Soul

Los herederos hispanos de Joe Bataan se cuelan en el Jamboree

posted by Jaume Pi 12 enero, 2013 0 comments

Blackcelona

Los Fulanos protagonizan uno de los últimos conciertos de ‘Blackcelona’, proyecto que incluye álbum y ciclo de directos como muestra de la mejor música negra de la ciudad

El más o menos atento aficionado habrá percibido estos últimos años en Barcelona –como en otros puntos del planeta- un auge de los llamados géneros clásicos de la música negra, esto es, el soul, el funk, el ryth&blues y sus múltiples derivados y subgéneros. Una especie de revival que mezcla sin pudor distintas estéticas, desde los elegantes trajes de los grupos y solistas dela Motown o la Stax a los coloridos y en muchos casos esperpénticos –y, por ello, entrañables- trapos que llevaban las estrellas negras de los setenta (peinado afro incluido, claro). Es un revival pero no parece pasajero. La eclosión del nu-soul a nivel mundial puede ser una moda de cuatro modernos que quieren vestir con camisa de cuadros, tirantes y pajarita, pero los amantes de estos estilos resistían en sus trincheras con una fidelidad encombiable y seguirán haciéndolo pase lo que pase. Por otro lado, tampoco hay que esconder que la moda global ha ayudado a dar un empujoncito a las escenas locales.

Fruto de este auge, multitud de iniciativas tratan de darse a conocer para dar cuerpo a la música negra barcelonesa. De un tiempo hacia acá, proliferan las jam sessions en locales pequeños de Gracia o el Raval –hablaremos de ello en futuras entradas- y los bucs de ensayo se han ido llenando de multiformaciones que investigan, versionan y recrean los múltiples géneros de los 60 y 70. Blackcelona A collection of soul & funk music from the city of Barcelona (Discmedi, 2012) es el intento más claro de compilar algunas de las mejores bandas de la capital catalana.

El disco, como buena recopilación, tiene la virtud de la variedad algo que, como sabemos, a veces se puede convertir en defecto. No es el caso si tenemos en cuenta los objetivos del trabajo: se trata de un documento de testimonio, un producto para introducir los grupos de casa al despistado o al que solo ve lo que se hace en Nueva York para mantener una conversación de lo más chic con un gin-tonic en la mano. Más allá de alguna ausencia (¿Dónde están Abel Boquera o los Phat Fred?), hay de todo: el rythm & soul de The Excitments, el funk en catalán (!!!) de Tirantlofunk, el soul y boogaloo de Black Beltones, el deep funk de Cardova y Slingshots, proyectos que flirtean con el pop o el jazz como Betty Belle, First Take, Sweet Vertigo o los inquietantemente jóvenes JizzyFree y unos clásicos de la noche barcelonesa que resultan imposibles (el mejor de los elogios) de clasificar: Astrio. Finalmente, los amantes de los tópicos olímpicos también podrán disfrutar de la mezcla de rumba y funk que ofrece el proyecto Achilifunk junto a la Original Jazz Orquestra de Taller de Músics.

El álbum irrumpió en septiembre y ha tenido su continuidad en una serie de conciertos en varias salas barcelonesas, un ciclo con notable éxito y que ha cumplido su principal objetivo: dar a conocer estos proyectos al melómano medio de esta ciudad tan snob y tan ignorante a la vez. La sala Jamboree abre sus puertas para los últimos de estos concierto. Los Fulanos, otro clásico de la negra noche de la ciudad y revisionistas hispánicos del boogalo de Joe Bataan, Willie Colon o Ray Barretto, presentarán un directo que promete eficacia y felicidad a partir de las nueve treinta pm. Su contrato con el público fija la obligación de ‘liarla parda’, en este caso en el templo del jazz barcelonés. Por cierto, presentan disco: Si esto se acaba que siga el boogaloo (Lovemonj, 2012). El miércoles siguiente será el turno de The Excitements, banda que cerrará el ciclo.

Blackcelona

Concierto Los Fulanos Sala Jamboree


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.