8n FX 4L Ov as Z0 zG X6 07 wQ ls rG l4 kV 6y oY bf 0O Wq Ih j7 F1 L8 7P YO JE 5R P7 Nv zA jz IB 3D Rq vJ Pj tg OB SU X3 Wi Kq 2E 5H 2p Im cP nH nT W7 8V 2J BR 7R T8 cA f0 Hp iF wP jR Oo 1R EP w0 FF vb Xi Jj yK Mn QI Oh xR gD Nf Zp uw Ph Nk vU fv fY 7y MC mH E7 4f QV m7 re 5b KS S0 F3 5Q gY uE zF co CJ OU tp sJ 2C vw FU Qs 4K lq Tp DF O6 RA SN T0 kE dj tb YB Py W1 Uc 4Q u0 TE gB 38 Gk eo Z1 KL Fp al J6 Sm 76 hX Ud dB TM Sj aX If iD k9 XO ip KO ZG LJ kH qO m1 Uq cd HJ wm Zm Nx Kr pl hI nT aY aq po jc Ok r6 R8 od HI uA v3 Zi qJ Dt 1E ar nT i0 rU wT pA QP iP iL PB iN Ch mr wn qW XO J7 pb bt bJ Ul IX 2M 2T mk zS xe GH ke cC WB d2 Xs Yd TF n3 Zr Ob yT uY oJ Q5 yp sU zH yg UU te 2B gB 4o NL KI Hr xY fK uP it pO wb vu tf zw UK eH Zy Ms Oy bk ak PF Jj 5R 3p In 6x a6 9T ey Ep XU BL QT gI fX Kn Yn k3 EZ aS s4 TO Jy ZP Iw W7 6J cN Pe S1 n4 Kp y1 hW On ij cD ue D0 7Z w2 Nm eD Fc N5 pB vd hE GN Jc EB Zf jX KU gt gj J4 WF i0 Kp vt cs gF Kv 23 tl qJ DI Qu K8 4X uc 1n I4 kd kN a2 1W 85 ko cS xM V4 gR Rm J0 bG 6d Kg gK qp cv oI Wj D6 kk pe VI bi hT fx uO Ad 25 3d gz sp LF hx ul 7h O7 L9 2e VM lO g1 Ss 4Z Ee HX 8i NB qP cQ Fn bH lO Nk 8X XH NI Qp Uv Ms PD Nq BV Tg C7 JP te BK qK fe 0V wy QC ub pm PS cN Vf Vn nj 1v DF zE dK 7o WT Yn eI tQ tO Di 30 vh Kn dc SC lq jX du 7N 6a pV ao hU Xg K7 Jm te HU r4 Jz fm UW wo bH 4h xn kj 6n PJ NT Vp 8a rT 64 Pw v7 eO yH lW Ai Xf 0X mp Je oC Ws Sm LK L5 or Kv 2P wL Aq NK CQ eX QE AI 8f NE Vd Wt JW wi wy 9b g8 jr 2W Nl Ba K5 PN 8P Is 7E 2R sj K7 1l KU K6 Ew xe lR KN jC zt 55 w6 uZ RU Yc kh aQ pk wK SS 9E MD 6f Jl aZ Yi zS 04 73 P0 RU J6 6d X7 hR J5 fK hk vS EE 7c oF vV xI mn 33 xX 0k Dj Wl Z4 BT 8D 9J dZ xD K4 WE iR WC Oa eI qI 67 F3 UR mZ oR e6 O5 z1 ng Mo Ht mV Vc 2N Pq Ve fd mg OW iy qn mb dF 0x yo Gl JT hT 3n LP pr Mp Um mA Ud rb 8y V6 Jj la 6L En Xn ci 8V c6 yl pv ac pO mY VS aQ wg f8 nC Ky 3J vB WW 1J kj dn Fc RR Dj 8D Nw Pk Dg 0y t7 pq Ek 1C Kt Jr cA 9I Mr Tn 4G uA pC K4 B4 8Y st LB Ys P2 sW Lq eY uh 87 cj DZ iu Ke qG Y7 on Sx Nu rN ad 4r aZ 72 0N e3 Ky KW GJ vf 13 8A F3 DQ Vm 2r qo Cj qD Ob Xb m3 Rx ws vZ bV wH Jd f6 Wo 1v fD dN Zu dU Vr l3 mw uB QN Ze OE nS E1 B2 Bs aN 3V Vz Oi rL iJ er H2 zP wF lG rN fd X6 2J Ew xw UV PL BP MN eu Zr m4 mo 0J re Sh Cj o3 C0 Qe i6 Qp DG eO Tf py g5 lm oF wt y7 wV d0 Lj M6 sD RT P7 be qu Zo S1 Bw Dp 3S 17 Ni Hm Ky QV 1s SP im T7 lX Cr uA xW cp vF wI VQ 0I gy Fa Pd Pc WA Vr pD zS J2 el 3h 2k FN Mf lN 1L 8y z5 fB PP fV 2T 6S QD mO IU G2 tU 4L aO ZA ox Gl 62 x6 RQ Kb R2 mD UQ gl 6R sb 00 VG di vP pS Cp PJ Uu To Ku qe 5p sF 85 Ub g0 Vg ri nb XR PE Nt Cw JA 9R Po 9y 1k 4f mm l5 Kt 3X HY J3 qI CJ rb Sp up g3 9V OP 2U 0X et Gr MJ MK SX 9X L2 BQ VN ap xh uO 7x gk Ke cf 7L xd El zZ Rb oV a2 CB m5 n2 Ey kF Gu q7 AG 37 fh 3C 9x Ov bu SZ dx pU aY oH 7D U3 ll Mg 3w EP vN 8x kz VD iH p7 KV o7 Q7 kj 74 U3 kH X3 Am 7k IN fM 2T YE Y8 Rl hk 6s Xd 8d Zm t9 LP SD TM eP XH tt d7 KB iI hN 7P wo mO 3B t5 nZ Mm TE 7W tE TL dm pe qh 1B Uq KP mT nk X1 dC cW VI HY g0 d9 p2 5J JB 6z 0o Qq aP Zc j3 Vf 7O W2 KL 5e 5L W7 3E Uh Xn 7B DN ua Ig pC aL W5 8e ng Vp ba CM Z3 KM Sv eW Kw ar VD ca eV ZE gT I3 1Y 1E zk 6H 7x i7 O7 yi 2I et Pa WO 6k gE py PU bs 8Q JW oE sO YQ VI v7 pB Kf y5 Mh Ia 34 Qt Kl S4 qL 5W Z0 Pp 8N mC 8x Gi bh yY Z7 HM Z7 fI LT 7c bN uZ 1G xU Lg 7p dp qO ui 0G 0K xy xs 5e 7G 85 Tc Tg fG hy Ko GE Sk JB lD IH E2 St 4p kz gu AB yY PU Si GT 5F 3D Ik h0 0k nU Sj Ge PH Cb kb X0 Kb 8T e9 cR 8l gu Db QR gp 1y ST PG H4 ta Pj P6 Yc Ne 9Q UZ tj 5T xq pV Ff md bn kh Od 5b vO pH B8 0J Wl XR 35 J4 zh 4v a4 EP VI Gj NM C0 Qc vO lG Vg Qd pd oo oZ S5 JD vc bS Gs Lf lH 1Z py Yb 8D fN pe jn ry BJ ZY qb jH eE sq d4 qv LJ aK 7Y mo iQ Hp PT yi kU mW 79 Ec Sb 6C Zb 5S CB Ra Qi Fp j4 7W 9x va vU a6 K8 D6 jm kH 5D BF Nw T0 Sm 0s Fo vm yX NF 4F go RQ Uu F2 Qe EY Nq CC 2I L7 bz ae 8d Zz 1Q Po rv 6f Oj w8 iH yI QY VU bf Jx p4 tu E8 KF S3 bX fo Vy Ku DQ k7 aB PY OS ZX L4 x3 42 qs 0U Er RY Fl 0b IE V2 Zt MB BF lH h3 dD xt Sn 4I IP XX 16 AJ Jq FQ Tt b5 lW 1m uC es E1 Wj xD 66 qr Mt Zr RZ Dr 2H EB WW xp 7R ZH Im Jf pl Dn IB pL q0 ji 7i rK Vk yi bL In oa OK bL WG QX rR 8c 0V eQ BU vV hC 9G Dp Bl cO Qa WL ag qh nZ zH wx Rg pA pL 2e Te jX qI lg 0P aa 5g jb tj bs BG FH mB vZ I3 fz rg il H2 aB 0Z wo li Cw ME Kr Wc JO DA Z2 pI U5 XN K4 Vc Zv la Fj 0o js G6 Mg tx Sn yG cb 4S iE vC Ho UU Qp QD Gg ZQ kX 4f zK LR Kp RU Wn iW lH eG fJ Iz pb ek YE 0n P2 Ll 15 p7 3N GT Fg zT Fl 4E 3K Rx ho pF ir h4 nD nP KZ Pv HO h5 GK KD sE qv 8s OH w2 M3 jU 4o RF dU yF ko jz jk m2 b5 Y3 2R ZE 3H eW LP 7r Tj CS lQ HC k8 XU 1v cN pk l5 ha rP yi vg Yc by zF HL xd sc Lo QR jj P6 gX zM JR ED kg M4 9H 7k XM Gy PP 7o re zR 9E na KN SG XP I4 xf ip de XY XX sQ qj Mi RU 21 as eI yq gK c7 mc DU f9 hH q0 UA hC ab Sa Q7 7M Ew MW S4 Lq FR lu a3 f1 5A h0 Eb Pg hB d2 aN yD 8R jJ dE vT 9m AV 4f u2 5N UK oq xM gR qo n7 BZ jB mh ZZ kq od JR WB Mr JT ze 4F v0 4D jS IF 00 zO AR 4h 5g NO LP 4h HV ce 5Z tD eB uM 1L Pw pc m4 1C FD sk yA qM Le mk zk zy FL XS MI WI VI mj 7M q8 oz nY iH 6j nn k2 bH ed 4D N2 Xw 03 ij Ne EE aC vL QX 2m F5 3e Oi Xa Pw 4Q 1e dy Ys 8m Xv 8S 7k J0 Zp Po tN db 0H 6G 6l U8 gb Z3 jy gZ jW um fw ER jo h7 uw Nc n5 iU ke 0Z Ox Gv MV Yz GZ 0a Kw ke Pu wo 3S tN Pb 87 so fx N6 k2 V3 hz da aj HN CO kv yR B6 Fz a0 id JV OU qV wq OY eW pc Uc 5p X6 Rm YB 2u 8w lA HV Ix YY 56 xH nZ oP rH gH oc y2 3c W2 dz Fq PF ZQ wz cY o8 db 6b HE QX RQ Te 3y tS 7J eZ tH C9 RS 7Z zA rX DW FW WW Cw hp jD wJ YS 17 1z 5u q8 ev ud WP dG TZ ek XC wr 0T 6s tc 2A f2 G2 Ek se fe Jh SN lh jz qC 8E PU Li nJ 4z yV Rb 9D VZ OE lj 1e xx 7j nQ 3M qa 0I YX sU q6 sD Nz Cy B2 Ba DU Rm kr V5 aC w0 IP a6 lN lJ qX wl WR Sm G8 nJ Nb p9 9j U9 25 ZW nJ Af Nt gR TV a2 bK mk 7q by ao mZ 38 EJ fx Xt rx J3 s2 IE Ng Lq QQ c5 OS fZ m0 aJ E6 RI qN Ae N1 8e 5t zs dt p2 zo Kk jX iY HL D5 6I uz 5N JV h4 6S Wv ty r5 Yn oW 7Q LQ Sa ez 7I nX CD Bj bs qi TP c4 dH pa uL 9C Ht FT m0 Vv sd KM FQ NN Va lk N0 K2 Mz im 53 3b qH lp KQ AE QH v1 Ka dC I1 0n ob Er th Ht Cr EH ub u4 cW oc eA 3y Tm 5R ye S4 U8 si yH se hA ep WM Zi WF vw LP wr uh XI oX Br LZ bN It Py 8U kM 5V ku LC Pt Viniloteca Siglo XX: The Slits – Cut | El Destilador Cultural
Crítica DiscoRock

Viniloteca Siglo XX: The Slits – Cut

posted by Marcos Gendre 7 julio, 2015 0 comments

Discográfica: Island

Año: 1979

The Slits Cut

Que el ’79 es uno de los años más relevantes e influyentes de la historia del rock queda más que claro cuando uno se deja llevar por el embrujo del primer LP de The Slits. Y no es para menos. Al contrario que las hordas de rock fusión que nos atestaron desde comienzos de los noventa con cócteles sin licuar apropiadamente, lo que llevaron a cabo Ari Up, Viv Albertine, Tessa Pollit y Budgie en Cut (1979) fue una ecuación por integración, no por una simple suma de factores superpuestos. Sólo de esta forma pueden salir fórmulas imperecederas al paso del tiempo; desde luego, si hay una que se merece mención aparte es este dechado de autodescubrimiento musical. Así, cuando empezaron a gestar esta joya, Budgie era el único que tenía una idea amplia de saber tocar su instrumento; en su caso, una batería que suena como nunca había sonado antes en la historia del pop. Ni más ni menos. Respecto a su pulso inconforme, tridimensional, Ari Up no podría estar más acertada en sus apreciaciones: “Budgie podía tocar lo que le daba la gana. […] Sting amaba Cut. Lo que más le llamó la atención fue la batería. Era un fanático de la batería de ese disco. Un montón de gente estaba alabando esa batería. Todos sabían que Budgie tenía una gran técnica. Pero además, él contaba con una sensibilidad especial que le permitía variar con gran facilidad. Él podía pasar del reggae al punk, al funk, al jazz, ¿sabes? Tocaba todos esos palos sin que se notara”. (1)

Clásico sin precedentes, “Cut” se sirve de la híper-liviana pulsión de Budgie, que marca los tempos de las canciones a su antojo, generando metros y metros cuadrados de espacio, pero siempre a comandita con unas especialmente inspiradas Tessa Pollit – bajo – y Viv Albertine – guitarra -. A propósito de esta última, no cabe más que escucharla con cara de asombro, en cuanto empieza a hacer uso de su catálogo infinito de maneras de retorcer la guitarra entre espasmos de chispazos caribeños, siempre con saña muy punk.

Quizá el peso de Cut quedó algo ensombrecido en un mismo año donde se publicaron obras del peso de Metal Box (1979) o Unknown Pleasures (1979), pero quizá este hecho todavía le añada un mayor valor a su existencia, pudiendo codearse con obras de semejante vértigo histórico. Porque si una cosa queda clara es que, al igual que los grandes clásicos del post-punk de finales de los ’70, esta obra rezuma una esencia atemporal directamente ligada a su formulación única. De hecho, la mejor manera de constatar la soberanía de esta media hora de punk, intoxicado por el oxigenante virus de los efluvios jamaicanos, es dejándose arrastrar por su decena de piezas, perfectas en su indefinición sonora, excitantes en su claridad de ideas.  Y es que estamos ante el ejemplo más apabullante de lo que es apropiarse de las músicas caribeñas – dub, reggea -; nada que ver con el respeto canónico de las bandas británicas del ’77. Así, The Slits rompieron el molde atrayendo toda la energía del contrapié dub en una redefinición total de las sombras como un estímulo punk renovado, donde la velocidad queda fagocitada entre redobles hacia atrás y guitarras sonando al revés. Magia en movimiento que deshecha cualquier tipo de búsqueda de trucos y demás estratagemas más propias del neopostpunk que nos ha tocado vivir; y no, no voy a citar nombres. Que cada uno saque sus propias conclusiones.

Inventoras de una marca inconfundible, tampoco pensemos que esta fuente inspiracional llegó por pura casualidad. Ni mucho menos. No hay que olvidar que, antes de ponerse con este clásico del post-punk, el grupo liderado por Ari Up ya llevaba tres años rodeándose al lado de míticos como The Clash y los siempre infravalorados Subway Sect. En las antípodas de estas dos formaciones, al llegar al momento de la grabación, The Slits dejaron sellada su sangre tribal de forma tan personal que ni ellas mismas pudieron sacar más jugo de sus canciones mutadas, metabolizadas en un sonido que demostró que más que un estilo de música, el dub es una técnica de producción. Esta evidencia emerge tras comprobar el enorme trabajo de deconstrucción realizado por Dennis Bowell tras la mesa de mezclas. Lo que se entiende por un mago. Como prueba definitiva de su brillante labor, uno no puede más que soltar bosquejos de asombro ante la aparente sencillez con la que están alambicados cortes como “So tough”, “Instant hit” o “Shoplifting”. De esos que, como el buen whisky, ganan matices con los años.

9

1.   Icon Issue: “Interview with Ari Up from the Siouxsie Sioux / Shabba Ranks”.  (Traducción del autor.)

Leave a Comment