Crítica DiscoElectrónicaHip-hopIndiePopRock

Novedades discográficas mayo de 2018

posted by KeithModMoon 28 mayo, 2018 0 comments
Beach House – 7

Beach House - 7

Victoria Legrand y Alex Scally siguen, sin apenas alterar la fórmula, entregando deliciosos caldos de ese dream-pop reconocible pero intransferible. Sin estrujarse los sesos para dar nombre al séptimo álbum de su carrera, los de Baltimore continúan dibujando el mapa sonoro de los parajes más evocadores, sinuosos y reconfortantes del panorama presente.  Una nueva caricia sonora por parte de un dúo que posee el certificado oficial para masajear oídos y espíritu, y adueñarse así de la paz interna del oyente durante, en este caso, 47 minutos.

7 se compone de once cortes destilados para extraer su valioso efecto regenerador. La voz susurrante de Legrand encuentra en el colchón sintético dispensado por su compañero de fatigas un encaje modélico. Especialmente inspirados se muestran en “Drunk in L.A.”, “Dark Spring” o “Lemon Grow”, cuando las armonías vocales y el compuesto melódico refuerzan el resorte sonoro para lanzar el hechizo hacia estadios de ensoñación muy profundos; una nube de intensidad emocional desplegada por una medida y controlada sabiduría instrumental acumulada durante todos estos años de trayecto. Quizá el disco no presente nuevos 8.000 en su carrera, pero es difícil asomarse a este y no salir tocado por ese síndrome Florencia que define sus trabajos discográficos y sus directos.

Tema clave: “Lemon Glow”

7

 

Arctic Monkeys – Tranquility Base Hotel & Casino

Arctic Monkeys Tranquility Base Hotel + Casino

La banda de Sheffield sigue presentando credenciales para permanecer como la gran banda rock de las nuevas generaciones – con el permiso de los canadienses Arcade Fire. Alex Turner permanece como ese camaleón que muta la criatura y la hace conquistar nuevos terrenos y estadios sin desmontar la estructura ni perder altura. Su último trabajo, el quinto en su carrera, generará el desconcierto y hasta irritará al núcleo duro de fanáticos, pero que, al igual que sus últimos discos, la repetición de una escucha que de primeras no termina de cuajar en el oído, se va elevando y elevando hasta situarla en otra obra irrenunciable de su carrera. Una que precipita un claro giro en 180º sobre el sonido de la banda, el que Turner ya insinuó y perpetró en sus dos discos con The Last Shadow Puppets (especialmente con Everything You’ve Come to Expect) . Porque este nuevo trabajo de los ingleses bien podría pasar como el fin de la trilogía iniciada con Miles Kane.

Turner ha dejado atrás el acné efervescente de sus inicios eléctricos, incluso el rock fornido, de riff grueso y herencia norteamericana de los dos últimos LP’s. Ahora los pasos del cantante y guitarrista se dirigen decididamente hacia Scott Walker, hacia la etapa de Bowie en LA (Turner modula su voz en unos registros que recuerdan mucho a los del Duque Blanco), hacia Pulp, las bandas sonoras de Morricone y Rota, hacia Lee Hazlewood, hacia un dueto con el Elvis tardío y John Lennon (“Ultracheese”) y hacia ese halo de crooner del que ya alardeó en su anterior trabajo fuera de la banda. Hay así una evidente pérdida del riff, de las guitarras bateadoras, de los extasiantes aporreos de James Ford, de melodías adhesivas e incendiarias. Hay de hecho la ausencia de hits que puedan tener recorrido en las líneas radiofónicas y en los hilos musicales de consultas de odontología. De hecho, ninguno de los 11 temas sobrepasan el medio tiempo. Sin embargo florece una materia selecta y sublime que, a fuego lento, se va apropiando de la voluntad del oyente. La notable “Star Treatment”, donde Turner deja ante notario su estatus de superviviente generacional con esta brillante línea: “I just wanted to be one of The Strokes. Now look at the mess you made me make”. O la aproximación más cercana al single con la muy Young Americans “Four Out of Five”. Así como el tema que da nombre al disco donde parece invocarse a Serge Gainsbourg dan parte de esta exquisitez soterrada que va asomando a cada nueva escucha. En resumidas un trabajo sutil, detallista, compensado y abrigado con los elementos necesarios – no hay nada desechable en el equipaje sonoro-, de coordenadas muy marcadas y muy bien apropiadas por Turner y los suyos. Muchos considerarán este trabajo de rock retrofuturista de piano-bar un alto en el camino ascendente de la banda, cuando no es más que otro trecho ascendente de una banda nunca acomodada en su posición de superioridad en la escena rock contemporánea. El inquieto talento de Turner es la llave para seguir reinando, aunque como en el caso, lleven a cabo maniobras arriesgadas, y para la mayoría, incomprensibles.

Tema clave: “Four Out of Five”

marco 75

Sudan Archives – Sink

Sudan Archives Sink

Que sirva esta crítica para desprecintar uno de los valores futuribles más firmes en la casa de apuestas musicales. Nacida en Ohio y traslada a LA, Brittney Parks lleva la versatilidad y el eclecticismo a cotas muy elevadas. Instruida como violinista, la norteamericana despliega su talento de forma transversal en este EP que la afianza como una de las voces más sugerentes del futuro inmediato. Ojo a ella y a este Sink.

Tras dejar caer singles que dejaban entrever el advenimiento de una nueva gema en el denso panorama pop contemporáneo – de hecho ya tuvimos el olfato de incluirla en la lista de promesas del año – ahora busca la consolidación con un trabajo burbujeante y contagioso. Un sonoridad regada por efluvios pop, R&B, afrobeat, world music y electrónica. Como si Ibey, en compañía de Gold Panda y Empress Of, cogieran los bartulos y cacharros y se fueran a una playa exótica del Sudán. Los frutos más frescos y sabrosos los recoge en temas irrefutables como “Nont for Sale” o “Sink”. Aunque prácticamente su totalidad está cubierto por una exquisitez y elegancia en las formas, el detallismo en sus arreglos y la producción, encaminados a un punteo lumínico que absorbe al oyente durante su deliciosa escucha, la proporcionada por un reconfortante hallazgo. Marcaje a la mujer.

Tema clave: “Nont for Sale”

marco 75

 

Pusha T – DAYTONA

Disco del mes

Pusha T Daytona

Cuando se empezaba a cuestionar la superioridad de Kanye West en el panorama musical contemporáneo Yeezus irrumpe para dar un golpe de autoridad como productor en el brillante nuevo trabajo de Pusha T, DAYTONA. Un reducido minutaje de brillo continuo e incesante. Pusha T se corona como uno de los MC’s más fiables del momento adaptándose al perfilado y glorioso cut-and-paste del marido de Kim Kardashian. 7 minutos en los que el del Bronx escupe sus batallas callejeras como camello – esa portada con una foto extraída del baño de Whitney Houston el día de su muerte de muy dudoso gusto confirma el contenido lírico – en un entorno sonoro endiablado, exquisito y frenético. Puro caviar.

El ex-Clipse vuelve a responder con una metralleta de rimas secas, contundentes y elocuentes. Sus años calentando adoquines y esquinas como drug dealer acaparan la atención lírica, alejándose así, deliberadamente, de su adquirida notoriedad como rapero de éxito. Una exposición lírica que encuentra el aliado soñado en el colchón sonoro dispuesto por un inspirado Kanye West. El productor y rapero desempolva su faceta de connoisseur soul y funk impresa en sus primeros trabajos, y en The Life of Pablo, para emplear unos samples de oro en la estructura melódica y rítmica del disco: Acariciando el cielo en “Come Back Baby”, al desterrar la joya funk “The Truth Shall Make You Free” de The Mighty Hannibal.  Una producción nada estridente ni barroca, con los elementos necesarios arma una indestructible carcasa instrumental sin fecha de vencimiento anunciada. El trabajo de West impulsa el talento de Pusha T hacia cotas de calidad pocos veces asumibles. Pureza rap partida y distribuida en las mejores condiciones.

Tema clave: “Come Back Baby”

8

Balago – El demà

Balago El demà

La banda de la Garriga sigue siendo uno de los tesoros más protegidos del panorama español. Con David Crespo al frente (único miembro no reemplazable de esta banda) y Guim Serradesanferm, la formación acaba de publicar (en el frenético último viernes del mes presente) el sexto álbum de su carrera. Un El demà que sigue explorando la senda abierta con el excepcional Darder (2013). Una recreación atmosférica de alto voltaje donde el ambient oscuro, de embalaje apocalíptico, se funde con el post-rock industrial, el pop hipnagógico y la banda sonora sci-fi. Un camino que a nivel nacional siempre ha contado con el apoyo del sello Foehn Records, y que a nivel internacional, conectaría con las apuestas del sello Tri Angle.

La banda catalana, junto a otros exponentes internacionales (Leyland Kirby, Burial y John Maus, por ejemplo), siguen apostando por escribir la banda sonora de los tiempos agoreros del presente. Su música transmite una desazón y una congoja de perdurable efecto. La pesadumbre y el vacío definen unas composiciones que absorben y abrasan para terminar extrayendo una belleza inefable en medio del fuego y la oscuridad. En su último trabajo, comparado con el anterior, ese tono alicaído y fatalista es menos demoledor, Balago prefieren abrir pequeñas aberturas para la entrada de motas de luz y aire que aligeren el peso anímico sobre el oyente. Aunque en ocasiones el resultado siga igual de punzante y desarmante (“El buit” y sus misas fantasmagóricas), sí que se percibe una voluntad de no scumbir a la oscuridad más aplastante. De hecho las microestructuras con las que dispensan las canciones permite a los catalanes moverse, a través de una misma pieza, por diferentes estado anímicos, abrir la paleta emocional y llevar al oyente a un trance donde lo clásico y lo futuro, lo existencial y lo mundano, lo etéreo y lo terrenal chocan para dar paso a unas nubes cinemáticas de la que es prácticamente imposible no caer rendido por el chaparrón de hipnosis. Balago ha vuelto a facturar una obra de una densidad y complejidad irrefutables. La banda sonora de las distopías del presente o del catastrofismo en ciernes. De esas escuchas en soledad, con tenedor y babero en un día no lluvioso ni de invierno, por si acaso.

Tema clave: “El buit”

8


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.