Crítica DiscoIndieLong drinksPopRockSoul

Los (no) mejores discos de 2015

posted by Cesc Guimerà 8 enero, 2016 1 Comment

2015 es el año Kendrick Lamar. El de Compton ha reinado, sin discusión, logrando unanimidad entre público y crítica, pero también protagonizando uno de aquellos cíclicos fenómenos paranormales en los que un artista no indie, puesta la maquinaria propagandística en marcha, colecciona las alabanzas de los mismos medios y público indie que ignora propuestas iguales o similares (no es el caso de esta casa, que quede claro). Comentaba un compañero, seducido también por Lamar, que no encontraba motivaciones en el actual pop de guitarras. Desde estas líneas, proclamado Sometimes I Sit And Think And Sometimes I Just Seat de Courtney Barnett como el disco favorito del año, esperamos poder devolverle la motivación perdida por el pop de guitarras (aunque no todo es pop de guitarras entre estos diez escogidos) con una selección de discos, que, salvo quizá alguna notable excepción, no han formado parte de las listas anuales y que ya es una tradición desde 2010.  

Escuchar playlist Los (no) mejores discos de 2015 en Spotify

Ultimate Painting – Green Lines

Ultimate painting

La fe en el pop de guitarras también nos la han devuelto, por ejemplo, Jack Cooper (Mazes) y James Hoare (quien ya apareció en esta sección allá por 2011 con Veronica Falls). El dúo seduce por lo cachondo de sus letras –véase “(I’ve Got The) Sanctioned Blues”– el clasicismo de sus referentes y el aire 90’s gracias al que este año no hemos tenido que desempolvar los discos de The Feelies, Pavement o Teenage Fanclub. ¡Y, atentos! 2016 lo empezamos con la estrecha colaboración de Hoare en el nuevo disco de Pete Astor

 

Kid Wave – Wonderlust

Kid wave

Heavenly, uno de los sellos fetiche en esta sección, ha celebrado un cuarto de siglo de vida en 2015.  La factoría de la que surgieron Foxbase Alpha, Motown Junk y You Love o Central Reservation tiene en el grupo liderado por la sueca Lea Emmery uno de los pilares de la actual hornada. “Gloom” es la canción que figura en el recopilatorio editado junto a Rough Trade para celebrar el 25 aniversario de la discográfica de Jeff Barrett –cantera Creation– cuyo (no) plan maestro actual cuenta también con DRINKS, Temples, Mark Lanegan, H. Hawkline, Hooton Tennis Club o King Gizzard and The Lizard Wizard.

 

Monophonics – Sound of Sinning

Monophonics

San Francisco, 2015. Aunque bien podría tratarse perfectamente de 1965 en el mismísimo Haight-Ashbury. O medio millar de kilómetros más al sur, en Sunset Strip. O en la Nueva York de The Fugs. El grupo de Kelly Finnigan tiene la fórmula de la atemporalidad: la que mezcla el pop, el rock, el funk y el soul de los florecidos y lisérgicos finales de los 60 y los primeros 70, antes de que el último Bell UH-1 escapara del tejado de la embajada estadounidense en Saigón. En Sound Of Sinning suenan desde los Beatles a Sly Stone y el pop soul que Berry Gordy fabricó para las masas desde Detroit.

Royal Headache – High

Royal Headache

Australia es algo más que Kevin Parker y la cada año más extensa escena psicodélica. Durante 2015 nos lo han evidenciado DMA’S y su revival britpopero desde Sydney, pero sobre todo sus vecinos Royal Headache con los diez trallazos mezcla de rock, punk y garage que integran su segundo disco, que ni siquiera alcanza la media hora de duración. El encaje melódico y la voz de Shogun a lo John Felice nos transportan a Boston y el caos de sus directos –con escaramuza con intervención policial incluida en la Opera House de Sydney– a las célebres broncas de Jesus & Mary Chain en la North London Poly de 1985 o los Cockney Rejects en el Cedar Club de Birmingham, cinco años antes.

 

Bill Ryder-Jones – West Kirby County Primary

Bill Ryder-Jones

En los últimos coletazos de 2015 llegó una de las mejores noticias de 2016, el retorno al estudio de The Coral. El grupo de Liverpool intentará relanzar después de cinco años de silencio una carrera que acabó de estancarse al no superar la marcha de Bill Ryder-Jones en 2008 (aunque su disco Butterfly House de 2010 figurara entre los elegidos en esta sección). Desde que abandonara el grupo, el de Warrington ha firmado tres discos en solitario, entre ellos, el que nos ocupa, en los que mantiene su herencia folk, explota su faceta de cantautor pop y se olvida de los aires psicodélicos que siguen acompañando a su ex grupo, como evidenció el adelanto de su próximo disco, “Chasing The Tail Of a Dream”.

 

Martin Courtney – Many Moons
Martin Courtney
Sin actividad pública en Real Estate, Martin Courtney ha debutado en solitario con un disco que no altera las líneas maestras de una trayectoria que desde New Jersey mira agradecidamente al pop más anglosajón –grupos de Sarah, Felt o The Clientele–, al Dunedin Sound o The Go-Betweens (Songs To Play de Robert Forster merecería, por cierto, constar en esta lista). Courtney, además, no ha sido el único miembro del grupo activo fuera de Real Estate este año; Matt Mondanile, ha firmado St. Catherine, quinto disco con los Ducktails, también merecedor de ser incluido entre los diez aquí presentes.
Protoje – Ancient Future

Protoje

¿Si Kendrick Lamar puede copar listas en medios en los que el hip hop es algo menos que residual y Run The Jewells protagonizar una de las actuaciones más aclamadas del Primavera Sound, por qué no puede hacerlo Protoje? El tercer disco de Oje Ken Olliverre aúna esencia y contemporaneidad y debería ser el motivo suficiente para despojar al reggae de la etiqueta World Music en nuestro país. Protoje tiene en los Black Keys a su grupo favorito, su “Kingston Be Wise” figuró en la banda sonora del GTA V y este año ha paseado canciones como “Criminal” y sus referencias al asesinato de Peter Tosh en otro 11 de septiembre fatídico, el de 1987, entre los festivales más especializados y los más mayoritarios. ¿Faltan razones?

Jacco Gardner – Hypnophobia

Jacco Gardner Hypnophobia

Son buenos tiempos para la psicodelia y el holandés ningún descubrimiento. Lo fue hace un par de temporadas cuando, con tan solo 24 años, lanzó Cabinet Of Casualities, un viaje de cuatro décadas por el tiempo, y en el presente curso no ha hecho más que apuntalar su sonido Lauren Canyon. Pop psicodélico, algo recargado (barroco es el adjetivo recurrente), pero nada empalagoso. Imposible no recurrir a los Zombies, Brian Wilson, Love, Pink Floyd cuando valían la pena, o sea, con Syd Barrett, o descubrir a Curt Boettcher si se curiosea un poco por la red. Naveguen hasta su pagina en Spectropop.

 

Wavves + Cloud Nothings – No Life For Me
Wavves + Cloud Nothings
Si en alguna ocasión debe quemarse aquel tan gastado recurso de las ‘píldoras pop’ debe ser para describir una de las agradables sorpresas del año, el disco conjunto entre los de San Diego y los de Ohio. Entre ambos siempre ha sido fácil encontrar los puntos en común en una perspectiva musical que transcurre por todos aquellos tramos que conforman  el trayecto desde el lo-fi hasta el punk-pop. En esta unión –a diferencia de otras no uniones que han marcado el año– ha prevalecido el interés común, con Nathan Williams como gran beneficiado y re inspirado para marcarse el también notable V.
Nathaniel Rateliff & The Night Sweats –  Nathaniel Rateliff & The Night Sweats

Nathaniel Rateliff

Nathaniel Rateliff es el protagonista una de las agradables sorpresas del año con su salto desde el folk más tradicional y somnoliento (In Memory Of Loss, 2010) al soul-rock incandescente y vitalista. Vean sino el cambio de actitud que supone “I Never Need Get Old”. Este disco sí que es un recuerdo a los perdidos y olvidados del soul; Sam Cooke, Eddie Floyd, Samuel David y Dave Prater, a la Stax y la Motown donde el de Missouri se saca de la manga clásicos-modernos-instantáneos comoS.O.B(AKA Son Of A Bitch) y cuando se reencuentra con sus raíces en “Wasting Time” nos recuerda que el homenaje de Ryan Adams a Taylor Swift ha sido una operación comercial perfecta que hubiera podido tener cabida en esta lista.


1 Comment

Biff, Bang, Pow! | La vida sense Kendrick Lamar 26 febrero, 2016 at 14:59

[…] El Destilador Cultural – Los (no) mejores discos de 2015 […]

Reply

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.