Publicidad

Cómo sobresalir entre la marea de festivales

posted by El Destilador Cultural 30 julio, 2018 0 comments

arte callejero

La ciudad de Barcelona vivió la tercera semana de julio una situación anormal con la acumulación estresante de una ristra de directos cuyo cénit se produjo el miércoles de esa semana, día en el que coincidieron hasta 5 conciertos (aquí estuvimos haciendo acta notarial en el de Leon Bridges). También en el ámbito estatal, ese fin de semana, coincidieron hasta tres festivales de música de gran envergadura. Esta sobresaturación de oferta en determinados períodos del año, y desde determinados ámbitos, lleva a que muchos de estos eventos queden sepultados y ocultos bajo el marasmo de oferta en el que vivimos.

De hecho, casi igual de difícil que elegir una propuesta, resulta ponerse al día con la riada de información alrededor del abanico de opciones más allá del fácil atajo que propone Facebook con su agenda de eventos. Igual de desafiante resulta, desde el bando del promotor y/u organizador, impactar y convencer a un público saturado de información. Ante este escenario, resulta primordial utilizar herramientas y recursos que faciliten esa conexión con el público objetivo. Y es aquí donde entran en juego la publicidad, la promoción y actores que juegan el rol de proveedores como, por ejemplo, imprentas digitales como la de helloprint, donde con gran comodidad y a muy buen precio se puede pedir todo tipo de material promocional.

Existen diferentes estrategias y variantes, pero en el campo del directo siguen funcionando el cartel en las marquesinas, las lonas, y las banderolas, y obviamente, el anuncio publicitario en medios offline y online. Con tal de llegar a un mayor número de personas, muchos de estos organizadores se proponen diseñar sus campañas alrededor de audiencias más amplias, incluso fuera de su target core, mediante formatos callejeros de impacto inmediato y efectivo, aunque sin control sobre el perfil del público al que impactará su acción (la única variable por barrios que se puede segmentar es la clase social).

Y en este escenario de abundancia es donde pueden ser útiles servicios como los de helloprint, que ofrecen herramientas que facilitan dar a conocer al público el concierto o evento musical en cuestión. Un surtido de posters, banderolas, lonas, paneles, etc. a golpe de clic, y con opción de impresión urgente.

Acciones de marketing, respaldas por servicios online que cubren demandas específicas, y que no solo resultan útiles para sobresalir en la jungla de la sobreinformación, sino que constan como habituales y cruciales en esta sociedad invadida por los inputs publicitarios y no publicitarios. El cartelismo, con un diseño inteligente y atractivo, sigue siendo un apoyo incontestable para festivales de música, de cine, u otras actividades de carácter cultural o de ocio como confirman las ruidosas campañas de Sónar o Primavera Sound.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.