CrónicaElectrónicaHip-hopRockSoul

Cruïlla 2012: Crónica sábado 7 de julio

posted by KeithModMoon 10 julio, 2012 0 comments

Cruïlla

Parece mentira pero cuesta encontrar festivales en los que el público destine más tiempo en empaparse de la música que va a oír que en pensar la ropa que va a lucir. Los festivales pasarela, en los que la gente se ofusca en calcular cada movimiento, cada gesto y cada palabra proliferan de una manera alarmante, y más en una ciudad como Barcelona, por eso, sorprende, y se acoge con alegría e interés, un evento que huye precisamente de la pose, de las etiquetas y del esnobismo para centrarse únicamente en lo que debería ser lo principal: la música…en propuestas eclécticas y populares de distintos puntos geográficos del planeta.

El festival Cruïlla encarna estos postulados a través de dos jornadas configuradas alrededor de 32 artistas de diferente pelaje. Tras cambiar su ubicación de Mataró a Barcelona, el evento ha ido creciendo en público y repercusión mediática hasta la edición de hogaño, donde un cartel encabezado por Iggy Pop, M.I.A, The Specials, Cypress Hill y 2 Manydjs les ha permitido repetir el relativo éxito de público logrado ya el año pasado, con un repliegue total de 22.000 asistentes.

Una cifra aun baja para su quinta edición si la comparamos con festivales más populares como el FIB, el Primavera Sound o Sónar, pero que tiene sus pros. Como por ejemplo no ser víctima de la masificación. Apenas se vieron formar colas para comprar tickets, para pedir bebida o para ir al baño. La ausencia de aglomeraciones también permitió disfrutar los conciertos con calma, espacio, incluso acercarte a primeras filas sin necesidad de acampar allí horas antes.

Otro acierto vinculante a la organización fue evitar los solapamientos entre bandas de peso, con lo que permitía a uno saltar de un escenario a otro y no perderse a ninguno de los platos fuertes programados.

Y centrándose meramente en lo musical la jornada del sábado deparó una agenda repleta de conciertos. Empezando por la legendaria banda británica The Specials, quienes desplegando sus cápsulas de dub, reggae y ska con una fluidez y frescura altamente envidiable tras tantos lustros en la carretera, y a la que el público presente respondió con fervor. Lo único que se les podía recriminar el sábado fue la falta de valor para enfrentarse a algunos de sus temas más oscuros y siniestros, tan descriptivos de la desolación imperante en los suburbios de la era Tatcher. Pero las reivindicaciones se las guardaron y prefirieron el homenaje, casi un año después de su muerte, a Amy Winehouse, dedicándole uno de sus temas preferidos. Tras el bonito gesto, la historia musical siguió por los cauces de la verbena de ritmos y hits, todo desarrollado con notable precisión.

A M.I.A. puede que la pierda cierta creencia de sentirse una semidiva. Si no difícilmente se explica la tardanza con la que saltó al escenario (suerte de su Dj amenizando con capsulas de electro, dub y dancehall), la pesadez de tener que tragarse un vídeo aperitivo de 8 minutos de duración compuesto por imágenes kitsch inspiradas en la cultura Tamil e india, y la rapidez con la que cerró su show. Dejando aparte las estridencias que conlleva ser una chica guapa ocupando parcelas de estrella, se nota que el show de la londinense de origen tamil lleva tiempo funcionando a toda mecha. Abusando de la parte visual y pirotécnica del espectáculo, y con un sonido perjudicado en ocasiones, MIA fue lanzado sus revienta pistas a un ritmo endiablado e intenso. Al poco ya se pudo oír “Galang”, “Paper Planes”, y una “Boyzs” en la que subieron al escenario una numerosa representación del público de las primeras filas. Tras cerrar en falso el concierto, la inglesa volvió con un bis que confirmó el poco gancho de “Bad Girls”, y con un atronador “Born Free” que terminó por secar las últimas gargantas. El público se fue de allí con la sensación general de sí pero no, de la de haber sido seducidos y arrastrados por la maquinaria de baile frenética y hedonista pero sin saber si por méritos musicales, o bien por un show  espectacular, o por el hipnótico juego febril al que te conduce semejante belleza cuando se pone a saquear caderas y pelvis.

A priori, a Sharon Jones, la parcela nocturna le favorecía para su despliegue de soul con aroma clásico, sin embargo el escenario abierto y la dispersión mental a esas horas (mucha gente engrescada en el consumo de bebidas y otros estimulantes) frenó el arrollo de su propuesta. Pese a vérsela suelta y entregada a la causa, junto a sus impecables Dap Kings, le faltó conectar con los presentes. No fue muy entrado el concierto, cuando sonó 100 days & 1000 nights cuando pareció finalmente conectar con la fibra del público….¿fue ya demasiado tarde?…probablemente.

A unos a quien el tiempo no se atrever a erosionar son los californianos Cypress Hill. La crew angelina de origen latino sigue arrojando con virulencia su gangsta rap desde encima del escenario. El sábado lo hicieron, y por momentos quebraron el asfalto del Fórum con su fornido sonido y sus adictivas rimas. Hacía su tramo final dejaron atónitos a los que les habíamos perdido la pista añadiendo a su brebaje dosis contundentes de dubstep guerrillero, el mismo que profesa Rusko, con quien han colaborado para sacar un próximo disco. De ahí la extraña y singular unión.

Con los ánimos incendiarios con el concierto de Cypress Hill, nos dirigimos en masa al postre que dispensaron la pareja belga 2Manydjs. Su sesión discurrió por los cauces a los que nos vienen acostumbrando. Verbena bailotera ejecutada con precisión de reloj suizo, en la que se da cabida a cualquier tema y estilo (con cambios repentinos que te transportan del aburrimiento al éxtasis en cuestión de segundos), pero algo mermada por esa falta de chispa de cuando alguien se ciñe tanto al guión prefijado.

Y así transcurrió más o menos nuestro paso por la única jornada del Cruïlla, satisfechos por haber descubierto un festival erigido con una filosofía honesta, integra y decente, y del que esperamos en próximos años ahondar en nuevas propuestas, quizás más radicales, y alejadas de la órbita occidental.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.