

Sophomore del año: Youth Lagoon

Youth Lagoon

Trevor Powers, la persona que se esconde tras el alias de Youth Lagoon, dejó a unos cuantos encandilados cuando en 2011 editó su primer disco, un The Year of Hibernation que proponía un fascinante viaje a través del synth-pop y la psicodelia. Este año, ha vuelto a maravillar con su talento, gracias a Wondrous Bughouse, un trabajo en el que enfatiza su apuesta por el pop psicodélico de vocación introspectiva. Una nueva joya en su palmarés que debería situarlo como uno de los talentos con más proyección de tierras yanqui.

Comeback inesperado: David Bowie

David Bowie

Sin duda la sorpresa (y casi la noticia) del año ha sido el regreso anunciado, pero totalmente inesperado hasta el día del anuncio, del gran David Bowie. Esta historia viviente del rock sacó a la luz un nuevo LP con el que rompía diez años de angustioso mutismo. Y volvió de forma pletórica, para acallar bocas sobre su estado de salud, y manteniendo una inquietud musical fuera de cualquier discusión. Una vuelta enmarcada en una productividad envidiable, ya que el artista inglés no ha escatimado esfuerzos a la hora de presentar videoclips, colaborar con bandas de su afinidad (Arcade Fire), y sacar material extra que no tuvo cabida en el disco. Un Bowie al 100% de sus facultades, convirtiendo en oro todo lo que tocaba.

Comeback esperado:  Black Sabbath

Black Sabbath

Compañeros de generación de Bowie, la vuelta de Black Sabbath se esperaba desde hacía 35 años, cuando sacaron su última referencia. De la mano de Rick Rubin, Ozzy Osbourne y los suyos volvieron en junio con 13, un disco que sorprendió por presentar una admirable faceta musical de la banda, quizás esa calidad no se esperaba en una formación que se mantuvo tanto tiempo en formol.

Decepción esperable del año: The Strokes

The Strokes

Los neoyorquinos han vuelto a decepcionar a sus fans. Dos años después del semi batacazo causado con Angles, lo han vuelto a intentar con Comedown machine, un disco que incidía en la herida abierta que aflige a la banda y que no pronostica nada halagüeño en un futuro. Una desorientación sonora que se apreciaba en su peor versión en píldoras como “Chances”, “Happy Ending” o incluso ese vilipendiado y polémico “One Way Trigger”, que mezcla sin pudor las melodías de “Take on me” de A-ha con la de “El muelle de San Blas” de Maná.

La muerte más llorada: Lou Reed (1942-2013)

Lou Reed

La desaparición del cronista del lado salvaje nos ha dejado a muchos desolados. Un cáncer de hígado, después de un transplante que no causó el efecto deseado, ha terminado con una de las leyendas más feroces del rock&roll, una de las figuras clave para entender gran cantidad de grupos surgidos a partir de  la sombras de The Velvet Undergound, probablemente la mejor obra del músico neoyorquino. Se ha ido un grande, uno de los más grandes, aunque seguiremos resucitándole con asiduidad gracias a los himnos que fabricó en vida.

Festival del año: Sónar 2013

Sonar 2013

Pese a los temores iniciales que auspiciaba el cambio de escenario del Sónar de día, el festival barcelonés convenció en su nueva ubicación, ganado en comodidad, espacio y sonoridad. Una edición, la vigésima, que deparó grandes instantes, que volvió a traer lo más selecto y destacado de la escena electrónica, convirtiéndose, un  año más, en el festival de referencia mundial en su especialidad.

Videoclip más impactante: “Dancing anymore” – Is tropical. Dir: Megaforce

Videoclip y experiencia interactiva del año: “Like a Rolling Stone” – Bob Dylan. Dir.: Vania Heymann

Videoclip Bob Dylan

Temazo del verano: “Get Lucky” – Daft Punk

La irresistible melodía de los franceses, con la inestimable huella vocal de Pharrell y el bajo glorioso de Neil Rodgers, penetró en las partes más profundas del hipotálamo para terminar convertido en el temazo del verano. Los lectores de este site así lo consideraron con sus votaciones.

Artista nacional: The Suicide of Western Culture/Oso Leone

The Suicide of Western Culture

Los catalanes The Suicide of Western Culture han completado un fabuloso año que empezaba con la salida de su segundo disco, Hope only brings pain, que los ha mantenido girando durante todo el año, y haciendo escala en algunos de los festivales más importantes de la península. Aunque sin conseguir la misma atención, también ha sido un gran año para los mallorquines Oso Leone, que con su segundo trabajo, Mokragora, emprendieron un viraje de su sonido hacía páramos más anestesiantes, agradables y estimulantes. En definitiva, dando cabida a un sonido más gozoso y genuino dentro de la escena patria.

 

Concierto del año: Maceo Parker – Palau de la música
Maceo Parker Palau de la Música

Foto: Marc Muñoz

Canción del año: “White Noise” – Disclosure feat. AlunaGeorge

Álbum del año:  Yeezus – Kanye West

Kanye West Yeezus


1 Comment

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.