IndieLong drinksPopRock

Los (no) mejores discos de 2012

posted by Cesc Guimerà 2 enero, 2013 3 Comments
Best Coast – The Only Place

 Best Coast The Only Place

Favorecida por el contexto de revisionismo lo-fi, medios tiempos y guitarras ruidosas, la precoz Bethany Consentino se hizo un nombre en la escena independiente con Crazy For You (2010). Señalada como una versión femenina de Wavves, la californiana maneja de forma privilegiada influencias cruzadas del surf rock más elemental, el noise pop y las harmonías vocales girl groups de los 60. Su sonido es una oda a la costa oeste americana, repleta de urgencia, contratiempos amorosos y sin lugar para la ostentación. Consentino presume de voz en  “No One Like You” o “Dreaming My Life Away” y los ritmos atildados con elementos ruidistas en “The Only Place” o “Why I Cry” encandilan como ya hicieran en su aclamado debut.

Jake Bugg – Jake Bugg

 

A los 18 años, el de Nottingham se ha convertido en la última nueva gran esperanza de la música británica. Un Ezra Furman lanzado a la fama gracias al perfecto funcionamiento del engranaje mediático. Pero Bugg no puede levantar suspicacias. Lo suyo es una facilidad prematura y sentida para el manejo de las influencias retro, desde el folk y el country, iluminadas con un halo de contemporaneidad, fruto de la confesada admiración adolescente por Oasis, los Arctic Monkeys o Miles Kane. Su voz evoca irremediablemente a Dylan -también tiene mucho de Lee Mavers (The La’s)- y como el de Minnesota, en aquella traición electrificada de 1966, trasciende el clasicismo en búsqueda de la iconografía rock.

Graham Coxon – A + E

 

2012 ha sido un año redondo para Blur y sus miembros. Concierto histórico en Hyde Park como fiesta de clausura de los Juegos Olímpicos de Londres, discografía reeditada, lanzamiento del DVD Parklive, y aclamado nuevo material, tanto conjunto (“Under The Westway”), como de Damon Albarn en solitario; Dr Dree. El guitarrista y principal alma sonora de los londinenses no ha sido menos con este disco, primero de los dos grabados en las mismas sesiones de estudio al lado del que fuera productor de Think Tank (2003), Ben Hiller. En A+E es el reverso tenebroso del acústico The Spinning Top (2009). Una apuesta por el rock más arty, con guitarras abrasivas y desarrollos complejos sobre un trasfondo melódico. Coxon ha centrado la mirada en el kraut y el post-punk, como evidencia “City Hall” más que ningún otro corte.

The Cribs – In The Belly Of The Brazen Bull

 

Si alguien creía que The Cribs eran lo que eran por la siempre bienvenida presencia de Johnny Marr en el grupo, se equivocaba.  Si bien es cierto que el ex de los Smiths dejó un sello personal e inigualable en Ignore de The Ignorant (2009), la formación liderada por los gemelos Gary y Ryan Jarman ha sobrellevado su marcha con su disco más contundente. Distorsionan como nunca y los trallazos de guitarra podrían adquirir el grado de violentos. En la actual coyuntura del rock es complicado encontrar un disco tan atemporal y a contracorriente como In The Belly Of The Brazen Bull, en permanente intercambio de pareceres entre los estándares más clásicos de la producción británica y las pinceladas indie procedentes de la otra orilla del Atlántico.

 

Go-Kart Mozart – On The Hot Dog Streets

 

Y aquí está el bueno de Lawrence, tenaz, obstinado, incapaz de aceptar la derrota. Empecinado en una titánica e infructuosa búsqueda del éxito, la fama, el dinero que comenzó con Felt allá por 1979 y continuó durante los noventa con Denim. On The Hot Dog Streets es el cuarto álbum bajo el alias de Go-Kart Mozart, un proyecto cimentado en un amalgama de sonoridades pop sintetizadas y espíritu punk. La suya es la figura del antihéroe maldito del rock, retratada en Lawrence Of Belgravia (2011), película dirigida por Paul Kelly, y una de las proyecciones incomprensiblemente desapercibidas en la última edición del festival In-Edit, que, sin embargo, si que ha sido reconocida en la revista UNCUT, donde ha estado a un solo escalón de colarse en el Top 10 de films del año.

Jonston- Veo Visiones

 

Una deuda con nuestros lectores, que a menudo pueden echar en falta algo de producción nacional en nuestras listas. Reconocemos cierta predilección por la producción foránea (en mi caso la anglofilia militante asoma al abismo de lo absurdo), pero en la irracional búsqueda del último hype adolescente salido de un antro de Essex afloran inesperadas y bienvenidas sorpresas. El caso que nos ocupa, tercer trabajo en solitario del madrileño José Jonston, es una mirada cómica a los situaciones más cuotidianas, con un hábil uso de las letras, llenas de dobles sentidos, y un gusto intachable por el pop de calado más clásico, algo de punk, psicodelia y rock.

Beth Orton – Sugaring Season

 

Después de seis años de silencio, la británica retoma su carrera en el punto donde la dejó con Comfort Of Strangers (2006). Aparcado el diálogo con la electrónica de sus primeros trabajos, supuso una liberación a nivel estético y un renacimiento tanto personal como profesional. Ahora su voz sigue trémula, frágil, siempre al borde del llanto, pero sin embargo desprende una confianza y una clarividencia hasta ahora desconocidas. Asentada en el folk-pop, Orton se desnuda. Sentimental y oblicua, continúa fascinada por las relacionas interpersonales narradas con una lírica compleja y profunda, acompañada por un sonido orgánico que esconde una compleja instrumentación tras la cortina del intimismo.

The Ripe – Into Your Ears

 

Lo que adelantó el homónimo EP a finales de 2011 se ha confirmado en el año que despedimos. Este trío de la prolífera Austin, Texas, convertido en cuarteto por la presencia del asturiano Jorge Muños-Cobo, o sea Dr Explosion, juega al engaño. En una primera escucha, Into Your Ears evoca a una ortodoxia sixtie que se desvanece en positivo cada nuevo paso por el reproductor. Y lo que se descubre no deja de encandilar. Una apertura de referencias y una amplia gama de matices que abarcan desde el garage y la psicodelia más evidentes hasta el beat, el Merseybeat, el power-pop y el indie americano. Hay mucho de Big Star, sí. Y de Love. Pero también de The Shins. Están a la altura de los mejores The Coral, The Last Shadow Puppets o los olvidados Zutons (que van para un Wanted).

Paul Weller – Sonik Kicks

John William Weller nunca quiso ser un has been. Dio un vuelco en su carrera siempre que estuvo a punto de serlo. La enésima reinvención llegó con 22 Dreams (2008), maduró en Wake Up The Nation (2010) y ha alcanzado el cénit con Sonik Kicks. El Pantone del de Woking se expande más allá de la música negra tan influyente a lo largo de toda su carrera. Abarca desde el pop y el folk tradicional británico hasta las sonoridades más vanguardistas, incluso experimentales (kraut, electrónica abstracta, dub…). “Green” se acerca a Neu!, “The Attic” a los XTC y “Paperhouse” podrían haberla firmada los mejores Blur. En una exquisita madurez, Weller, de 53 años, ha querido jugar su undécimo disco en solitario con sus colaboradores habituales. Steve Cradock se ha atrevido con la batería, Noel Gallagher con el bajo y Graham Coxon con el Hammond, además de sus instrumentos habituales.

Woods – Bend Beyond

No se trata de un debut aunque la poca repercusión del trío de Brooklyn puede hacer parecer lo contrario. Bend Beyond es el séptimo trabajo de estos reyes del pysch-folk de manufactura casera, curtidos en la habitación de Jeremy Earl. Seis discos después, muchos de ellos a merced de la improvisación, la banda ha dado con la tecla y entrega una preciosista colección de psicodelia-pop y folk de aires retro con una marcada herencia del sonido americano, desde los Crazy Horse hasta los primeros Byrds más ácidos e innovadores, con esas guitarras de “Size Meets The Sound” que podrían ser perfectamente extraídas de Fifth Dimension.

 

Escuchar playlist de Los (no) mejores discos del 2012 en Spotify


3 Comments

KeithModMoon 2 enero, 2013 at 17:32

Como cada año enorme lista. Me apunto los de The Ripe, Jonston (mucha curiosidad que te ha hecho replantear tu anglofilia) y el de Go-Kart Mozart, pese a su catastrófica portada.

Reply
Biff, Bang, Pow! 3 enero, 2013 at 13:49

[…] Lista publicada en El Destilador Cultural Share this:TwitterFacebookLike this:LikeBe the first to like this. […]

Reply
Los (no) mejores discos de 2012 « Biff, Bang, Pow! 3 enero, 2013 at 13:57

[…] Lista publicada en El Destilador Cultural Share this:TwitterFacebookLike this:LikeBe the first to like this. […]

Reply

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.