ElectrónicaHip-hopIndieLong drinksPopRockSoul

Las 50 mejores canciones del 2012 (Parte II)

posted by KeithModMoon 31 diciembre, 2012 0 comments

Santiago Carrillo

Y llegó el momento esperado….el más satisfactorio pero también laborioso, y doloroso…al menos para quien ordena (dejar fuera del Top 10 el número 11, el 12 y el 13 no ha sido una tarea nada fácil). Lo que siguen son los 25 temas más preciados de la cosecha musical dispensada por un año que hoy despedimos. Una selección musical por la que Santiago Carrillo se hubiera doblegado….algo que no consiguió ni Tejero pistola en mano.

Las 50 mejores canciones del 2012 (Parte I)

Escuchar en Spotify:

Escuchar las 50 mejores canciones del 2012 (Parte II)

Escuchar las 50 mejores canciones del 2012 (Parte I)

Lista completa de las 50 mejores canciones del 2012 (+ Bonus Tracks)

25. TNGHT – “Higher Ground”

24. Passion Pit – “Take a Walk”

23. Big Boi Feat. A$AP Rocky, Phantogram – “Lines”

22. Citizens! – “True Romance”

21. Julia Holter – “In the same room”

20. Grimes – “Vowels = Space and time”

 19. John Talabot feat. Pional – “Destiny”

18. Jessie Ware – “Wildest Moments”

17. Grizzly Bear – “Yet Again”

16. Goat – “Golden Dawn”

15. The XX – “Missing”

14. Tame Impala – “Elephant”

13. Santigold – “God from the machine”

12. Bill Fay – “Jesus, etc.”

11. Beach House – “Myth”

10. Lee Fields & The Expressions – “Wish you were here”

El veterano Lee Fields fue el artífice de una de las gemas soul más cotizadas del año. El norteamericano volcó todo su desgarro emocional en este espléndido corte, tallado por patrones en vías de extinción y moldeado por dos chorros de voz capaces de hacer estallar en pedazos los corazones débiles. Puede que Fields no gravará sus imprentas en el hall of fame durante la época dorada del soul, pero gracias a su pasión, arrojo y talento, sigue manteniendo con toda su viveza esa llama especial….algo que también demostró con creces en su directo.

9. Rone – “Parade”

De la expatria de Gerard Depardieu nos llegó uno de los trabajos de electrónica más estimulantes del año. Erwan Castex, bajo el alias de Rone, nos brindó un mayúsculo trabajo de IDM, y techno ambiental con Tohu Bohu. De los ocho cortes del disco sobresalía “Parade, una fascinante cápsula tripulada por el mejor Plaid, la cual, a medio trayecto, se veía abordada por un tremendo bombo que marcaba el paso por una fase adornada por texturas fascinantes y elementos de ensoñación, siempre servidos en su justa proporción y en el momento adecuado. Nuestro “The Sky was pink” del 2012.

8. Tampe Impala – “Feels Like We Only Go Backwards”

El segundo álbum de los australianos Tame Impala resultó ser un esfuerzo redondo de neopsicodelia, con un puñado de canciones dignas de formar parte de esta lista. Quizás la más emotiva y memorable sea “Feels Like We Only Go Backwards”, en la que Kevin Parker se reencarna en el mismo John Lennon (en su etapa de la Ono Plastic Band), para levantar este delicioso corte con la ayuda inestimable de ese repetitivo estribillo digno de las melodías y las armonías vocales más aplaudidas de los Beach Boys.

7. Perfume Genius – “Hood”

Pocas veces se podrá encontrar tanto sentimiento contenido en tan corto periodo de tiempo. Mike Hadreas rastrea sus conflictos y áreas oscuras para, con los mínimos elementos a su alcance (voz y un frágil acompañamiento de piano y batería), crear una de las piezas más arrebatadoras de la temporada. Su desnudo integral y minimalista es puro néctar para los oídos.

6. Jai Paul – “Jasmine”

Sin tener un álbum debut en el mercado, Jai Paul se ha ganado toda la atención de medios especializados con joyas sonoras como “Jasmine”. Un sofisticado artilugio sonoro de crescendos sostenidos, texturas rabiosamente modernas que se van solapando, ritmos fragmentadas y esquivos, la voz del propio Paul en medio de todo el embrollo, y con un majestuoso clímax aplazado que cuando finalmente estalla resalta como una preciosa y esquizofrénica fuente de luces de colores, texturas, ritmos, y que conduce irremediablemente al desbocamiento en la pista de baile….y fuera de ella.

5. Bobby Womack – “Please Forgive my Heart”

Una de las coaliciones más celebradas del año sirvió para recuperar a una de las voces más legendarias del soul clásico (y de las pocas en vida). Damon Albarn no solo allanó el camino para que Bobby Womack nos recompensara con nuevo trabajo. Sino que del esfuerzo mutuo nació esta joya imperecedera, una delicatessen soul que se disfruta como el coulant perfecto. Un envoltorio aparentemente sencillo y accesible, de cuyo interior brota la sincera, pasional y vivida voz de Womack. Producción excelsa y sentimientos desgarrados que aúnan lo mejor de ayer con lo mejor de hoy. Soul de nuevo cuño.

4. Bat For Lashes – “Laura”

En “Laura”, Natasha Khan volvía a demoler corazones con su preciada sensibilidad, consiguiendo manufacturar la balada más preciosa del año,  la pena y el orgullo dándose la mano mediante unos acordes de piano sencillos pero de poso profundo, y con la imponente voz de su cantante erigiéndose como un chorro emocional imparable. Lo que consigue aquí Natasha está al alcance de muy pocas…”because Laura, you’re more than a superstar”.

3. Twin Shadow – “Five Second”

El neoyorquino George Lewis masca con pasión la canción de amor más seductora, canalla, electrizante y memorable del año. Su “Five Second” es una irresistible golosina de costuras ochenteras, pulso dramático (que no recargado), y fervor eufórico, con unos estribillo que se enroscan en el hipotálamo para no desenredarse en tiempo.

2. Get Free – “Major Lazer”

Es probablemente el tema del año más escuchado para quien esto escribe y ni una de esas escuchas ha resultado prescindible. Irrumpió en verano y se adhirió de inmediato bajo la epidermis del córtex cerebral (de hecho fue proclamado temazo del verano en esta casa), luego sobrevivió a la desaceleración de euforia propia de la llegada de septiembre, y en lo más alto ha seguido llegados a estas fechas, incapaz de desinflarse ni ser desbancada. La droga fabricada por Major Lazer con la impagable complicidad de Amber (cantante de Dirty Projectors) presenta vises para ser recordada de por vida. Galopes tendidos a ritmo de reggae, henchiduras de dub y electro marcando el camino para una de las interpretaciones vocales más aturdidoras de los últimos años, formulando uno de los estribillos más motivadores y adictivos de la temporada. Un placer para el oído, la masa encefálica, y el cuerpo.

1. Patrick Watson – “Quiet Crowd”

Si alguien encuentra una estrella más brillante en el firmamento musical del 2012 por favor que la desvele de inmediato a la opinión pública. Porque los momentos de placer, melancolía y belleza (a granel) entregada por Patrick Watson en “Quiet Crowd” han sido de las cosas más imborrables del año. Un diamante tallado con delicadeza, mimo y apariencia de sencillez falsa. Una producción instrumental casi invisible que va nutriendo la fina y embriagadora línea melódica, hasta cambiar de rumbo, adquirir luminosidad, y planchar una segunda estrofa que bien podría ser la segunda mejor canción del año. Tanta belleza sonora arropada y potenciada por la sedosa voz de Patrick Watson. Un canto nostálgico, hipnótico, esperanzador y hechizante… un placer reconfortante y hermoso, el más hermoso de los últimos doce meses.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.