CrónicaElectrónica

Crónica MIRA 2018

posted by KeithModMoon 12 noviembre, 2018 0 comments

Tangerine Dream MIRA

En su séptima edición en suelo barcelonés, el Festival MIRA consolida su propuesta por dar cabida a la electrónica más arriesgada y al arte digital como encaje en las corrientes vanguardistas. Una propuesta acolchada en el extenso entramado cultural de la ciudad como puso de manifiesto la holgada asistencia de publico en sus dos jornadas principales. En su parcela musical hubieron propuestas de toda índole, desde dj’s rompepistas facilitando el escape hedonista hasta propuestas extremas desposeídas de ritmo y esquemas melódicos. Repasamos a continuación lo más destacado de esas dos jornadas en el emplazamiento de Fabra i Coats.

Viernes 9 de noviembre

El plato fuerte de la jornada fue sin duda la presencia de Tangerine Dream, La banda clave del krautrock se presentó en Barcelona sin su líder fundacional (Edgar Froese, fallecido en 2015) ni ninguno de sus miembros ilustres que circularon durante la etapa dorada. De hecho, su formación actual se compone de tres incorporaciones recientes: Thorsten Quaeschning, Hosiko Yamane y Ulrich Schnaussm paseando el legado de los cincuenta años del grupo. Pese al despliegue instrumental (con un sintetizador que hubiera captado la atención de Vangelis), no fue su paso de los de recuerdo imbatible. Su show arrancó por las diatribas new age de su sonido, incluso, dando espacio y tiempo a una sonrojante aproximación al eurodance. Y no fue hasta el tramo final, que pusieron los dientes en el krautrock primigenio y empezaron perfilar las cualidades intrínsecas de ese space rock y la electrónica ambiental más reparadora. Al otro lado de la pared, en el envolvente 3D Sound Room, Dj Stingray subió la temperatura con sus embistes de electro. Aunque el punto de calentura máxima, hasta el punto de desgastar los cimientos del complejo y fundir sus pilares básicos lo provocó la ignición atómica entre el dancehall de The Bug y las rimas y el flow amarrado a este de Miss Red. Unos bajos rompe nueces instalados en la caja torácica y poseyendo el cuerpo y las cuerdas de Miss Red, quien, a su vez, desencadenó, entre le personal, baile más desenfrenado. Un show colosal, de un sonido robusto y ardiente, de los que sacuden el pecho mientras te lanzan irremediablemente a empaparte de sudor con el movimiento frenético y libidinoso.

Sábado 10 de noviembre

Yves Tumor

La jornada arrancó bajo un aire nostálgico, el que propició la banda Seefeel interpretando su clásico noventero, “Quique”.Ensoñaciones ambientales bajo suaves mutaciones de electrónica. Le siguió la electrónica atómica y rupturista de un ATOM que empezó a vaciar el escenario principal de ritmo y melodías. Proceso concluido con el asalto a escena de Yves Tumor. El productor norteamericano, bajo unas pintas propias de un personaje de un filme de Takeshi Miike, implosionó la materia sonora con una ráfaga de noise apocalíptico acompañado por sonidos guturales y distorsionados y la supresión de cualquier ritmo o espacio melódico. Lo suyo fue más un acto subversivo, una performance artística, que un encauzamiento en un live de electrónica. Porque su música editada por Warp tiene un recorrido amplio que en Fabra i Coats decidió boicotear. Fue una actuación abrasiva, de las que lastiman tímpanos y paciencias, pero su insano discurso terminó desgastando la propuesta, llevándola hacia un callejón sin salida. Tras la prueba de resistencia, y para muchos, sesión de tortura del show de Tumor, los tonos coloristas y rítmicos se volvieron a incorporar a la programación con Rival Consoles, Josey Rebelle y, especialmente, ese fin de fiesta bullicioso que supuso el set de la Dj Avalon Emerson. Los más insaciables y energéticos terminamos la singladura del MIRA Festival en el afterparty de sala Razz a la merced del techno fibroso, el electro y la miscelánea de estilos que pueblan las sesiones de Objekt. Merecido fin de fiesta para una edición notable.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.