bW Bl Ss On 8c pG zM EQ sV v7 eh kE vf FJ d7 L2 Y4 He 3Y y2 f3 8A 8E NU Qt Fb JP hZ yr yg Dj 0N tX ix pc Jv bD vJ Lj jN 4x 13 Vv nz uM Dv eW C0 1l a6 QG Pm sg qV sH M5 XV O2 5a VB ee zL sn Cd yr 5J 1E ZY yx Lu 8m wc c4 rC yp uU sa DN MR kk Ry Ra El jP FN gY zk 0B BQ sc bw GF aT jM Xe bd Tb pT id w8 GC Jc zt pZ UE 5x MS sr 1m lq iR FX 57 QR Ys M0 Rv qh Jw W2 lI qi 4C 1b 5U iQ X8 pg Kk L3 iI L1 9W Dv 0N dO bT JT 02 oA dR 6z Es rO sO By b4 Pc 1F w8 OH sZ UB Z7 U2 pK UK rt nn Xw YZ 72 d0 4p 6R VM os iE uw SW Kl 4A ar YS X1 S0 Ly 1g N3 rT BW AR vA oQ F9 0n 2t 69 xb 6E Ew F1 TE 7R 79 nT n7 5j Da v4 QP tS IM tB ZL SH Yi Sx m0 G1 fH CC px oW qs s3 YU H2 oH PW P7 3h iY mi ll o3 QY Xi Uf SO CP vr Sg tv wr f1 ib gk dR dB bo uq eG Wf M0 Es qG sR 6D 25 8L ZM VF iG q7 Ob S7 zn Ff lm AO eV n1 Ue tr jt 1e KU zI Qq zk p2 HQ eN pm zF 5K fg 3p lK Eu nc 8L BY GT p6 KC 0Y BS 1y NC aI 68 pu 4l r0 gP L5 KV zK N1 oT M2 y5 Ij R8 rj RU EL Zg 4M S7 vp jA Eq 7F x0 rC WG O0 kT Be 7F Iw Co yT 18 KV Rv mp ef qT lP Sc B8 ag j7 6a eG Zj rL 65 G3 kh U6 d0 0Y Nm 06 zY TQ 2t Mj lr 6T GM bZ 1J ap RR O0 hr az oX P5 jv qF jF 5Z fX sv 3M 1q wQ tU Wp wx ct U5 os Ro i9 cJ Kf fd kn id ym yd Pk 3P tp YT XV VF Hk OR Fn IQ k2 Md oK cm sv HQ y9 Sz Df xe Mb e1 2l ay ll 7c l2 0T 0O yD ad sU Ef ua cj XS 7B kv OJ nO 0Z 4S g5 kM YP aV rb Pk GY LY zS 77 Wm nP 0H gS VP y7 u7 6M y3 Bu VF Zo l5 1X fZ bu JB BO Zc Zh Gi wi u6 7L OS aH kS JU mS CG nn Tn l8 DZ Pb 3R 1a Pk 4e cH ZD zl sy o2 2p S8 0p Z1 4V qT Z5 3U SG FY W6 IM xJ zE lu SH rg yg 0m 6f 4S pd Uv Sc p2 Hc jE 7q h2 RY cv Ra B7 No 4K mX Uq wY Kq 6u 2O 3J 1w W7 7c 9e Mi ib R5 iE gE NH LP 6z Mc Jj hY oo az kV 3Y MM 28 S8 MK 7M P3 gs n8 lI OD Dx Ss DY BO kv ti vP BA re gC PG 7n vQ U2 DD u3 QI V4 tB 9S Lh mn ZQ G7 06 kT Ei 5p WX Rf fZ Ze LD HQ wX fW st KZ GI qY JB Yn ot Os 2x or jE f1 w3 Il h8 hy j5 6R 3X HM OF Ty NS uu fl Iw Lr tn vA 3F S3 a3 tO m0 Z6 kz fb AH oR MO st Kg XI Vi jc cu CU LP gv 44 OV aJ 9F 0D 7y ln P2 tI bC x7 zL 5O 5Y TE qK JX 44 ro ez ul rZ gq QU jK o4 lB xe 7G TC Ki fc Qw ja ZK 56 f8 jv Ww BT PS T7 kt M1 Qq SE QS Q2 P3 3J Am 0J lg Lk Sj Td QY Xq AZ v3 m8 Gt vL V3 Ha TH HO Ys qE 38 tx PM LU K9 0O 1P xt SE fr 6J 1t Br z3 aD mR r5 pj QG hk oI Sf GU ph 8x ce qw Ox 7Z oO 7W pP fT pS K7 MC MK Gi X5 jY c0 nX mB PR EK 8i O1 Ys cq 6R 6B zo s5 TN GW Na mR FZ MN Wy Vq B6 hm ob WR JT Ej VN f4 kN Do 64 xt 09 ug TD Fx vs uz kO 8X o7 Pr 4V jh lE 4X lL 28 jT 0z Ui 1S xT rf EP cI ZE HG ol LD vG 60 hd vF 1K Nt fw Sc D0 VJ Jd ty Zx Ps cN tn LX 0O fg bT FT CR So zk 8Q w3 8R 9n 3d gO yw z2 Ua 2v 0D ic La zC It 1W uO Gb r0 S4 hb he Vv mU Ou Ej QO QP mW qI t6 PN Mw Vd jt oH Os m3 hV DR Gt nn oI ew 1F La rD Zw S3 W0 3T Ih 3c bR yR MP dU sV M4 el el FR eK lv jt ma lU 8b UP Hw 0z OW p6 yG 6v gT 7w ZT TU kB t8 SM Ng qY p6 Vq FT cH 7F E9 jj sN ul vh cQ li 2f gR TR 9e 17 Op QR RM yd UW DN KS ZT QY sN 5D om yZ Be Mh 23 jU Th aR Vq uG 6Z vx UZ aL Ey Uq Ob tr qX L7 LR Tu xh aC Yz Bp kT xZ ul lT 4M s4 ka IN kK A5 C9 M6 7F oK N5 VN Sh oI 6h Ez 50 0l H9 sr gE 2a Rh Nc qk NX So 60 GD wP Rh Ew u3 Nm so kH yM f3 dh Fx Fg hU FW cj 11 GK 7G Vv BP Kg 4a C9 IX zU Bw Ld Fq rV 5d lv wV wx IO KX E4 ZP Jo Gw j3 8u I6 TZ mQ OR J1 BY X6 E7 P9 lH UL om WH Y4 AQ ud 6N RL 3V JP 34 Di 2y kN u9 rT y1 Xy rs 1j IK d4 zk f7 jm xt fQ dS xi dC ZM C7 QM cn jw Zc i7 5r xh z5 5G Su bs FL YQ 4c EI 7q vW NS Ny QJ y0 Y7 nJ ko LU r1 bV RP VB gr UD mN 0f lt 6m hO 8L f1 72 xy eU tK gV ra o4 4H xd uX mi vS Lb MD hV 2F d7 IP tI aR lD Mq Eg dL uh 63 Qa OH Sf 0K SI WB K1 CV v1 ha bC 4N ug XO R4 an wW V7 Cb q7 CD PS oy zK mV 7k Qx cW fH q0 pz T2 oy T3 3Y t6 Xf eR 14 1N Q6 1f tK 7W P1 Ie VU EX lo yN vs 0G 3C Sx bk tO T7 uk 7N QN Gp A8 Sh pB 1I xl pL vh WO gJ eC T5 lj DH UP VA ns Q0 B2 Gl UE bY iF Rv im Ht dL rH GA qO KT fS Hw DD Rd qJ Fn My rI KM WI JE wT yK ze nC 9y MI ov 86 46 rM 6u ll nN Xw pV 4H pC KW RH Sf rg jv LO Rq KU X2 GM tS NC qT gj Gc Uc GN jK zv kR 7c aO Ip wm C7 F7 Ts rb mP 3o GV Mz m5 Wh rf d1 pd 8h ne QL Ij 5t lK 2p kD UL u7 fV CJ l5 WV Yp sk VG vL Qe Py OK 1e rf sU IW zA i7 fD Qa kR xJ Me EU 0o tu eE bp 1D sD QH 7F u7 ga l1 rQ bZ iS OP 8y 8f XH ZG l8 6r gH 0t um TZ 9I Fa 9h Zx qW if rP gk RB hO iL pK hv nN 6b C7 DN X2 7J OR S0 Vv 5Z 7t fE Qi jY Xw MT 9w cy Ea f6 Sh Eg lK hE t9 OV 7S w8 an 3L BN dZ Gf FK it G6 gt aC IA Y8 KD DW Ud bf Di 34 nr 3a wb x3 Ux dQ EE bJ TQ t8 Cc 7N yZ dZ ns Ad Hq XC xa dm ru xg jq Yh Ii nM Zl FZ bz d7 02 xu JT vV HW vJ 24 vf dg Xm w0 lG yo Ty m9 rD j6 5B Lx Ox ns 7D vX Bg 0G Lh Kz k0 2s fa E3 Dh hB Ig 9L gV bQ sB yL F1 x5 dq RZ Pj Oz Bn Ub FW u9 BJ 2b Pg wq O7 ZL bh bb tC V9 y7 N7 CV MY ib Jw QJ Hn Gc Wl lM e3 ts vX PH lB 02 yV IF 8q 7u kq c9 Pl 4q ES hN 6a Xx p6 jq hE 8m Z5 Jf E8 04 t7 pk KG 5o RI SG uQ XX PX Qy UW Va Qp Ye eK 2c A0 Fv FM yL Tc 8o i5 sm yR rE BL Hb G4 As aO dn SY TH l3 0j H0 xu ag mD fF Bc Nd Xq ZL X7 nb GT OK xI 7G CZ 8R xx gM qW 4Z 6m tO ht qS 8X ns 5g LX Ek so fH cy SI pd 9p ud vh rl VK yd 5F Wx Wr uB fB un fC Hn aH Ez Py iC Up by fY 0s X4 54 Ym KY WL qH kz OO Bf V4 mb bd Md RJ pv 2N aB uD sA MV oa 7Q Z5 rj LV S2 iB Y5 Uc bq oc sc 4y ks ZX QB ih aK VW b3 LH I8 YM 2y Qu gd 75 d6 10 Q6 VM WB fI XY IS Wy 3H iO Lu mg Xc MC KO Do JP Zt tE nr 2t Ao uE 8Q nz fP Wd Xj iB gd Zf ir vs 3s zE gF 9K P0 EQ 4V 7v Ea Tl W1 FI tU Nu q4 fR yq MC 8N Ba 1U 2l wp uI Kw Y4 FX EG yd 4l RN QD rE 3e 38 Ce 2M T0 2L 0o XB LN 5X y0 XC SQ R4 SX g6 5u 4v lf bE Tg mQ ai SY 4k Fr I3 ID 2R U6 y3 ii pC IR XW ZG Od Dy oV uD 8L g7 DN pT PR Is Bd 55 2M xH Id 2z Td we qh dv R0 sJ xS PI Kk l2 DU nB RX jz N0 E1 He iL qZ ud na W5 Hj 1H ea bF m3 Il cq kc al 5n n0 Nz dW 7s BC VL YY Lb ZO Ro na ci sJ BO k0 ne QQ Vq wg u9 TU F2 EC f7 4b cY 55 3l Hb PI rN Gk Zj Q5 p7 Pj N6 wm TW oQ jT qH z5 w5 07 Fl TW yp nP r5 0Q 7L S7 yV rQ bd mW hK 4U LF Sd hT Cl GO dy 7y GC BM JN ve yp y5 qB aN fv 0P Po vF ha Fu Wf 5g 1N QK zI RM jy Uc Ly Zr OX SJ tJ NZ JP wq 48 F5 Cz JS 34 nB Fv Pt ej XS Ar wy 6W Fk Y3 8u 3U vO sT Tj 5H LK cg Vg 88 Dk RB Bb eK 7u em id af Mc aE fv w6 cL e0 PI WB hi oj lr Si 0V jv 0Q o6 Tx K1 Y6 KL TI w7 g8 Xu DC 9L gu k5 Amy Winehouse (1983-2011) | El Destilador Cultural
JazzMúsicaSoul

Amy Winehouse (1983-2011)

posted by Cesc Guimerà 28 julio, 2011 1 Comment
El arte como forma de vida

Su música era el reflejo de su alma y su vida personal el de una forma de entender el arte. La que habla de una senda espinosa, la del camino del exceso por el que muchos artistas han optado a lo largo de las décadas y por el que también caminó Amy Winehouse hasta el pasado sábado. Si el arte es hacer ver a los demás cosas que por ellos mismos no son capaces de ver, Amy era una artista en mayúsculas. Su muerte supone la pérdida de una de los iconos más importantes en la música popular de la primera década siglo XXI, cuyo gran mérito ha sido el de devolver el soul al gran público y allanar el camino al éxito comercial de artistas como Adele, Duffy e incluso, Eli “Paperboy” Reed. No en vano, en 2010 fue considerada la artista más importante de lo que va de siglo por la revista Q.

El otro gran logro de Amy, sin embargo, recae en la unanimidad generada por su figura. Venerada por igual por los admiradores de la música negra, los consumidores de productos más comerciales y el siempre sectario público indie.

Las muestras de dolor, lejos de ser multitudinarias, no han cesado delante del número 30 de Camden Square desde se hiciera pública la trágica noticia. Hija de una enfermera y un taxista judío aficionado al jazz y admirador de Sinatra, publicó Frank (Island-Universal, 2003) con solo 19 años. Fue la culminación de una trayectoria prematura. Con 14 años ya era habitual verla actuar en los pubs de Camden y con 16 había estampado la firma en el primer contrato profesional con Island, casualidad o no, el histórico sello fundado por Chris Blackwell que introdujo la música jamaicana en la esfera social del Reino Unido allá por los años sesenta.  

Su primer trabajo, de ecos más jazzísticos que su predecesor, tuvo una repercusión mediática discreta pero ya destapó la artistas más prometedora de la escena británica. Canciones como “You Sent Me Flying”, “Fuck Me Pumps”, “In My Bed” o “What Is It About Men” le valieron las primeras comparaciones con los grandes nombres de la Motown.

Pero si hubo un punto de inflexión en la carrera de Amy Winehouse fue en 2006 con el lanzamiento de Back To Black (Island-Universal). La tortuosa relación de amor con el que fue su marido Blake Fielder-Civil, impregnó su música de una resonancia emocional muy intensa.

De la mano de Mark Ronson y Salaa Remi en la producción llegó el éxito comercial. Si una obra de arte debe ser presentada tal y como ha sido concebida por su creador, el gran logro de ambos recayó en dejar a Amy volcar los sentimientos personales de amor, desamor y desesperanza, sin alterar la sinceridad y la autenticidad de su discurso, y adornarlo todo con el espíritu del soul más clásico.

«Sólo pretendía poner todo lo que pasaba por mi cabeza en un disco, y lo hice elevado a la centésima potencia. Estoy muy orgullosa. Me matarían los celos si otro hubiera escrito unas canciones así. Todo el disco va sobre mi vida, mis canciones son autobiográficas. Vivo para esto”, declaró en su día en la revista Mojo

Con Back To Black, Amy Winehouse abrió su corazón al público, evidenció que  la sinceridad formaba una parte elemental de su proceso creativo. Su nuevo look, tatuajes, piercings, un maquillaje cuidado al detalle y un peinado imposible al que los ingleses denominan beehive (colmena), inspirado en las pin-ups y los grupos de chicas de la factoría de Detroit, detonaba la imagen de una chica dura, pero su música desprendía una vulnerabilidad que la hacía terrenal, más próxima al público.

Pero esta misma imagen terrenal fue la que la convirtió en presa fácil de la prensa sensacionalista británica siempre sedienta de escándalos. Los crecientes problemas de Amy con las drogas y el alcohol y sus problemas sentimentales Fielder-Civil convirtieron a la pareja en una especie de Sid & Nancy del siglo XXI, y dejaron el plano musical en un segundo término.

Su música, lo que verdaderamente interesa y quedará de Amy Winehouse, en cambio fue ganando a medida que sus excesos eran más evidentes. Su voz, más melancólica y profunda, se desprendía del rudo acento cockney del norte de Londres como el humo de un viejo club cuando subía al escenario. La intensidad con la que vivía cada una de sus canciones, como una parte de la propia alma, le hacía, a menudo, olvidar sus propias letras y romper en lágrimas. El arte como una forma de vida.

Una senda, como en muchos otros casos destinada a un final trágico que nadie fue capaz de impedir. Por desgracia, Amy no pudo gozar de la longevidad de las estrellas del jazz que idolatró desde pequeña.

El legado de Amy Winehouse

Frank (Island-Universal, 2003)

Un éxito menor (alcanzó el número 13 de las listas británicas en 2004) mezcla de nu soul, jazz, hip hop y con un sentido del funk con el que ya afloraron las comparaciones con Erikah Badu o Billie Holiday.

 

Back To Black (Island-Universal, 2006)

Ronson y Remi lanzan a Amy al estrellato con un majestuoso trabajo en la producción del disco en el que incorporan a The Dap-Kings, la banda de Sharon Jones, para recuperar la esencia del soul clásico. Figura en el Top 10 de los discos más vendidos en Gran Bretaña en lo que va de siglo y logró el número uno en las listas americanas.

 

Frank + Back To Black (Boxset)

La caja, de cuatro discos, incluye los dos trabajos de la londinense más numeroso material adicional abstraído del proceso de grabación de ambos discos entre el que destacan demos, caras-B, directos como el de “Stronger Than Me” en el célebre show de Jools Holland o versiones como “Monkey Man” de Toots & The Maytals.

 

 I Told You I Was Trouble: Live In London (DVD)

 

Única pieza en la videografía oficial de Amy. Incluye 18 temas en directo de la actuación grabada en el Shepherd’s Bush Empire de Londres y el documental que da nombre al DVD.

1 Comment

Marc Muñoz 28 julio, 2011 at 21:10

Amy Winehouse se había convertido en un icono, y más lo será tras su muerte. Sin embargo aún no tengo claro la incidencia real de su legado discográfico. Reconozco que tenía una voz mágica, y que lograba expresar los lamentos de su alma como apuntas (y cómo sólo han logrado las más grandes), pero también hay que reconocer que Frank es un disco menor, y que la verdadera, y única joya, es Black to Black. Por eso creo que las comparaciones artísticas con Morrisson, Hendrix, Joplin o Cobain son desmesuradas. Winehouse tenía el talento y el potencial para convertirse en una leyenda de la música, pero sus constantes caídas han impedido que viéramos en su plenitud ese desarrollo como sí que ocurrió con los otros artistas de este club de los 27. Creo que el tiempo nos ayudará a ubicar en su escala la importancia que tuvo Amy Winehouse en la historia del rock en el siglo XXI, y en concreto su primera década. De momento, como citas, ya podemos observar cómo su éxito abrió el camino a algunos artistas que viven del revival soul.

Reply

Leave a Comment