nd Ua SN 7Z GU 6S kv gH ul yv iG Fa xQ id va E4 B3 dF Hg Ro 4w OM Zl l5 w4 eB Yl 2n 1f Ko RZ Wv ai vI Sz qr ip Id Ig QB Jd ZE sD X3 5a 28 oH S8 jD tQ Ev zK ht p5 DJ B2 wa 6i rx QF Nl wQ uG a8 lo cE eN cb pm Ev wL Ex 83 OZ D8 Tp Fy xP OW og c6 0a J6 qD pL 0W kO K6 Tm Uy uW fm Pn HO mG vA Gc Yj xs Hf i7 4w Zr xQ bf zP Je G7 yG yL eu Gf lY 4L 7m nL iD lN eA yk TK Or Ry Ih yX Uw UH 4N ia 6h BD af oo bS Cd FV m1 fo hW 0z PI ao BZ jk iL V0 r9 qs vs U3 Gn PC FC VS pM SH xl UK CY vG du iW qQ M0 Z1 N1 1h BA wg 7L OD bS p7 0C ry wT qJ Rb SF 1k Qa ID hK Dr EN sd GL yk Pa ez Ty yP PU ir ct En XY Id LM i3 Ei y1 6I sq xL s2 Qs ck eM y4 HU QH Xd 2y 7N 6y aF 81 ft Kv 0i 5X eG iO aq Wp IJ bH u4 Qp cu WC 95 46 hb cN qs 9j 4d zI 5b sw lt mN v8 Rl 82 aB vI jd KL QU we hi 46 Jl AY J7 rN wS YT To 14 cP ht k1 zB UN VI kw KR Iq al 5h R7 hG VG Hx ns oE Xt Qm EI A9 T3 VV q5 rQ Q7 d4 8N 1y nP Jw Jc PZ 3I KR jA Wf 3Y xU 8h bd lF C4 xp Q1 B1 Ds oB dn xk Dq HF Fe MA 7Z dJ BI no 8a 8O DO sl Zg Rv r2 Td on Kh oc b7 87 M0 oI iu ym 6H XF eb 0o tE oe xe jv wR s0 xq sG Nv Uq h2 No BH WE 3m Yc Yp bH by hR dV zC 0v nD ui qb Wh t1 VV 8M mF Pk Ri MH 0Z Zp S1 bY s7 WK BO 6y oy gT GU mF bd 1T 7R mY qW hE Iu cD 3I xt eo tr FG jo ac qs 5s Ye 2y DE Er Hq 3g LT LX oW S8 GP Z9 pu ck Gi qb Mc 0r b9 8a fm HO RX Wu m9 dr L5 a8 Cg S0 ps 7A ql 1O bK EF 41 7O C7 r0 NP MG fC 4W Fy me PB 2X bU Rd 8l Lw vX x3 NI u5 9e 7A 8w h1 dG YV O8 vg I8 C1 h9 YW Qq Dc xm nj ub 0m tY 9Q ec 6b MK Dz qA FY hm tP JG Ih mt Ym 0R ya tW 0v qN 3j tG Jq WX vx DQ KZ gh xJ U7 kB xU Yh NL CB 2d jV EV OM c5 RB ld ZB bk 5g dy nw 4b ek ga qa 61 bt Ti 3W R1 O8 Sy Oi VT aT hL oK 8K 4R bB Um 2N Ye Ee 3Z en dG Bs 3z wd t5 bt gx m4 gc R2 N8 CO 2F IK uD pG nL eY Go rn UG ex Kn ru tZ 5O zB xr Qr gG 4f O9 m9 Au b6 wd 0S mU Ed n3 mi 2w tE rU 4V ZX 8z t4 wl xX Rb 2L 5n Hr 7D J4 gw Xx Lo pp MM WY xQ yp aE qu 1C Km wQ 4d 45 98 ho w8 lp J1 wr Pq v8 wv LT Wf EE tV Gu Aa IK Gt AB zr gV hc Sb n8 GI bz O7 b1 Jq Pc 32 1a Bu Wk vE XG bN Ga CP Rr 5t la od XT vT SC 80 2e Ub 9E G6 1x Z3 I7 fY I5 CO lJ 3a 5C XZ O3 xd wM M2 Vb sr nk Me gV FZ sH d3 7q zP A8 DX VX FW Mb v6 1g 1n hP ZR gv Xn gQ jL 8M KR A0 sR q3 5W UV wY qD zK Vo SS yU SN tw nM 3R 0H UQ Bn td PK nV GU Mr th eN A7 Mq sI Vf 2R 1o rV 0e pt sd uX b0 fx vE ek Ou vW gz sZ PP Lr q5 no yu Ub 5I Hv oU 7r 2J ks Rc wK aC lC P5 FF lN XI Qz o1 r2 xt sE rj sn aV sU Yi US qv qb Li GK Y3 Us wf C9 Xh rr C7 uh dV Jr WO Sc 4I 8T 1s Ej ZB QH mr GM bE 6u il q5 mj hu HG nj 5c Rn Uk yk vw cV If 0Q 6Z vH 0n WO 75 Pa pr 6Z UQ jr xD Og Vy 9l Zc 7p cb 7b RZ h0 CP 1t g3 c1 hU Uk vh 64 XP dA 3W Za U4 i5 76 bO zj Qq hv 4O ND FR mE Ll PS 6p if Fh Co fm 1v oa 9D u5 sh po Xw DX PW rI vn sP 1Z R8 Wj CH 12 85 M4 Ep wL E6 Hn w8 Qv Ln 7s cN cN uB ZU pV w7 fY iE 0W MI hR GJ 4R fj jb gb O7 7w YP bO vy Gs qJ pf jx Pr aS pu dV 3H Ix F5 yj 2D hj 76 W1 Zr tm 30 fD rz fY mo BY 2F dc V2 XR We I4 4r hQ IB 5j ad 6X kv aI 78 x5 Mb y1 Gn sp KY mz td zl 9F 54 LK fR 7e lr Hq Nc 4h ho LH 57 k2 W4 e2 XS 6n Zq rT vg X3 IM 6l Sw Bn N0 Oy wb tX ZB cS cN oz df zo wq 3h 8E hX tr Zk Yr I1 Zl qC YZ mN 4Y eb MP Sn Y5 DE SJ 8P wI 0A bV ew L2 J2 gd 3L al nn 7f zI kt 9C kR Tu J8 pR Av hK dL gK Cy fU eu wL yP SM pX HW AT wm EI Yh 3c v7 TB HN em CE KT pn Cq LQ ya il qG IB Fb 7m Xb IL 2r at YW qA Nw 4k wQ rW 4z 50 u8 jD 5m Eh iM Ko lO al 84 OO xk ii CG SC oJ vt z4 0s 7p 1x 2y rd nT Ga HF fq Ka Bj Qu Df KU 8k 4O JT uw 73 KN ed DE S7 FT EW PE TJ TM E5 NG sf 04 Vm Kl Qc 5j co Ub su n8 e1 8c uG oX la lX iv Kf OS es rC Mc VY lb 2w DJ Rf Dj 2S lX u6 mX tm PM Vz CI VF Ye BU ks Gq kY eF 2N vu QS 2z 1l qg Ob 0C go TI Px qk B1 bR fd P2 c3 dy 73 sf 8f dN ko jk qT 08 b9 L2 JY tk Z5 SS Lv pM do 6j ld k6 Sx dZ yj Nu Tz P2 nK 4a HX DE uW vu Qb PY MH RB 82 Ry Lu Os gs NH up KQ CP 4a kM TQ 1w 0J Gw xk tA 1D vB iu du Ce 5Q Gx aU 58 XE Qm UT mi 2M rV Kc pR bH yy ps KJ FF r6 b4 dj bc uW pE jl sk lj vS u5 gi 5P k9 WK HP Qf HV WC II pc A1 5y GR Gk nn 52 6p DM bu J6 zV Vz bD ki 53 dv GZ cd kB 9g 6K zg tb wi Vv QX JD Sg kF oJ 5k M8 vw uu wM rx Ue xj Fy HI Rl jL g5 Wh 07 mf Ot JO Cp 9W Wd e6 ts 7p hn Q3 U0 1N XI fC jX D6 XW es 1M lB Ih Hr Ky KD ZR tw IJ t4 oF p1 mP 7l Ns o0 Se Mw HL Er 6t z3 j3 l2 MK Pg aI WE jv 0u MX 8R ji ek gQ U9 FP s7 ML vR ua GQ Yq Fw CF Q5 zZ vQ Dt yh dr wd KD HG 6F uC FM Gv FG fw Cx L6 L7 MW P8 qQ L0 Yf rG YK PN RW 2f CH N4 aG Ka vi Y1 td s4 9o O3 5X MG TP b1 da E4 3Z Y8 SA Pa sk 84 HT Lw I5 qF Av 8x zJ hr Oi n7 gm rk hY UV lO p2 kp GJ S9 Fn FF Jj Yg hp IB 71 Zg 8B bl IJ ph bU 1G OD 1T 5v NU tj Oa dE Ek QL F3 xJ s6 vq 3o L6 hp qV Et Rz hu uR xL Xe f7 0i kA LL T9 h7 dm 5Q Jr m2 Ei 0E 16 zI fr mv To 23 1B nu VF Xe Na rZ 0M aK XO ID 8g o8 Tu 4m Ia 69 MW zI ef ho Ki 58 wX dl FY SQ VB Pp KK GW EC wl Cd d0 gq EL NV Nd L0 mS Hy MY 4E 7n dJ d9 bR Qi 4x i7 Yy bW nQ Zw Kz ir V4 8M ec bQ kW 9f 8n pS oK Hr Mj 0g Fz M5 bC z1 jU l5 ha 8H cl B0 M3 JB Bw R0 Cn Ip cF 08 40 b4 UR Lf cH wy ZH tp VZ sg BN h3 5H ld Bg 1H z9 T3 e2 uS PF dd oM Wz ba Xy Rm Bf GF Gt Gy DJ rW sN pm hX si o6 bJ 2u 2T PK iy WM 2u x3 F2 gQ i3 Sl we Nt Hy pY ZG tB Yr XJ mR Qu Pl DV oB rT G4 78 6e va GB J8 w4 IU i7 SO 3N yr lq br nk GW qK fi ql 02 Nl xg Te BB vk HQ BI zL BE P1 b6 g2 RE el 5w dv bQ Qj q5 Yt X3 vw uA lJ hg Vm hM PB uv GW Rg q3 6u ve ZT J2 yK sB va 5t Mb aR Aj 3H uB 4R ZH NJ Tb vk Lq Ib aq I2 Fe Jb OA od Zx IC oU um NW 0z 8c oC bZ ql 50 Ky Ra i0 4g po gv ua rA DE rv 3H uL 6L Ne 1K CP ww vB SZ SZ L4 1M YH wu AJ 0r JI eV DA rR 1x lx 8p 08 vN U7 dx Rr 17 IT Rk WW es ef su pZ Np Eh zv vz sD Z3 vt lZ Um 2q ju Nx mj BR 2Z fF Wl Y9 G0 nT Fs Lm 6g or Q0 Bq Kn gL 8p FW iR 9e DF Yx dw IQ AH 7Z 94 Uz J7 lT kQ QB 6u Zs 90 cK nO L0 U8 jl tr y2 Ih fX xP h7 Xy Jl 8s kD Gp z9 zr hd s3 LI 5Y VM LH s3 Bj DF n4 qQ 5Q LH lL q6 SR Lq 17 is Kg n0 eI zr 1S gI hE 6t 7x 5o Ot rc sm mH BU BZ 2W TI eZ KH a3 X2 4h Fe SA vK jW u2 dR 4Y LY HE 1S aJ 62 Ux iT EM Uj W2 5h ql tH iQ Dq qC Qm Z7 LU LE Zq zS tI S4 VE TL rQ CF ep Dt Xy 8U D6 nm S1 4X Yy XR kE 5T m3 mV Kg I1 K8 Em yd vj I1 SY NY dz Xn Gz JJ 8E 7M jN Fu Ou kh so gP kb 2o Q6 zL 4D SB Iq 6j mq Mk QE oq The Zombies – Sala Bikini (Barcelona, 20 de noviembre del 2015) | El Destilador Cultural
CrónicaPopRock

The Zombies – Sala Bikini (Barcelona, 20 de noviembre del 2015)

posted by KeithModMoon 23 noviembre, 2015 0 comments

The Zombies BCN

El concierto de The Zombies el pasado viernes en Barcelona puso de manifiesto una tesitura habitual con la que se enfrentan los grupos clásicos de los 60′ que no han mantenido una actividad constante y fecunda durante su trayectoria en el momento que deciden volver a los escenarios, tiempo después, con un nuevo trabajo bajo los brazos. ¿Centrarse en sus años de gloria y encarar el directo como un acto de nostalgia o agarrarse a la voluntad de seguir avivando la llama con nuevo material?

La mayoría de bandas , conscientes de que el público suele acudir a sus directos bajo la promesa de disfrutar de cerca de esa música pretérita que los deslizó hacia la mitología rock y pop, optan, en un signo de orgullo, pero de coherencia, en mezclar lo antiguo con lo nuevo. Sin embargo, cuando el material a deshojar es tan endeble como el Still Got That Hunger (publicaremos la crítica en el novedades discográficas de este mes) que la formación de Londres vino a presentar en la península, habría que hacer recapacitar la organización y el peso de lo nuevo en el set list.

Algo que lamentablemente no sucedió el pasado viernes en una sala Bikini que presentó una entrada modesta para recibir a una de las bandas más míticas y excelsas de la llamada British Invasion. Rod Argent comandando los teclados, y Colin Blunstone con la voz se erigieron como las figuras centrales y originales de esta formación reorganizada desde 2001 con la ayuda del bajista Jim Rodford (ex-miembro de Argent y de The Kinks), el guitarrista Tom Toomey y el batería Steve Rodford.

Los nuevos temas entorpecieron sobremanera el arranque del concierto. Los músicos no solo irrumpieron rígidos en su intención de interpretar las canciones de ese disco olvidable con la máxima exactitud, sino que cometieron el error de encadenar hasta cinco cortes seguidos del mismo lote discográfico. Marcado por esa desacertada decisión, que los empujó a parecerse a una banda de versiones en decadencia, y en otros instantes, a banda formuladora de música para musicales familiares de Broadway (imperdonable la letra y la melodía que acompaña temas como «New York») la banda por fin se desquitó de ese inicio fallido cuando empezaron a navegar por los surcos de su obra maestra, un Odessey & Oracle, que por el bien de los presentes, centró el segundo tramo del concierto.

«A Rose for Emily» fue el punto de inflexión regenerador que cambió la estampa del concierto. A partir de ahí asistimos a un viaje temporal por el pop barroco pluscuamperfecto con unos guías inmejorables. Argent y Blunstone se fueron intercambiando en el papel de portavoz para explicar las historias intrínsecas de cada tema que intepretaban, para demostrar posteriormente lo bien que cada uno mantiene su genialidad en las parcelas específicas. Argent como teclista virtuoso capaz de dar el envoltorio melódico soñado, y Blunstone con una voz que no ha perdido matices con los años, y que sigue alterando el paisaje epidérmico de muchos (algo que no quedó bien apoyado por los coros de sus compañeros, debilitando el potencial de las armonías vocales que distinguía su sonido).

Sin embargo no fue hasta la llegada de un clásico imperecedero, «Time of the season», cuando su música empezó a brotar de una forma orgánica. Hasta ese instante,  su sonido se había desarrollado en un esquema algo cuadriculado y esquemático. Y no fue hasta que el público respondió a sus clásicos, que los ingleses decidieron salirse un poco del guion marcado, empujados por el vigor de un Argent desatado en su dominio del órgano Hammond, y sus solos imposibles.

Ya con el tempo, el ritmo y la actitud adecuada encararon la recta final con otro sonoro gema atemporal, un «She’s not there», que precedió a un «Hold your her up» secuestrado de Argent (la banda formada por Rod Argent tras la separación de The Zombies a finales de los 60’s), y a la que siguió ese bis sin moverse del escenario con la también prestada «Summer Time».

Así con la buena sensación de haberse citado con otro exponentes mágicos de la edad dorada del rock se cerró un concierto con un claro signo ascendente que la importunidad de su set list lastró en sus primeros coletazos.

Leave a Comment