Series

4×01 «Box Cutter»: Arranca la cuarta temporada de Breaking Bad

posted by Omar Little 21 julio, 2011 0 comments

La tensa espera ha terminado. Ha tenido que pasar un año entero (más largo e insípido que un verano con Copa América de paquetes) para que el laboratorio que fabrica la droga catódica más adictiva del momento abriera de nuevo sus puertas. Todo el mundo sabe que hablo de la todopoderosa Breaking Bad y el arranque de su cuarta temporada.

Si esto no ha despertado ningún instinto en ti, pero al menos, algún día tienes pensado recuperar tu dignidad, deberías dejar de leer a partir de aquí (si es que empezaste) y correr insensato hacía tus templos de descargas, porque tras el salto van a saltar chispas de spoilers.

El cliffhanger con el que Gilligan y sus locos seguidores nos agarraron por las pelotas en su tercera temporada estaba a la altura de los grandes de la televisión (léase Lost en su juventud). Por eso las ganas de que volviera la extraña pareja con más química de la TV eran tremendas. Walter White y Jesse Pikman han vuelto con “Box Cutter” (Cutter), una herramienta que ya difícilmente los espectadores desvincularemos de esta premiere, ni sus protagonistas de sus vidas.

Como viene siendo marca de la casa, el capítulo se inicia confundiendo al espectador (para el recuerdo eterno esa secuencia incial de no sé cúal capítulo en la que Walter White con la mirada perdida observa su piscina invadida por restos de fuselaje de avión) En esta ocasión, los guionistas juegan con la primera incógnita con la que nos quedamos en el último instante: ¿Jesse Pinkman habrá sido capaz de apretar el gatillo para deshacerse de Gale Boetticher en una maniobra táctica de White digna de tres Oscar, un Pulitzer, el príncipe de Asturias y un pote industrial de Nutella?. Por sorpresa (o no) el primero en irrumpir en plano es Gale hablando con Gus, precisamente, de la calidad del cristal que ha tenido que analizar. Sin embargo, tras los inteligentes incisos que aporta cada diálogo, en el siguiente plano nos encontramos a un Jessy ido y con el sonido atronador de una bala que da paso a los créditos iniciales.

Sonido que empieza a esclarecer la decisión tomada por nuestro cada vez más querido secundario (¿secundario? gilipolleces) de esta serie, y que se confirma del todo en la siguiente secuencia, en la que uno de los vecinos relata por teléfono a la policía el one shot murder.

A partir de entonces afrontamos una dilatada secuencia en los laboratorios donde el dúo protagonista queda retenido por los dos matones de Gus, a la espera de recibir las ordenes de éste para y maniobrar, en un sentido u otro, con el destino de nuestros protas (poco emocionante si partimos con principio que no suelen cargarse a los protagonistas de una serie en los arranques de temporada)

Por otro lado lado, seguimos a una Skyler White preocupada por el paradero de su marido, y ejecutando estrategias dignas de su marido (la escena del cerrajero).

Y a un Jesse Pinkman realmente afligido por la acción recién perpetrada, que los ha llevado a todos a encerrarse en el laboratorio, y a Walter a envolver de inteligencia la defensa que lo salve de pelotón de la muerte.

Pero el verdadero clímax llega con la presencia del señor de los pollos ( a partir de ahora apodado el verdugo de pollos), que sin mediar palabra congela esqueletos al entrar en el laboratorio, lugar elegido para demostrar su habilidad con el cuter, y su capacidad para expresar mucho con el mínimo gesto. ¡Gus cada vez eres más grande! Yo lo sabía desde que te conocí detrás de una barra infecta de McPollos.

Capítulo en que además dan por otra parte pequeñas pinceladas del matrimonio Schrader, suficiente para comprobar que Hank está mega cabreado, super jodido, e igual de voluminoso para seguir sonsacarle mucho jugo a lo largo de esta season.

En su contra añadiríamos pocos detalles. ¿Su duración?, eso siempre. Y en líneas generales no ha sido un inicio de temporada tan demoledor como para cagarse encima de unas Converse, pero ya se sabe que esta serie no es cuán desquiciados empiezan su dupla atacante, si no en qué estado infernal la terminan. Y eso es un motivo para saborear la vida esperando un nuevo capítulo de esta fantástica serie de la AMC.

Leave a Comment