CrónicaIndieRock

Skaters – Baby’s All Right (Brooklyn, sábado 6 de mayo de 2017)

posted by KeithModMoon 9 mayo, 2017 0 comments

Skaters Baby's All Right

La ciudad de Nueva York aún no ha roto con el linaje de sus últimos bastardos prodigios del rock. Mientras los Strokes siguen en un paradero de desconcierto, intentando reorientarse bajo nuevas vestimentas tras la resaca del estrellato global durante la pasada década , un conjunto de bandas de la ciudad del Hudson siguen bebiendo de su abrevadero bajo la ilusión de ocupar su trono vacío. Es el caso por ejemplo de The Britanys, una banda de veinteañeros intentado emular la furia y pegada de antaño de Casablancas y compañía pero con desigual acierto, a veces, rozando el sonrojo. El sábado demostraron que la hormona sin control no es suficiente para abrazar resultados óptimos.

Aunque tiene margen de maniobra ya que solo respondían en calidad de teloneros de los Skaters, la banda cuyo buzz había alertado a jóvenes de la zona hasta llenar el Baby’s All Right (Si pasáis por Nueva York consultad su siempre interesante programación).  Su simple entrada en el escenario bajo lo nuevo de Kendrick Lamar, y un primer acorde cargado de un sonido más contundente y definido ya constató el salto de calidad abusivo entre una banda y otra. La consistencia de este trío, cuarteto en el escenario, llamó la atención de los cazatalentos de WB Records que los ficharon sin álbum en la cartera – aunque para el segundo se han desligado de estos para ir por libre-. Su primer trabajo, Manhattan, aterrizó dos años atrás, mientras que el pasado marzo publicaron el segundo LP, Rock and Roll Bye Bye, el material que presentaron ante su público la noche del sábado.

También se pueden hallar migajas de los Strokes entre su sonido o de relevistas más contemporáneos, como The Vaccines o The Amazons, pero aquí combinado con un espectro más amplio y con un clara inclinación por la música de las islas británicas – resulta fácil imaginar a Bobby Gillespie contorsionarse con las estrofas “Northern Soul” o “Criminal”, a Noel Gallagher fruncir el ceño con “In your head”,  a Marc Bolan coger aliento desde la tumba con “I’m a punk rocker” o a Kasabian y Blur en otros cortes – pero también explosiones controladas de punk-rock norteamericano que fueron recibidas con tímidos pogos en las filas más afiliadas . Además de la paleta de referencias más amplia, Skaters destacaron la pasada velada por una contundencia medida. No hubo espacio para filigranas ni aspavientos con las que cubrir carencias en lo musical. Su sonido se esparció por la sala con solvencia, con el teatro justo, con una masa sonora desenvuelta por una ejecución eficaz. La que les permite afrontar con garantías un repertorio post-punk inmediato e imaginativo (con dos hits duraderos: “I’m a punk rocker” y “Respect the hustle”) que, sin reinventar el género, les debería resulta suficiente para dar el salto para cubrir vacíos en festivales venideros.

Tienen el carisma, la técnica, la actitud, el talento, y mucho tiempo por delante, para presentarse en el festival más cercano en menos que canta un gallo.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.