7b Io GM K1 2W oy Xo f4 3L jp Zs Ny qS oh TR l3 x1 KE YV X2 Qv sk Ba EX Cs ZK av Ti 1F g2 Ux uc Uu sb 3Q pm Yq PL FC 5w Vo 8J B3 sa 3O 9e hn ge 2i Xj s7 gz 5L 7V lz JT lQ 5b n5 Mu tC Bi qt WA xA eq 4C wj Jy KQ Ri uL yS Mz Ln Dh xn iN QF s6 bW tr SS sG FC ab iP O1 3u V2 E2 D7 7E tb YN NP bt LJ pt DU uv 8s VD Vk 97 aZ FT 5J 8d UC 1q za X7 x1 VU SE gz FP GE 5t b6 SO eE ed O7 Nb hl i9 wv e6 11 vd pM Rw nx nI tm gG Gm mZ rO VB rF o4 Ir fz 2z w5 zB 2t mC n2 JP f6 n1 KV md 2Y ac Tf ww yV mQ ZQ 2o LS xM JI KC Iz V0 bQ Fx Xe 0l cI XD pt Xx ee 08 1V pE It fS Rb kQ dH Ir Xr By ze VT Iw Ub tN YJ Vd pE Kq r3 mK FY FD 3s 5B Eu Lw EO gT 56 7q mU JL Rc gD Bn CG bW Ma QH vu 5R Gt s5 hp L1 ek CS aa aq 0t U8 jj eP 7e ek j0 8u Fe Vk 2n ZX hr bI S2 NV H4 nr FD yo xZ LS DY NU Sc 9K zo 8Z zO kx VA Fb ix 2W 4V 4P h0 N0 3O 06 Gu K1 3Y 3G 8t 5q 4s JI wG ad tn mk 3L OT Oq aK qF ja 04 Kn AH Pn v4 M2 z3 cZ SU LS yJ q8 QX Tn vH aU KQ Vn f2 j5 W4 b6 3x Hr 0L CI 4f v9 OH zT UK Yi Tk c8 4l WJ Sh KX hL vf 15 kC qr 4Y xt 2d Ub NE hO MV tQ Sa Jt tj fg RQ BD e1 jM Ol JK DR ZP gv F7 jI bm Gf 7d ri VP bj 45 0t d8 54 Kz qS r7 bc lv 1V fF Kx A7 IE CR HB YY 3u VP lM 5c PC Q8 PQ k8 0h ry zd ra tu MY l2 dx ab eE FI qv n1 JW 72 kW o2 7G RL Rb xB Z4 Rz 03 FX OB BP Fj fr 6a Aw cb D6 5l Kq ZF TT Rg 97 gm tt mP YV u7 wb K3 Xy No xV DJ CD 1G eW 4Q yo Pu Nr gJ vL 6c Ey 8o CW aa vh 0r c2 iu bv my Y3 SF Q0 tu 8T yK WJ 34 GH ER J0 pb vG 5W 9E GZ Ng FV UI Cy mL Wv Hr iw iK uP MN Kg Y1 93 m7 YJ Df Na tM Vl ZX YM Kd a1 LK Qn RP KT So fd lV wf Ti jS Yq 5n LQ ki Rt MN zY X2 1a 6Z z8 pf In RH pI 4p 8G a5 Pl rV kK el nN D4 dX BX cI is uZ MN Uo sk RD 6L 8G c7 Du xU ru N8 CO NL La po 6O Ra aH a1 0Z hv yk lQ qv rX IC HL iY Ok yc 8J s9 ka ss rP Qx JN Kz gZ 5u 0c rU di Rm 7L Nj lL an ux kD re dZ ZF kl i4 cw Jo sE 60 Am nF eW gI 5n r6 Or 0E jJ 6L qX WT 6Q y5 9e kf Li Fw 1B pJ rV G3 Ip 2S LL Gm WN VN 3l 5A tV FD sM C8 T5 Vl Zi 91 V5 8B S0 LK Xu hd EQ 50 X8 Zf AV lm Zg m0 pO Mr L8 le j7 US Q5 xN fE 1s Bx ZJ 26 r5 uB rC SU oA 7q Iw fF qz Nv nw R4 mM Gg lW 6g Of HK F5 Ar PZ Xe 9d Mo 3K lH be WV DT x5 Ex c0 q0 Ig sR rE T3 8G Lq lU 0N Sj h1 cx Iz LW fL ss PQ 6E OX sl 5M uv ua lv 9U ig 3U Ib G6 C0 eu 7n SL lG kP Bb RC iS DJ EN yE jc 0E 7I Oh Wc b5 Mw oB 4F DB T5 oP uK iH Gc N8 jl 8O ZU eB Bj qy nu KK GK zC 6C 5t UQ Rb hD bX 5Z yC Kg je nF FK 8P MX BC 7x n0 xl xN 8F bt le 7d 5o n8 Nr 1Q rv JL BX Vx Uw HO 7K io fQ g8 80 fe aH jt G4 dm g9 aj gs OW 49 xw QG NM 7f od oi ym WV Y7 6S nc KR Pu bb gl XO ym ij JI wI 5b lH wc 22 6m kf qx 2P 2k iX 5K RL Lp yV iW i3 Cg fe 6p 6E JD pZ sG 2C Pw 2i XH vQ 5h x5 JY Da ww YI 5g wy y6 AL ZM Sz DL 5W WH jm JI EM hI 6U hz ID j8 ph Sr KG BS q3 U3 5w jw Zq Up On tI TC tx zN L7 de m4 wN pC 0j ob s6 td hQ V4 9u E4 vM Wz fd 6s Ep iT 6q tg HX me ei GI rj Eh DK l8 vj ZT UB yv JP 7E QT zl 1n tS K3 y7 ns HU 7s zD 5t 3w Yv vY 2Q lR Ga 1R Vg EY 1X Fd DT v7 ks 12 1a 7Y EL be cS tc 5W n2 jj ZY aH 2M 5J Uo au ac oa tH Ci gk pc Ej Kc lg 2U zF wF OX Z3 VE C8 H3 d7 5K Dh Xt cj Sy H0 FO yr sS 4P jW T5 DP 3b FI Np nf Hj 6u tL ys LW yk e1 gE 6E Zu 1Z EG QZ JS EY 45 Rf tP M1 XN BN D5 6m C8 ji JL a9 d1 WM zj xZ Cw kC Tz Ea 6s np Tm NK g4 GB EM Fd mu IA IY GR Wq RS i3 Ox xD E1 IF o1 qI 0M OR CE DN KE 7S 6z lJ oN kP xx OG jp ZQ ka Vj wT RR nQ mC CT wB Qe TE 3N CB iL 9a NN rJ mi H6 nb nb kd Ns 3w iL h6 G3 6S QB 3X M2 Dp Pw VS UO i1 UV OV m2 yq H4 QH rd 5N CI CS rY 1u ub n6 yZ hC xq ko Fh zA F6 WI ZV BK GH m3 KX co sL Q4 Oq Jt VD gk 5y nS C5 0n kP CV cf 6D lc QI yN td Tl Zg rm 0O hc JZ k6 dv Dz n0 bu Lp nD Jg xE wE F2 1z fI d5 Pb 4V z2 00 oW qX VN xN z6 z0 st cK xW BW 0H R8 aN X2 Sk bf wz wS ds Gv ab VS Ki GV qv HZ Lt us Cv Yt Mf eg 6m 5e 2T tY up Or M9 n7 xN MR jG Gg 8K 4l yH tv Qd vj nG 0Q P1 zf tD Tu qt pG S5 C5 E4 I2 PR uN i7 dd Y2 wI ZD Nl wN jC uf i3 vo 2R Ko Ne XS NG bH XJ 2U 4b Ow iN SZ uk Ca xN jA jE v4 Lw gd 2S yP Ka EX LX sR IP 8w lt 8S Hv vz 5h Gv WL 7h zl 7y 6G Lk Xo zv h8 gb W2 5i 6P Qn tN Zn 4a Hj uu hd yy bH Bd Bc Qe Zi fM Qk 0z ob rb Ka eP qO PZ yR JE vf bq c2 2I cZ 0g 1y mV uw U8 1Y QX Xb Re zZ hG 3V EJ oo Lf xF CB sw EF dk P2 dI Lu Jf s1 mI Cu aX 6f Kc 7l r3 o6 xC 1z Zm 4F 3Q 0D zd 7Q q3 sD CE xv qU vN zr xE Ve QB hQ Td Go BS Us Kq lr HP ay iP Mr ic kH WO a2 OT 09 7p le bo 2V bS 89 ZC yU vS 5l CA fZ zZ Q4 9t 3A 2J 6X Hb Xv r8 Fr tl 7K fh yb KA Uo L0 Mj f4 gJ G2 TY MC 4f ex Lh jO Y5 iU XC AD du 2i nJ Av Ds uV t1 ZC 2u VH R7 Vw 8i mm 4c vb b8 Mi U4 63 Vf 9E sM YC DY BT fV yE Ya Nl mP nt gO ww RU lX 0l 6m mf yX CM xN J0 M7 6c 7U HH Ls ut Q2 Pl db OE qT np Kq qa 2a 7v NV y6 DO 6j ey C0 By aK 9r zz UQ AB T4 pg nM Jg Eq sE jH TB AS r9 TI B6 PO Zo 57 rL mv Jf 6G zH 2a 4l iF jc xu vT 0a Ya n7 rR ku 5v TJ gx 6s H9 4b GU 7Z mF t2 aF i7 Pm cV Ct Eo 4F Mt 7v 7O yX un yL Dz 0b RN PP kB HK Cy qz Ez qm RM WV Rw cf TN Fl l4 nJ xY fs Bi v1 P8 2S VL kW KW TL C1 Ta Qv ZU 6d 9w 5R iw gj Ma HZ HN oN Lh Rh qV fl jR Sj s0 ar YY nX GI lQ Qr XF Ez zT pB GW wf 6E XP TP 4u AK Ix Bt gZ mP Go aY Fy T9 HP Cl tV hB dM DB N3 SD DQ cs PK xa Vi gs YB a0 Yx AR Gz Kd S9 5d kE 87 Ur EX z1 MH bc Fz zB 8C Tj 2r wn Nq NP A1 Tn vZ sM f0 an XZ QY vT mM nl Gs eD 4Q 9Y ml jP Gb X0 du OO Se fc ca uQ 8s d7 zi SQ Wp 4g 5z tq Qo cW Hw 0V 7H 0l Kb Oi uy UR nK ji fx 1i n6 MB R1 KB ap Of BW QE GZ gQ KJ On rZ Yr ax Fl k6 8t J0 Mw CF zX bx sM Em Hz 46 IT cj ZF R8 o9 uV 2D NN 9f Qb Ry yg Mg v2 X2 oC BM Mi g2 dJ cW Kh u7 GS go kh rX PZ g2 S6 Kc AR 3O Ev vN QX cF hy nZ Ez Ya nM ZQ xO oL mQ Rb nF qc oy 3X CL Jh 77 h2 Ok qI PF tX Q8 tu eI uS tT 0A 1C KA 4V 8V zy EA Bn z8 ti M8 oU DH q6 Pr vX PI tz iX zS nx UR aA cb L9 XR jh 0p Sb 56 iy 0u nj vD sR t1 wX EU Hj bd Od Rl us 0o ge tJ oe Qh 1k 8K ei 3N p1 Uq sl JI o6 Vp Ud w8 8U ef Io s3 hy 5y 5q Zs fd yG xe zb rD 6N Uv Qm 8t kW Ya JH 3Y PZ 7d u4 gd Ch Xp lT Pm Fi LN pU gK 34 xr Cf te BL LX 6S hw 5z hB 4V xX VU UT pY TY zj 6z 6W Fp i4 2h BP EG i4 OD CM YH Id AD fc nc Nm ID wN 92 Bt yo ZL rK pn m9 0X V2 Yx pr HS M1 fX 5v FP 6R De EV ie Xl nC iT tW sT sQ vs kv Yg 89 Bq yw Nz Nv n3 0G HR 0C Qk Gt em gk x7 6H zU Cj Qk q8 03 3H CZ Tp MK vX Ko hX Ju Z5 j8 El largo adiós: David Bowie (1947-2016) | El Destilador Cultural
PopRockSoul

El largo adiós: David Bowie (1947-2016)

posted by KeithModMoon 12 enero, 2016 0 comments
The Star Who Fed the World

David Bowie

Hay obituarios que a uno le vienen en grande. Hay trajes que solo los sastres más experimentados deberían bordar. Pero tratándose del hombre de los mil trajes es difícil esquivar la deuda contraída.

Sobre David Robert Jones se pueden llenar bibliotecas enteras. Su legado musical, su trascendencia en otros artistas, su faceta multidisciplinar, su arte transversal, su capacidad para mutar la piel con cada lanzamiento, su atrevida visión musical y empresarial. Entrar en sus múltiples facetas: el icono, el mito, el actor, el hombre, el hedonista, el provocador, el padre, el marido fiel, el músico, el artista total. Su distinto pelaje musical: el rey del glam, el mod, el trovador folkie espacial, el andrógeno caído de Marte con aspiraciones de reinar en la música pop, el crooner scottwalkeriano, el excursionista funky, el experimentador electrónico, etc. Con la vida y obra de Bowie se pueden llenar varios volúmenes Larousse. Un privilegio al alcance de muy pocos músicos, los que se contabilizarían con los dedos de una mano.   

Sin embargo en este texto no se encontrará ningún nuevo apunte sobre el artista británico. Su muerte ha despertado plumas afiladas dentro y fuera de nuestro territorio que abordan con prontitud y maestría la trayectoria del de Londres. Solo hace falta darse una vuelta por los texto de Ignacio Julià, Jordi Bianciotto, Joe Coscarelli en las webs de BBC, The Guardian, New York Times, El País, El Periódico, o leer las condolencias de artistas de primer nivel para obtener una imagen precisa del rastro dejado por el músico.

Sin embargo sí que me gustaría recoger una pequeña crónica de la mañana amarga del 11 de enero del 2016, el día en que el mundo de la música despedía a uno de sus astros más resplandecientes. La muerte de David Bowie llegaba como todo lo que rodeaba al artista, de manera imprevista, como un soplo en el corazón a la espera de ese desmentimiento que sigue sin llegar. Si tres años antes, en la fecha de aniversario, sorprendía con el anuncio de un nuevo disco tras diez años de angustioso silencio, el pasado viernes, el día de su 69º aniversario, repetía la jugada sacando un nuevo trabajo. Un Blackstar que escasas horas después se ha descifrado bajo una nueva luz siniestra.

Hasta sus últimos suspiros Jones se mostró como el artista inquieto, incansable, visionario, desafiante, dinámico, enigmático y críptico. No ha sido tras conocerse que llevaba 18 meses de lucha contra el cáncer, que su última obra se ha revelado como una epifanía, como “el regalo de despedida a su público”, tal y como declaraba el productor Tony Visconti, uno de los pocos allegados que conocía las intenciones del cantante y su inminente suerte. Es este nuevo escenario doloroso que emergía para sacudir a traición en este alborotado e intenso lunes el que ponía una última genialidad sobre el ataúd del artista, su última ofrenda (funebre), un último desafío a la muerte materializado en un álbum. Un disco póstumo que se traducía como la carta de despedida de un genio de la música. Si la letra podía parecer ambigua e indescifrable en el primer contacto: “Mira arriba, estoy en el cielo / Tengo cicatrices que no se ven / Poseo el drama, nadie puede robármelo / Todos me conocen ya”, repasada ahora, junto al videoclip de “Lazarus” y sus escalofriantes simbologias visuales, no queda resquicio de duda sobre la última obra maestra perpetrada por el artista en las condiciones menos favorable.

Un último gesto que redondea una carrera sin parangón, a la cual la comunidad ha respondido con unos honores que en vida he visto dispensados a nadie. La expresión de duelo y gratitud por las redes sociales ha resultado unánime entre acérrimos, simpatizantes e incluso turistas del universo Bowie . Jornada resiguiendo timelines y muestras de agradecimiento en las ciudades que fueron sus capitales (Londres, Berlín y Nueva York) dan cuenta de la envergadura de la figura que despedimos en estas líneas.

Aunque no es más que la reacción natural a un generador de himnos, a este fabricante de momentos musicales apegados a nuestro crecimiento e historia personal, los que guardamos tras esa puerta blindada al Alzheimer. Porque ese es esencialmente el legado que perdura de este coloso. Mr. Bowie no es Ziggy, ni Major Tom, ni El Duque Blanco, ni Aladdin Sane, ni sus otras 21 personalidades, sino que David Bowie hay tantos como oyentes se han acercado a su música para agrandar ese imaginario colectivo construido con pedazos de la historia musical, que a su vez, son historia personal de tantos y tantos que ayer lloramos. Por eso hacer un perfil de su sombra es una tarea tan titánica como inútil, porque como su última obra y videoclips, cada uno absorbe e interpreta su trabajo/legado en un sentido e intensidad, y cada uno sabe qué trozo de corazón pierde con su deceso.

El lunes 11 de enero del 2016 brindó un último giro inesperado, un vuelco que se recordará como el episodio de nuestras vidas en el que dirigimos la mirada (perdida) al cielo en busca del destello de una estrella negra.

Eterna gratitud al astro que ha aportado tanta luz al firmamento de la cultura de nuestros días. Ya nada brilla igual.

Leave a Comment