ElectrónicaHip-hopIndieMúsicaPopRock

La banda sonora del fin del mundo

posted by KeithModMoon 21 diciembre, 2012 0 comments

Melancholia

Como todos sabréis, porque os lo habrán recordado hasta la saciedad, hoy el calendario de los maya estipula que el mundo llega a su fin. Mientras esperamos si realmente se cumplen las profecías (el día es largo) o queda todo en un Nostradamus, o efecto 2000 para los más terrenales , lo que se percibe, desde hace un periodo corto de tiempo, son cambios significativos y radicales que podrían marcar un cambio de era.

Grandes manifestaciones sociales y políticas, nuevos flujos migratorios, incluso relevos de dominancia en el mapa internacional invitan a pensar en una época de cambios profundos, que como casi siempre, tienen una raíz económica, que no es otra, que la profunda crisis que arrastramos desde 2008. Ante este nuevo escenario, ante este posible replanteamiento del capitalismo, o quien sabe si surgimiento de nuevo sistema más justo y equitativo, solo pueden aguardar acontecimientos muy impredecibles, con lo cual, parece que los indígenas ancestrales de esa poderosa nación que habitaba la tierra siglos atrás no iban mal encaminados

Mientras acabamos de verificar con exactitud su pronóstico os traigo una lista que evoca el fin de nuestros días, compuesta por un eclecticismo voraz  capaz de mezclar a Q Lazzarus, con Salem, Mozart, o por supuesto… Dead Can Dance. Una lista que pone de manifiesto una tendencia musical explotada en los últimos años, especialmente por el sello tri Angle y la etiqueta witch-house basada en cadencias atmosféricas abrasivas, inquietantes, oscuras, crudas, desalentadoras, incluso aterradoras y de espíritu catastrofista. De hecho, el último disco de Crystal Castles (del que se recogen dos temas en la siguiente lista) parece todo él poseído por un William Friedkin obsesionado con el Apocalipsis.

A mí su llegada me pillará escuchando este playlist…


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.