Crítica DiscoHip-hop

Viniloteca Siglo XX: Jungle Brothers – Done by the forces of nature

posted by Marcos Gendre 12 marzo, 2014 0 comments

Jungle Brothers done by the forces of nature

Año de publicación: 1989

Discográfica: Warner Bros

Una de las bandas más tristemente ignoradas de la edad dorada del hip-hop -1987-1994-; en realidad, los Jungle Brothers fueron uno de los grupos más importantes en la consolidación de la gramática hip-hop hacia el jazz, el funk; y en su propagación hacia nuevos terrenos, como la música dance -para el recuerdo siempre quedará su seminal single de 1988, “I’ll house you”-, la música africana y la psicodelia.

Herederos directos del hip-hop bizarro patentado por los pioneros, Stetsasonic, Jungle Brothers llegarán todavía más lejos, llegando a crear junto a, los más reverenciados, De La Soul, Queen Latifah y A Tribe Called Quest el coletivo Native Tongues: el punto de partida básico de una postura musical en las antípodas del fragor guerrillero de grandes francotiradores, como sus vecinos neoyorkinos de Public Enemy; y los grandes rivales de la Costa Oeste, ejemplificados en N.W.A. y su atronador Straight Outta Compton (Ruthless, 1988).

Portadores del inequívoco genoma crítico de toda banda de hip-hop que se preciara en los años ’80, en el caso de los Jungle Brothers, sus exposiciones narrativas estarán más centradas en una búsqueda de las raíces africanas como base sobre la que propagarse hacia todos los males con los que se encuentra en el día día una comunidad, la afroamericana, casi siempre tendente a obviar sus raíces africanas. En este sentido, no pueden ser más representativas las orgullosas líneas que dan pleno significado a “Aknowledge your own story”: “The reds for the blood, and the blacks for the man, the green is the colour that stands for the land”, “All come from Africa” o  “Africa is the mother of civilisation”. En cuanto a este corte -dispuesto sobre base musical minimalista de tribal pulsión selvática-, también estamos hablando de una de las dieciséis piezas maestras que conforman el clásico Done by the Forces of Nature (Warner Bros, 1989): el segundo álbum publicado por este trío formado por los MCs Mike Gee y Afrika Bay Bam -nombre en claro homenaje a Afrika Bambaata– y el Dj Sammy B.

Nueva York trasladada a una jungla de latido africano; aunque a su manera, la metáfora sobre la que se asienta esta obra bien podría compararse con el Nueva York ilustrado por el Lou Reed de New York (Sire, 1989), obra que, curiosamente, saldrá el mismo año que este LP.

Vuelta al corazón del disco de los Jungle Brothers, estamos ante el gran damnificado por el enorme éxito del, por otro lado, enorme 3 Feet High and Rising (Tommy Boy/Warner Bros, 1989) facturado por De La Soul. Relegado tras la sombra de este clásico del hip-hop constructivo; en realidad, Done by the Forces of Nature no le tiene nada que envidiar. Y es que, entrando en sus entrañas, nos toparemos con un flujo alterno de ritmos tan infecciosos que su mera exposición  provocará un demencial, y revigorizante,  chisporroteo de frugal energía, qué ni la bilirrubina.

Bomba encadenada de repetición, la inmersión en la selva regada por estos alquimistas del ritmo aterrizará mediante el abrumador fragor dance-hop de “Beyond this world”  -incluyendo una reveladora mención al “Planet rock” de Afrika Bambaata, el himno fundacional del hip-hop-. Tras una descarga de estas proporciones, cada canción subsiguiente irá abriendo una nueva puerta a través de la que se colarán colores abstractos de distintas gamas: el jazz minimalista de “Feelin’ alright”; el ambient mezclado con coros africanos, mediante “Sunshine”; el arrebato super funk del sintetizador emulator 1, trepanando la columna de “What U want 4” y “U Make me sweat”; la tribal jungla electrónica de “Good newz comin”; la psicodelia fantasmagórica que se respira en cada poro de “Done by the forces of nature”; la inquietud industrial soterrada entre los latidos que convulsionan “Beeds on a string”. Imposible no sentirse atraído por esta macedonia de música en perpetuo movimiento, riquísima en matices. Si a todo esto, añadimos hits potenciales como “In dayz to come” y “Black Woman”, no nos quedará más remedio que besar la lona.

Como colofón final, “J. Beez comin’ through” nos recordará que Jungle Brothers también sabían crear pelotazos a la altura de los más grandes. Tobogán sin frenos al hipotálamo del ritmo, este corte se desliza sin complejos entre el brío pop para los estribillos de De La Soul y la contundencia de Public Enemy. Inspiradores, sin más.

marco 9,5


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.