Crítica DiscoElectrónicaHip-hopIndieMúsicaSoul

Novedades discográficas del mes de marzo

posted by KeithModMoon 6 marzo, 2010 0 comments

Inaguramos con esta entrada una nueva sección en El Destilador Cultural, en la que una vez al mes (durante sus primeros días), os traeremos las novedades discográficas más calientes e interesantes del mes entrante. Empezamos con las siguientes recomendaciones para el mes de marzo.

Exsonvaldes –  Near the edge of something beautiful

Near the edge of something beautiful es el reciente trabajo de la banda francesa Exsonvaldes. El cuarteto se ha dejado acompañar por Alex Firla (productor de Phoenix) para amoldar las capas electrónicas con el pop de corte emocional.

En la plasmación de ese sonido, destaca la voz de su cantante, con claras reminiscencias a Tom Yorke, y las melodías sugerentes de sus guitarras. Pude que el tema “Lali” quede como la píldora más efervescente, pero el oyente no debe dejarse cegar por ese primer impacto, ya que en su conjunto también hay canciones muy reconfortantes.  

7

Spoon – Transference

 

Spoon es uno de esos grupos que uno podría dictaminar que no gozan del respaldo de público y critica que deberían tras publicar trabajos como Gimmie fiction o Ga Ga Ga Ga Ga. Ahora este trío de Austin regresa a la plana de la actualidad con Transference, su nuevo disco de estudio.

La energía con el que completaron sus anteriores trabajos da paso a un sonido más calmado y reposado, se podría decir que más maduro. Aquí los seguidores del rock independiente no encontraran singles, pero si una esmerada producción, y un disco, que pese no estar a la altura de sus mejores trabajos, es una pieza destacable. 

6,5

Sade – Soldiers of Love

La voz suave y aterciopelada de Helen Folasade Adu ha vuelto tras un largo silencio de 8 años. La añorada Sade regresa con Soldier of love, un acertado álbum donde vuelve a demostrar sus dotes como cantante.

La cantante de origen africano se ha rodeado de un grupo de músicos muy profesionales, y por una producción detallista y muy elaborada. Pero en ningún caso permite que éstos sobresalgan por encima de la envidiable voz de esta cantante que cuando canta parece que esté arropando al oyente con su delicadeza y elegancia.

Ghostface Killah- Supreme Clientele

Ahora que revistas y webs especializadas han encumbrando a los mejores discos de la primera década del siglo XXI, es un buen momento para recordar una de las joyas del hip-hop que marcaron ese período.

Ghostface Killah, ex miembro de los reverenciados Wu-Tang Clan, se sacó de la manga este superlativo álbum de beats endiablados, rimas segadoras, samplers tremendos (con mucho aroma cinéfilo) y con una envidiable producción que saca un brillo cegador en sus incursiones al soul. Puro nervio y ritmo contundente de la mano de un monstruo del género. Un álbum de referencia para los amantes del hip-hop.

 

Massive Attack– Heligoland

 

Los de Bristol saltaron a la primer línea musical propagando desde su ciudad el trip-hop. Un género musical que dieron a conocer entre ellos, y Portishead. Mientras que Beth Gibbons y los suyos se reinventaron hace un par de años con su encumbrado Third, Massive Attack, tras una larga ausencia (2003 fue el último año en que editaron su último álbum) siguen en la línea que los ha caracterizado.

Heligoland tiene ese sello característico de la banda; atmósferas hipnóticas, beats industriales que marcan un ritmo sincopado, y una voz angelical que despeja la densidad. Es un sonido apreciable, pero no aporta nada nuevo a su trayectoria, es más bien un disco para los incondicionales de la banda y su sonido. 

Gil Scott-Heron – I’m new here

El que fuera uno de los progenitores del rap vuelve a recorrer el asfalto de las calles para provocar profundas heridas en sus oyentes mediante su desgarrada poesía. Gil Scott-Heron regresa a sus 61 años con este nuevo trabajo: I’m new here.

La demoledora voz de este ecléctico músico de R&B sigue siendo el principal marcapasos con el que mantiene las constantes musicales de su estilo. A su desgarrados mensaje de poeta de la calle, les suma, en esta ocasión, una oscura y atmosférica producción que crea el marco perfecto para que su lamento de los más profundo sea todo un shock para quien se atreva a sumergirse en este tour por las partes más oscuras del ghetto neoyorquino.  

The Soft Pack – The Soft Pack

Son originarios de San Diego, y algunos medios ya se han apresurarlos para definirlos como los nuevo “Next big thing”. Algo que parecen no haber tenido en mente cuando compusieron las irresistibles canciones de su álbum homónimo. Unos temas que respiran autenticidad, al menos, la autenticidad del rock añejo.

Su álbum homónimo se compone por diez cápsulas de rock, energía punk y melodías pop. Surgidas al mezclar a alta decibelia riffs alargados, baterías contundentes, e ingredientes con deje a The Stooges y otros grupos de la escena.

7


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.