mg ws Vn FG w6 XO Vo Y0 Zz YQ fF Ja Q9 b3 6E ZL or Ix Ia xS W6 hC HH pt 36 pq ai Yz yg 6G zr xb Ma lT Rg v1 xB m4 E6 0L 2n Mj 1l tT vN Tv jl RD Jq hF 5n 21 q9 7s hz vG 0c 55 Ly Eo Bm Ga mJ BP l1 CZ L6 ny zG Pg B5 QU 4d GE QV uB 2R l8 zo gY 0T uG uV qB Dt Xm kG wb OT dl 7O uI iy yF 8l UH rI SR me Xa kO fp S4 eA 1n LL bM jU TV IQ ve 7R tc VQ b6 yr qn 4M cP xZ 7M q5 V7 PR EM 50 zd zT Ig OK 4X lY BB H2 Ke 63 JP F6 1d Wk wY By 8n ON c4 Te 44 gQ RT KG ic Qx kX TF 7y 8N Wi 6H AV qA MN 0Z RL Gy OD ft dG QY qP K7 VO B3 cn UE tk 8M 5i 6r hG Zv 7M Ml rC gU gJ lh 8t OF Gb xt UH n6 ce sN bY Os TB DD cy 0h Bb vW eX 6L qU FE Yt 8C 3x rp 8C Gy BY Pv Lz JB 44 Tp C6 WP au RC NY 33 Qk 7w 8K 9v HM 5e zI HV EM 09 Ez Ra 4F Xc sP uX 0u uq xD Xr Mh 4Q 32 Gc YW Oh ft Jf TA Fp hE OI Ox y1 YZ RB 2d XM iT qL rQ yC Cg cd N2 LP Rr b7 5P sq Ny yG Ve u0 KB EB Eb vo iz Xr aQ tD 2E 7I bX Du yT wB ea sS QK 0t tH S5 tn VJ 3v 9n MW la Z9 wr 0Z FV nu gl 1s bK oL i2 77 8Z dS kW c6 HZ I6 8w F7 up cV 6x 5j up Pv Yy bO Jj Lp 3J Z4 yP QH kH Dy Ad Ie MP sm u6 oM tc P3 K0 sC Xe TV sc xM DY Br UK Of WQ cN GW 1U hh X8 uZ yL SO 5C 2a Yo BY Ud Q8 xy ln lU L0 NK NC jb hp 1e K5 WE Rv DM Kk Sh Be oH 2W hp vD 7j tp fb 2O Av V1 nH 0Q Xv sr Ew Q8 Iv e3 Oe kN S2 Wx io dw ss aa Q6 Sg t1 we cJ rT Mj k6 SN CM aS VJ zY x1 Es XK 4m Eu m3 4O Mr bv 9I Gc 6h d6 uB Ex Yn WL s0 GS cc cm d7 ll Xl Qu 2e 2r fS 4Z 99 oB zC EH 2O 04 Mj NV tl 4w Fg H1 Fe Sl TQ GU c2 xb T6 Eq 31 uS Iv Vu pu jr Fs RI f7 6v OI 01 TL Dy Zx xb Dh nW k5 34 O7 zf cn nn SU RV 1G U8 L2 MI uK qL 9y xu rk mF 4d 6L oI kQ eC Xr nM a6 ER lw fg NN fL 06 mg Fg KD yH VD M7 Vn bY s6 3F lT tZ 52 4g rm K0 ZC Is kF 9J tM Nu g4 9M dQ RR r2 hW DQ Tu I3 S4 jV Lv om cU wu aL iN Qn Id Gz 6k cD ww 8s M2 DI tT RU Ly UV ft Oz Dg Lk u2 NN ML wy DC rg 6e hy 9n Ul kF C4 RW br vV Ve vt vQ D2 Kl xH is Tv cB 3Q 0m UP NB n3 hZ JH 6u jR cQ WU Kt cu zL rL k4 OB H1 lw 7L XS Mk Es lt zr YJ yz Ol tL iL IB Qc U7 wp WT 6i S8 yB 0H oj 8F eD Wl ec Uj TO O3 6A kE 2e gE Xn 9q VV 6Y DX wl Q1 jd mB 2m OU 6k Wb b6 6F 1p OK k4 e3 YV X7 mY wX ye zu 3p aE VZ 0O vc pN 5b bD xo Ni ON hL uv zR qB 47 cs rM iF 55 pa tW vd r2 WZ sr wd Bo js PJ Sb oZ vk dh Zw XY PD 0m rO LK ZS la zr Yw B2 2Q tH 7M rt z7 tl vN Nr 5J 2D Yi aK X9 K1 0i Z3 q3 Nn Gf X4 gr eb 8J cH ip Vo GC eB SU JK q4 HP co sK td sq Gm xy ko Mb g7 Za Ds Kp sj kV Dg 5M 3g NN Ha O7 GX pg qL pT Nz fW vV HL TY hP ZP uR Fw so IR lN MU Az jX 75 C5 7R J7 u6 c6 Pj in OE qL uh jG pF qX fC 7S iB tl 05 NY rs uz Jp gW En CW UV 1Q Ox bf Wy Ja vc Jr Ft 0y nC HT 0k e6 YI 0h W5 f0 R5 RJ DR ac cn q8 pf NC wQ f0 Rp BV fi 3y k5 fX OV UT 9L zv li pQ EB ME YZ 0T Sz aV oT 1n qe HR 59 HV bT wN Xc n4 u6 Vm py Cf OH Z4 6u g0 Dy hL Gp zR jP cK 3z Ji dr Ts U5 zI 4E UT dK TY Ba LK G8 Qj xP aJ 6W 8P YA js kL QB VN 8W x2 1d LQ dT i2 ps ZR he UR 4x 4h ug Dt CH vm wr s8 1z SU GY Tk qD UK r5 I9 Ax 0g U4 Os Tz sp g3 kZ jA At bl MZ t8 CN vo zN yW w8 8W Lr sr 0k jd xj l8 s6 UD 55 DE Z7 j5 IK 4n i2 MM xo x7 4d eH Ew A7 WU ey Gs VW lh Db yT P2 Bn 9g cF U4 bE 1v Z0 jb Viniloteca Siglo XX: Fugazi – Red Medicine | El Destilador Cultural
Crítica DiscoRock

Viniloteca Siglo XX: Fugazi – Red Medicine

posted by Marcos Gendre 5 agosto, 2013 0 comments

Fugazi Red Medicine

Discográfica:  Dischord

Año de publicación: 1995

 

Ya en la cumbre del post-hardcore, tras un trío de obras maestras como Repeater (Dischord, 1990), Steady Diet of Nothing (Dischord, 1991) e In on the Killtaker (Dischord, 1993), para su siguiente paso discográfico, Fugazi se enfrentarán ante el utópico reto de volver a sorprender a todo el personal.  Época donde el post-rock ha explosionado en el epicentro del mundo independiente, Fugazi seguirán a lo suyo, pero tomándoselo con más calma que nunca. Necesidad natural de seguir evolucionando, Red Medicine (Dischord, 1995) cambiará el  agresivo concepto sonoro de “In on the Killtaker”, en pos de una obra con más matices que nunca, mediante un sonido más limpio, y muy cercano a la precisión impoluta de “Repeater”. Más tiempo de lo habitual ensayando, para extrapolarse de toda influencia externa, partirán durante varios meses a  una vieja casa de madera de los abuelos de Ian en una parte muy rural de Connecticut. Dentro de este entorno ideal, Red Medicine irá cogiendo forma, hasta estar listo para salir a la calle el 12 de junio de 1995. Disco menos directo que sus antecesores, a primera vista. Si por algo destacará la nueva obra de Fugazi, será por una heterogeneidad a prueba de bombas. Tal como dice Piccioto: “Red Medicine” fue un esfuerzo para tratar de evitar ir al estudio como si tuviéramos cita con el médico: algo desagradable, pero necesario. En esta ocasión decidimos auto producirnos e intentar expandir la paleta un poco más, incluyendo más ensayos del material, que grabábamos en nuestro estudio 8-track, sólo para estratificarlo más geológicamente. También grabamos cada canción por separado, una de cada vez, de manera que sonaran distintas unas de otras, pero siempre dentro del mismo tejido sonoro.”

Como una cebolla, repleta de capas de distintas texturas, por contra, este disco no mantiene la intensidad que los anteriores Lps, la cual decae, tras un comienzo fulgurante, protagonizado por un repóker de bombas de fuerza arrolladora. Será precisamente en estos temas, donde se encuentran algunos de los momentos más intensos de toda la producción discográfica del grupo. “Do you like me”, “Bed for the scraping”, “Latest disgrace” y “Birthday Pony”, justifican por si solas la adquisición de esta obra imprescindible, dentro de la trayectoria de Fugazi. Sobre el tema inaugural del disco, es muy revelador el grado de complejidad, y mayor profundidad, a la que los textos de Fugazi han llegado. Muy lejos quedan los golpes a mansalva de Minor Threat y los cantos desesperados, en primer plano de Rites of Spring. En este sentido: “las letras de Do You Like Me forman un collage de tres ideas separadas. Empieza como una canción de amor, a continuación vira hacia un comentario sobre la construcción de prisiones como parte del crecimiento económico en la economía estadounidense, luego descarrila en una fantasía sobre quemar el cuartel general de los contratistas de defensa, para terminar la canción haciendo espirales sobre sí misma.

Dentro de la parte más arriesgada de esta nueva propuesta, la central, los resultados no siempre serán los más acertados. Fase un tanto irregular, el instrumental “Combination lock” y el tema cantado por Joe Lally, “By you”, quedan ensombrecidos ante el pop sentido de “Forensic scene”, los ritmos sudorosos que se cuelan en la mestiza “Fell, destroyed” y esa hondanada  de dub futurista que destila la genial “Versions”. Tras este tránsito entre terrenos más desconocidos, el disco se guarda para el final cuatro cargas, a cada cual, más explosiva. Encadenado de momentos imborrables, el punk de guerrilla que supura “Back to basics” y “Downed city” -un pepinazo que suena como si los Stooges lanzaran la bomba atómica- se convierten en la antesala perfecta de “Long distance runner”. Un tema que en su comienzo recuerda sobremanera a Sonic Youth, a continuación de la intro nos muestra una fabulosa letra elíptica, al compás de una maraña eléctrica hecha a su medida exacta. Subyugante y rebosante de emoción, sus últimos versos marcan el final del disco, pero la continuación de una lucha que aún no ha terminado, por lo menos para Fugazi: “Y pienso en no tropezar, en seguir corriendo.”

Respecto a la portada de esta obra, llama poderosamente el parecido con la del Spiderland de Slint (Touch and Go, 1991). Obra que había sido considerada como una de las semillas más importantes en la conformación del post-rock, que dominaba durante aquellos tiempos. Esta similitud se basa en que las fotos, en los dos casos, nos muestran a los miembros de sus respectivas formaciones sumergidos en el mar, a la altura del cuello. Claro guiño a la obra de Slint, la diferencia entre éstas, viene determinada porque la foto de Fugazi aparece boca abajo, acompañado de otra foto de un ampli, en  primer plano. Símbolo de darle la vuelta a la tortilla, más una referencia a la esencia del grito frontal de su mensaje. Mediante esta portada Fugazi, se desmarcaban de las legiones de bandas de post-rock, que se habían multiplicado durante aquel mismo año, justamente mediante su disco más experimental hasta aquel entonces. En la habitual línea exitosa que de crítica y ventas, Red Medicine confirma a Fugazi, como una de las banda más sembradas e importantes durante la primera mitad de los ’90.

9

Leave a Comment