CrónicaRock

Eels – Sala Arteria Paralel (Barcelona, 27 de abril del 2013)

posted by Àlex Guimerà 29 abril, 2013 0 comments

Foto: Rolling Stone

No nos engañemos, Eels siempre será una banda de rock´n roll. Rock en chándal y con mucha dosis de frikismo pero al fin y al cabo puro rock. Y el sábado lo demostraron en el potente concierto que ofrecieron en el Teatro Arteria de Barcelona dentro de la 24 edición del Festival de Guitarra. Un directo que sonó contundente gracias al arsenal de cuerdas (tres guitarras y bajo) y a la penetrante y magistral batería.

Tras arrancar con “Prizefighter”, el Hombre Lobo y sus cachorros siguieron con nuevas como “Kinda Fuzzy”, “ Open My Present” o “New Alphabet”, temas de gran carga blues  que fueron interpretadas con una fuerza que casi podríamos calificar de metalera.

Con 10 discos de estudio y un sinfín de canciones sueltas perdidas en caras B, conciertos y bandas sonoras, Mr. E ( aka Mark Oliver Everett), tiene material dónde echar mano. Aunque en  “A Natural, Spectacular Event “, la gira que lo trajo a nuestra ciudad, vuelve a reinventarse y se dedica a tirar del nuevo álbum. A pesar de ello hizo alguna concesión como con la ensoñadora “That Look You Give That Guy” que nos dejó entumecidos al igual que lo hizo “Dirty Girl” desde sus primeros acordes a pesar de que fuera tocada a modo lento. Otras  viejas glorias que aparecieron fueron “Fresh Feeling”, “The Sound of Fear”, “Souljacker, Part I” e incluso se atrevió a versionar “Itchycoo Park” de los Small Faces.

El buen rollo del señor E con sus secuaces se hizo patente en cada una de las bromas que les fue haciendo – llegó a simular una boda con el guitarrista Ched con quien lleva mas de diez años girando –   todos uniformados a base de chándal Adidas, barba y gafas de sol a excepción del primero de a bordo que llevaba una gorra tipo años 20. También a destacar su actitud a lo reverendo baptista afroamericano, los bailes absurdos, los gritos de “¡siesta! ¡Siesta!” y otras extravagancias que demostraron que al fin y al cabo el personaje en cuestión es todo un showman y disfruta con ello.

Y ya para el final llegó el pegadizo single “Wonderful Glorious” antes de los intermitentes bises dónde escuchamos un muy logrado mix de “My Beloved Monster / Mr. E’s Beautiful Blues”, la country  “I’m Your Brave Little Soldier” y  “Fresh Blood”, aullidos inclusive.

Aunque es cierto que muchos de los asistentes echamos en falta bastantes éxitos y nos sobraron alguna que otra canción de nuevo cuño, hay que decir que las caras en la salida mostraban satisfacción de un concierto único en su especie. Como único y difícil de catalogar es su “alma mater”, un personaje que ya hace tiempo que nos tiene a todos encandilados no solo por su inagotable creatividad sino también por su excéntrica personalidad. Sorprendente y glorioso.

Leave a Comment