Series

Breaking Bad: Impresiones 5×14 “Ozymandias”

posted by Omar Little 16 septiembre, 2013 33 Comments

Ozymandias Breaking Bad

Conocí a un viajero de una tierra antigua

que dijo: «dos enormes piernas pétreas, sin su tronco

se yerguen en el desierto.

 

A su lado, en la arena,

semihundido, yace un rostro hecho pedazos, cuyo ceño

y mueca en la boca, y desdén de frío dominio,

cuentan que su escultor comprendió bien esas pasiones

las cuales aún sobreviven, grabadas en estos inertes objetos,

a la mano que se mofó de ellas y al corazón que las alimentó.

 

Y en el pedestal se leen estas palabras:

“Mi nombre es Ozymandias, rey de reyes:

¡Contemplad mis obras, oh poderosos, y desesperad!”

 

No queda nada a su lado. Alrededor de las ruinas

de ese colosal naufragio, infinitas y desnudas

se extienden, a lo lejos, las solitarias y llanas arenas

 

Soy poco de recurrir a poemas, pero este de Percy Bysshe Shelley, del que el último capítulo de Breaking Bad le coge prestado el nombre, describe muy bien el estado de ánimo con el que te deja la última dosis de la AMC. En concreto son los dos últimos versos los que luzco tatuados en cada uno de mis biceps, porque del “no queda nada a su lado. Alrededor de las ruinas de ese colosal naufragio, infinitas y desnudas se extienden, a lo lejos, las solitarias y llanas arenas” hay un pequeño detalle que no aciertan… sí que queda algo, prevalece la memoria del que es uno de los mejores capítulos de la historia de la televisión, y eso es algo que no borra ni Chuck Norris a tortazos.

Si crees que Ozymandias en una salsa griega ideal para acompañar con una pita, lárgate cagando leches de esta área porque tengo el poder supremo de hundir un capítulo, y con él tu existencia.

 

Ay las drogas…sustancias capaces de elevarte hasta el cielo, para luego marchitar ese recuerdo, y con él, muchos otros. Quizá por eso el último capítulo de Breaking Bad se decante por empezar con un flash-back, un viaje al pasado que nos transporta a la primera temporada, para recordar los tiempos felices e inocentes en que Jesse y Walt cocinaban la meta lejos del mundanal ruido, y cuando la familia del último seguía ajena a todo el tinglado. Tiempos felices que se deslucen en el mismo instante en que dan entrada los títulos de crédito. ..

Para devolvernos al liado presente, al punto caliente en el que nos habían obligado a cerrar los ojos en el cliffhanger más hijoputa que se recuerda desde la escotilla de Lost. No sin antes regalarse con una de sus transiciones elipsis marca de la casa, que ponen en evidencia no solo un criterio ajustadísimo y exquisito en la elaboración de guiones y subtramas que provocan desbordamientos en las consultas de Valentí Fuster, sino también un apurado y moderno estilo visual, en constante ebullición, y siempre a la vanguardia. Pero bueno, vayamos al ok corral, a la batalla de Little Big Horn, al ansiado momento al que en estas mismas páginas le hemos dado vueltas y vueltas hasta dar con una teoría bastante aproximada de lo que ha acabado sucediendo.

Nadie adivinó por eso que Gomez yacería, ya de entrada, muerto en el suelo. Mala señal para los devotos de Hank. Quien aguarda herido detrás de una rueda y sin un mísero casquillo de bala. Peor lo tiene cuando se arrastra por la arena para buscar la recortada de su compañero hasta que el tío ario lo atura con su pezuña y se dispone a darle la estocada final. En esas irrumpe Walt desde el coche, desesperado, rogando por la vida de su familiar.

Walt lo intenta todo. Por la vía racional, la emocional, e incluso la que nunca falla, la económica, asegurando que bajo la tierra que pisan hay una fortuna. Una larga conversación a tres bandas, que deja diálogos de oro. Como cuando el tito ario se dirige a Hank como “Fed” (de federal), y Walt lo corrige, con pose serio, diciéndole que su nombre es Hank. Un signo del profundo respeto que guarda hacía él, y realmente dando a entender que esa es la delgada línea roja que ¿nunca? cruzará. Pero aún más antológico, cuando un Hank impasible, casi mudo, desafiante, sin arrastrarse, ni implorar por su vida, le suelta una frase al prota de este tesoro seriéfilo, que se llevará clavada en el corazón hasta la tumba: “Eres el tipo más listo que conozco. Y eres demasiado estúpido para ver…que él tomó la decisión hace diez minutos”. El epitafio para uno de los secundarios más glorioso de la historia. Algo que por lo visto se la suda al tito ario, quien le descarga un balazo en toda la cabeza (¡¡¡vendettaa!!!) .

Como era de esperar la reacción de Walt ante el fatal desenlace es terrible. El frío e impenetrable corazón de hierro estalla, y se viene abajo, literalmente, sollozando. Devastado permanece inmóvil en el suelo, mientras la gang redneck se encarga de desenterrar los barriles con el dinero. Antes de dejar la escena, desposan al ex capo de la meta de Nuevo Méjico, y le dejan uno de los barriles, con la nada despreciable suma de 11 millones de dólares. Walt sigue absorto, marcado por la tragedia que acaba de ocurrir…pero pensando a la vez en la última pieza. A todo esto, ¿dónde está Jesse Pikman? Los matones arios lo buscan sin éxito, y justo cuando deciden darse por vencidos y dejar el lugar, el rostro salvaje de Heisenberg vuelve apoderarse del cuerpo de Walt, manteniendo la mirada fija en un punto. Sin dejar de mirar le suelta al jefe nazi “Pikman”, “aún me lo debes”, y éste le responde si lo encuentras no encargamos…”lo encontré”. Acto seguido un travelling a ras de suelo se acerca al coche de Walt, donde se esconde debajo un Jesse medio hundido en la arena.

Inesperado giro, y una vez más, astucia y pulidez exquisita en el guión; la tragedia hace que Walt desfallezca, y por ese mismo golpe, el destino hace que dé con la persona contra la que quiere descargar todo su odio, a quien ahora mismo culpa de todo el infierno que se  cierne sobre él (cuándo en realidad es un acto de cobardía o de alejamiento de la realidad por no admitir su propia culpa). Pero tampoco nos chupamos los dedos por estos lares, hemos visto mucha ficción, y vivido muchas batallas. Si te cargas a una torre, acto seguido no vas a por la reina. Así, pese a ver a Jesse arrodillado, con el nuevo Josef Mengele apuntándolo con la pistola, sabíamos que alguien lo sacaría de ese atolladero. Con un Walt dolido, con sed de venganza, y cero dispuesto a la absolución (alguien tiene que pagar la muerte de Hank), por lo tanto fuera de ese terreno, irrumpe un salvador inesperado en la figura de Todd. Quien argumenta para salvarlo que su colaboración con los dos agentes de la DEA les puede otorgar valiosa e útil información. Aunque en realidad sabemos, como luego descubriremos, que su verdadero motivo es tenerlo como esclavo hasta que consiga sacar la fórmula mágica de la meta azul. Lo vean ellos o no, al final terminan por no ejecutarlo y se lo llevan de prisionero.

Antes de eso, tiene lugar la revelación más dura de todas, la que sabíamos que terminaría por llegar, pero no en esas circunstancias. Walt le expone a Jesse su implicación en la muerte de Jane, y deja a éste más atónito y con un solo objetivo en la vida… ¿adivináis cuál?

Permitirme aquí un primer alto en el camino, porque esa confesión, tras darle varias vueltas me ha parecido algo forzada. Por un momento pensé que era un sistema retorcido de suicidio, de un Walt vencido buscando desangrarse, enterrarse a sí mismo o por la ira de Jesse. Sin embargo, parece que tiene su sentido en el contexto de un inminente choque de dos trenes que se han ido acelerando, cuya relación está en un punto de no retorno, tal que el odio entre ambos es irremediable, del calibre Diego Torres e Iñaki Urdangarin. Y aún así, considero algo forzado que saque a relucir el lado Heisenberg con esa crueldad, precisamente tras entregar a Jesse a la muerte, o lo que es peor, el encarcelamiento a manos de Todd, al que sabemos que Jess profesa profunda admiración. Entiendo que esa puñalada en tiempo extra pueda venir del alterado estado emocional al que te lleva ser testigo de cómo se cargan a tu cuñado en tus narices, pero aún así…

Intensidad máxima. El tablero de ajedrez destruido por una tormenta de arena. Un colosal naufragio llevado a cabo en veinte minutos, y lo que queda por llegar… El primer descanso, el primer alivio, llega en ese minuto, cuando Walt se queda sin gasolina en su coche (depósito petado por un proyectil) y tiene que arrastrar su barril por el desierto hasta encontrar un indio perdido por la reserva, a quien le compra una furgo. Antes de llegar a ese punto, la marca de agua de la serie vuelve a hacer acto de presencia con uno de esos instantes mágicos. Una secuencia musical que saca a la luz la historia del naufragio del rey de reyes, con un tema simplón y alegre, totalmente disonante con lo que acabamos de presenciar, pero con una letra aguda y clarividente, que expone abiertamente el momento que afronta un Walt arrastrando un barril, que en realidad simboliza toda su codicia, su tozudez, su ego, a través de ese hostil desierto, escenario de tantas de sus insanas aventuras que lo han llevado hasta ese punto sin retorno. Una conjunción de ideas, metáforas, localizaciones, sensaciones y elementos que han provocado un estallido emocional incontrolable…hasta el llanto (y no hiperbolizo). Tras tanta tensión, esa secuencia me ha desgarrado la laringe y vaciado las cuencas oculares a un nivel al que solo me había conseguido atizar David Simon en el final de Generation Kill.

La culpable…

Tras recuperar la compostura, e intentar no parecer ridículo ante mis cercanos, la historia se traslada al drama familiar. Marie entra en el negocio de lavado de coches, y le explica a Skyler la llamada de su esposo contándole las buenas sobre el cuñado. Skyler  se suma entonces a mis lloros, y más cuando Marie, le obliga a contarle la historia real de su padre al hijo. Éste, haciendo honor a las opiniones depositadas sobre él y a la persona que lo interpreta,  encaja el golpe sin demasiado dramatismo, incrédulo ante lo contado, y haciendo de juez moral sobre Skyler.

Mucho más dramático resulta cuando llegan a casa Skyler y Walt Jr, y se encuentran con un Walt desquiciado, cogiendo ropa de todos los miembros de la familia, y esquivando las preguntas incómodas que le lanza, su mujer e hijo. Pero la de ¿dónde esta Hank? es demasiado severa, retumba de forma demasiado profunda como para esquivarla. Finalmente Walt cede a la presión, e insinúa el destino de Hank, y una Skyler, cuya escala de moral ha dado un vuelco de 180 grados, carga contra él, tachándolo de asesino, mientras Walt Jr, sigue flipándolo en colores y haciendo preguntas estúpidas. Pero el verdadero drama familiar salta cuando Skyler coge un cuchillo y ordena a su marido largarse de esa casa para siempre (ese siempre retumbando de nuevo bajo las paredes) un Walt cada vez más ido, se enfrenta a su esposa, hasta que su hijo le coge del cuello, y se interpone entre su padre y su madre, mientras llama a la policía para sumar una nueva acusación sobre su padre… la de maltrato doméstico.

Un Walt, absolutamente fuera de sí, coge a su bebé y se larga con la furgoneta. Ya más calmados, con Marie en escena, y la policía tomando notas sobre la denuncia y el secuestro de la niña, Wverbalmentealt llama a Skyler, y se enzarza  con ella, por no hacer confiado en él, por recriminarle haberse comportado como el diablo, y ya de paso, le confirma que Hank ya nunca más aparecerá por una de sus barbacoas, ante el horror de Marie. Esa conversación, que constata el total hundimiento moral del personaje, quien incluso llega a amenazar a Skyler con seguir el mismo camino que Hank si no le respeta, es el punto más oscuro de la caída moral de un personaje único. El colosal naufragio está en su apogeo, y hasta que no aborde su última curva, arrastrará todo lo que le pase por delante, y eso entra en los asuntos que aún tiene que resolver que indica antes de colgar el teléfono. Walter no tiene nada que perder, su calculado plan se ha ido totalmente al garete, y ha perdido lo más valioso para él, lo único por lo cual todo aquello tenía siguiendo sentido. La familia, y uno de ellos, literalmente.

De ahí que el plano final, sea Walt abandonando Alburquerque con ese Ray Donovan que Saul ofrecía a Jesse unos capítulos atrás (sabía que esa excelente localización tenía que volver a surgir). Y que el último plano sea un Walt mirando por el retrovisor, mientras lo que queda de nuestros dañados cerebros piensa… volverá.

Un regadero de sangre, corazones rotos, sollozos, rupturas, peleas, ira, venganza y dolor que configuran, sin dudarlo medio segundo, el mejor capítulo de esta quinta y última temporada de Breaking Bad, y sin dilaciones, se cuela entre los mejores de la historia de la televisión moderna.

Solo dos capítulos para lubricar esta excelente temporada, y visto lo visto hoy, los cerebros que han explotado, las vejigas que han ridiculizado, y los ingresos de urgencia en cardiología que han provocado, parece casi imposible superarse. Casi porque el escenario que dejan es altamente apetitoso. De entrada porque despejan muchas dudas. En la traca final… poco sexo… pero muchas cintas de vídeo, mentiras y mucho plomo. Como el de la metralleta Scarface que está claro que Walt descargará sobre la trouppe de los arias. La ricina, cada vez, parece más claro que tiene grabado el nombre de Jesse Pikman en su envase. Marie será la encargada de descubrir todo el pastel a las autoridades, con la complicidad de Skyler, quien le entregará el video inculpatorio, y la otra desvelará el de Jesse confesándolo todo a cámara. Por su parte, pasaremos una buena parte de tiempo al lado de Todd y Jesse, la nueva sitcom en el laboratorio de amfeta, y futuro incierto para la familia de Walt. Lo que está claro que Walt regresará como un jodido justiciero, y eso equivale a dos toneladas de Viagra, así que los que palidecieron con el gol de Iniesta en Stamford Bridge que no jueguen con fuego.

 

Apuntes post-tragedia

– La trama vengativa de Jesse, con todo el puteo al que lo ha sometido Walt/Heisenberg, solo se podría marca un tanto si ataca directamente a la familia de éste. Con lo que sigo apostando, por un desenlace a lo Padrino III.

– Los detalles, los detalles lo son todo en esta jodida serie. Sino como se entiende, que el nombre de Bryan Cranston no aparezca hasta el minuto 19:21, justo cuando la escabechina del tiroteo se ha diluido, y la sobreimpresión de los créditos ya no puede despistar la mirada del telespectador sobre uno de los fragmentos más intensos vividos nunca.

Pero no todo es perfección en el olimpo, aunque a veces lo parezca…corregidme si me equivoco, pero los nazis rednecks y Jesse se han ido de To’Hajiilee con los dos coches que llegaron y con el Jeep de Hank, algo inconcebible, porque ese jeep tiene más agujeros que el cuerpo de JFK. Si el coche de Walt ya ha petado por ese mismo motivo, éste, al que descargan toda la munición, es imposible que arranque.

– Aún no me toca ser un especialista en la materia, pero algo me dice que el bebé de los White no tiene edad para balbucear ni una sílaba, luego dicen que tiene como 18 meses, pero ese bebé no aparenta esa edad, ¿o sí? bueno sí lo dices tú, Vince, me callo. Igualmente esa escena en el baño de señores no me ha convencido.

– Hay planos antológicos guardados en este capítulo. Me quedo con el travelling que descubre a Jesse, el plano cenital del lugar donde estaban enterrados los barriles, y que ahora servirá de fosa común, el de Walt traumatizado comiendo polvo, o ese buscado plano de la cocina con los cuchillos y el teléfono a la misma altura y mismo enfoque, que viene a decirnos escoge tu propia aventura…y muchos más que me dejo por el camino, seguro.

– ¿Qué tipo de vida habrá elegido Walt en su retiro alejado? ¿Le dará bien para vivir con el dinero del barril? ¿ O se habrá autoempleado en un puesto de Pollo loco?

– Otra incógnita a desvelar es el papel que jugarán Brock y la madre en el cisma final.

 


33 Comments

Javier 16 septiembre, 2013 at 19:06

Creo que estas profundamente equivocado al decir lo de la llamada de Walter White a Skyler. Walter claramente se autoincrimina de cosas que no ha hecho para liberar a skyler de toda culpa que le pudiese caer lo cual es un acto muy noble por su parte ya que cuenta muchas mentiras para salvarla y esa amenaza final es simplemente para protegerla. Y eso se puede ver en como Walt se viene completamente abajo tras la llamada y el Im sorry de skyler

Reply
Omar Little 16 septiembre, 2013 at 19:38

Hola Javier,

Pues me has abierto los ojos. Reconozco que se me había pasado por alto tu interpretación, que ahora pensada, tiene más sentido viendo las reacciones de los personajes. Denota la maestría de sus guionistas, pero a mí, en ese momento, tras tanta tensión y pulsaciones alteradas acumuladas, no la supe interpretar. Y tras ver a un Walt hundido, desarmado, un náufrago que había perdido lo más valioso, y que parecía totalmente apto para acompañar a Nicholson en “Alguien voló sobre el nido del cuco”, tras pelearse con Skyler y el secuestro de la niña, me pareció hasta creíble que reaccionará como una cabra hasta las cejas de meta. Sin duda, un capítulo para repasar y encuadrar, como esa misma secuencia repleta de matices y detalles.

Reply
Maturista 16 septiembre, 2013 at 20:41

Hola Javier.

Me encanta todo lo que dices, pero te equivocas cuando crees ver un fallo en el capítulo; y es que cuando se llevan el Jeep de Hank lo van remolcando porque evidentemente, con la cantidad de tiros que lleva encima, eso no arranca ni con gasolina de un F1.

Reply
Mar R 16 septiembre, 2013 at 20:50

El jeep se lo llevan remolcandolo….

Reply
Javier 16 septiembre, 2013 at 20:54

Hablando de matices, si se es observador se puede ver el pantalon que perdio en el primer capitulo de Breaking Bad mientras Walt realiza su andadura con el barril por el desierto. Esta serie es muy grande aunque no se por donde vendran. Mi teoria era que en un final Walt iria a salvar a Jesse para redimirse y que al menos el empezara una vida nueva, pero tras la muerte de su cuñado no creo que vuelva a sentir el afecto que tenia por Jesse.

Reply
Javier 16 septiembre, 2013 at 20:58

Y un apunte, la furgoneta de Hank tiroteada se la llevan con un remolque!

Reply
Starman23 16 septiembre, 2013 at 21:14

Solo decir que este capítulo ha sido una obra maestra, la única tristesa sobre Breaking Bad es que cada lunes penso que me queda un captulo menos que disfrutar…
Bueno repespeto al capítulo de ho, estoy de acuerdo que Walt ha querido salvar a Skyler y tambien creo que volverá a por Jesse para redimirse y por otro lado no creo que se tome tan a la ligera que los nazis le roben 70 millones de euros así que espero que se vengue de ellos también…

Reply
Omar Little 16 septiembre, 2013 at 21:49

Ostias sí, tenéis todos razón, recuerdo ese plano en que remolcan el jeep. La emoción me nublaba la vista por entonces. un capítulo demasiado intenso, demasiado lleno de matices. Ahora veo en la foto de arriba, el grandísimo detalle que comentas, Javier.

Sobre lo que nos espera en estos dos capítulos, veo lo de rescatar a Jesse como una redención del personaje, pero a la vez veo irremediable el enfrentamiento entre Jesse y Walt, porque no hay nadie más cargado de razones para cepillárselo. Y si realmente quiero liberarlo, ¿para quién es la ricina? Creo que la familia va a jugar un papel clave en el desenlace final, me huelo una guerra sucia, y la familia de Jesse (son ahora mismo Brock y la madre). Aún quedan varios paros cardíacos

Reply
Auto 16 septiembre, 2013 at 22:33

El lugar donde le cambia el pañal a Holly es el mismo lugar del comienzo del primer capítulo de la quinta temporada, cuando intercambia dinero por el arma… Un dato curioso que no sé muy bien qué quiere decir….

Reply
Jorge 17 septiembre, 2013 at 00:00

Yo sospecho que Jesse, motivado por la sed de venganza contra Walt, se va a despachar a Todd al estilo heisenberg contra tuco, con el truco de la meta explosiva…

Reply
Sergi Borges 17 septiembre, 2013 at 00:09

Hola Omar Little and co,

Toda la semana pasada debatiendo teorías sobre qué rumbo tomaría la cosa y lo más sorprendente de este 5×14 es que quien hunde a Walt es su propia familia. Gilligan y los guionistas lo han volteado todo para conseguir un descenso a los infiernos de Walt: aun tiene pasta, pero ya no tiene familia, aun tiene cáncer, y lo más importante: ¿cual es ahora el motor que mueve a Walt? ¿solo vendetta a los nazis? Triste papelon para el temible Heisenberg. Empieza una vida de cero y a Pinkman ya le ha dicho todo lo que tenía que decirle y dejado en manos de los nazis, esperando una más que segura ejecución. Insisto: ¿qué razón le puede mover a partir de ahora para entrar de nuevo en escena?

Muchas cosas que decir pero para empezar no estoy de acuerdo en que la llamada de Walt sea para proteger a Skyler. Ni hablar. Es para pegarle la última bronca padre, la insulta como nunca antes habíamos visto (parece ser que en USA esta llamada ha causado estupor por el elevado tono de misoginia, los yankis siempre tan sensibles, llevan 5 años viendo el crescendo de un monstruo), y no olvideis que Holly esta en manos de Walt, Skyler se frena y dice I’m sorry porque esta hablando con Heisenberg: esta realmente cagada de miedo y tiene a la poli a su lado. Además, ¿creeis de veras que a Walt le importe su familia con todo lo que ha pasado?

Recordad cuando en el 5×01 Walt vuelve a su casa a recuperar la ricina. ¿Sabe que su casa esta abandonada? ¿Sabe donde está su familia y que le ha pasado? En mi opinión, muerto Hank, con la escena memorable de la pelea con Skyler –persecución lastimosa y desesperada a la furgoneta incluida –, su hijo llamando a la poli, y devolviendo a Holly, pregunto ¿Le importa su familia o ya la da por perdida?

Breaking bad da mucha informacion en el primer fragmento antes de los creditos. Son tan buenos que no nos damos cuenta hasta después. En el 5×14, al principio de todo, en los tiempos felices de Walt & Skyler, acuerdan ponerle Holly a la nena que está por venir. Después Holly es la protagonista indiscutible del capítulo. Pasó lo mismo con el capítulo del niño en bicicleta, que lo vemos al principio cazando arañas y después Todd lo mata al final, creo que en uno de los actos más claves para la defunción de la sociedad Walt & Jesse.

Y después está Pinkman. El chaval está tan cascado y hecho mierda física y psicologicamente que cuesta dar un euro por él. Y os lanzo estas preguntas:

-¿Se librará Pinkman solo de Todd?
-¿Tocará gravemente a a algun miembro de la familia White?
-¿Es posible que la matraca final de Walt sea exclusivamente para Pinkman?

Yo continuo pensando que la ricina es exclusivamente para el propio Walt después de acabar el último trabajo con la matraca, ya sea destinada a Pinkman o a los nazis.

Pinkman tiene que resurgir en algun momento de estos 2 últimos capítulos y creo que Gilligan planteará un duelo final Walt – Pinkman. Creo que los nazis seran ridiculizados, es decir o perderan la pasta de la manera mas tonta posible o se mataran entre ellos para tenerla.

Para mi Pinkman el personaje clave de estos dos capítulos. Veremos a Walt pero retirado a sus cuarteles de invierno, a ver qué cavila. Pero seran las acciones de Pinkman que devolveran a Walt a escena.

Creo vamos.

Y felicitaciones por el artículo, Omar Littel, excelente. Me has echado luz en el tema de la detención de Pinkman, ¿o sea que es Walt el que lo ve y lo descubre? Yo veo la serie en inglés con subtitulos en inglés y en un primer visionado, Walt dice: Found him. Al no poner el I Found (y no lo dice) no me quedaba claro que era el propio Walt que lo descubre.

A ver que teorías os salen.

Saludos!

Reply
Omar Little 17 septiembre, 2013 at 01:34

Joder @Auto ¿cómo logras quedarte con estos detalles? Al igual había reparado… pero con esta panda de guionistas, seguro que algún significado le sacan.

@Jorge Parece claro que Jesse se carga a Todd, de hecho creo que será como paso previo para liberarse de éste y maquinar su venganza hacía Walter

@Sergi: Gracias por tus palabras. No coincido con lo de la llamada de Skyler, cada vez veo más claro que tiene razón Javier. Si te fijas en los gestos, en la exageración, en el I’m sorry de Skyler, en las preguntas que le lanza, en cómo de rápido se deshace de la tarjeta del móvil, y cómo se entristece luego, te das cuenta que esa secuencia viene indicar que Walt, por encima de todo, seguirá queriendo a su familia, incluso aunque estos renieguen de él. Se ve también cuando pelan a Hank, y cómo se derrumba, la familia ( y más la cercana) es una frontera que no cruzará. Sobre lo de la descubierta de Jesse, también está elaboradísimo, porque te la trabajan mucho antes de que uno se de cuenta. Yo de hecho, me di cuenta, por la frase de Heisenberg, y luego, atando cabos, entendí porque yacía en el suelo inerte y con esa mirada fija que cambia de expresión. Es brutal el trabajo actoral de Cranston en toda esa larga secuencia, pasando de Walt a Hesienberg en cuestión de segundos. Vaya unos putos genios, again.

Y sobre las preguntas que lanzas

– ¿Se librará Pinkman solo de Todd?

Sí, o con la ayuda de Walt

– ¿Tocará gravemente algún miembro de la familia de White?

Creo que sí, y aquí ya tienes el motivo por el que Walt regresa de su retiro

– La matraca final tiene pinta que es para liquidar a la banda aria, Walt no utiliza esos métodos, para Jesse buscaría algo más sutil e inteligente. Todo y que empiezo a pensar en que Walt salvará a Jesse para redimirse, pero éste seguirá sin perdonarlo.

¿Y si no quedará nadie con vida? De hecho el spin off de Saul será precuela, quizás para que puedan hacer algún cameo los protas de la serie, que si tiene lugar el holocausto caníbal que planteo, no podría producirse.

¿Lo mejor de todo? que las predicciones tiene su sentido, y suenan firmes, pero que conociendo estos cabritos, y su capacidad para voltear y sorprender, es posible, que todos esto que hemos pensado, lo hayan descartado por esa misma razón. O sea que….mucha tela que cortar aún….

Saludos

Reply
Babarot 17 septiembre, 2013 at 01:51

Te has olvidado del plano final, bastante significativo, del chucho que cruza la carretera… Walt se ha que dado solo, es ahora un perro solitario.

Reply
Omar Little 17 septiembre, 2013 at 02:16

Sí, otro gran plano, que también podría leerse como una metáfora del estado en que ha abandonado a Jesse: desamparado, herido y a manos del jodido Todd

Reply
Winston Churchill de annon 17 septiembre, 2013 at 05:45

Pienso, y sigo pensando e insistiendo, que al final del capitulo, Walt lanza un salvavidas notable a Skyler, porque él no es tonto, sabía que la policía estaba ahí.

Si él estuviera realmente enfadado con su esposa, no hubiera devuelto a la niña.

Walt se achacó toda la culpa, dio a entender a los polis que utilizó a Skyler en sus planes (de paso se desahogo con un par de verdades), pero le tiró un gran salvavidas, tal vez pensando en su hijo y su hija. Ya no le queda nada más y en lo ultimo que pensaría Walt es en destruir lo poco que queda de su familia, tenemos que entender que esa es la razón de por qué Walt se mete en el bajo mundo.

Reply
Sergi Borges 17 septiembre, 2013 at 06:44

Hola de nuevo,

Que queréis que os diga, repaso una y otra vez la llamada de Walt a Skyler y sólo veo un conjunto muy bestia de reproches, amenazas e insultos. Incluso parece culpabilizarla de la muerte de Hank –‘you let sink in’– y en cualquier caso no veo en que puede beneficiar o perjudicar a Skyler. Incluso ella le pregunta Tell me what happened, a ver si lo suelta todo e incluso le suplica Just come home, creo que refiriéndose a que traiga a Holly. Lo que sí que es cierto es que la llamada es la máxima expresión de la dualidad Walt/Heisenberg y sí, Cranston ahí es Dios.

Alguien ha dicho por ahí que Ozymandias refleja el bagaje que le queda por un lado a Walt y por otro lado a Heisenberg. O sea nada o casi nada. Walt ha perdido la familia, Heisenberg ha sido robado y vilipendiado (memorable imagen rodando el barril por el desierto). Lo digo pq debemos ir pensando que tanto Walt/Heisenberg han muerto: nueva vida, nueva identidad, nuevo look.

El próximo capítulo se llama Granite State y no se si veremos todo el despliegue y la fuerza de la ley. A lo mejor esa es otra razón para sacar a Mr.White de su escondite.

Veremos….

Saludos!

Reply
Miguel 17 septiembre, 2013 at 13:10

La llamada de Walter, para salvar a su mujer ES EPICO.

Reply
Savio 17 septiembre, 2013 at 15:36

Sergi, es una pena que con la capacidad que tienes para extraer detalles y sutilezas del guión no veas claro el tema de la llamada. A veces es duro ser taxativo, pero no queda otra: Es así. Ayuda a Skyler exculpándola de su participación en la trama de narcotráfico y más explicitamente en la del blanqueo de dinero. Seguro que en breve podrás ver comentarios sobre la escena de los propios guionistas y entrarás en razón. Verás comentarios porque sin duda esa quedará como una de las mejores escenas del cine y la televisión….

Saludos

Reply
EVA 17 septiembre, 2013 at 17:02

El director ha dicho que todos los cabos quedarían atados.
En base a eso, especulo que el ricino es para la mujer de las infusiones.
Se cita con ella para proponerla que elimine a Tood (Tood ha seguido trabajando con ella usando como cocinero a Jesse).
A alguien se le ocurre un final en el que Jesse pueda sobrevivir? Es demasiado duro lo que ha pasado con él.
Otro cabo suelto:el niño de la bici…

Reply
Galena 17 septiembre, 2013 at 17:27

La llamada es claramente inculpatoria.No creo que Jesse le haga daño a los White,pero la redención no pasa por la cabeza de ninguno de los dos.No quiero que mueran,no quiero que acabe.Qué vamos a hacer con nuestras vidas?

Reply
Sergi Borges 17 septiembre, 2013 at 18:20

Gracias, Savio por tus palabras, es extendida y claramente mayoritaria la teoría que la llamada de Walt es para salvar a Skyler (Miguel). Supongo que me tengo que poner en la mente del ‘smartest guy I’ve ever seen’ que es Walt y entender esa sutileza.

Aún así, Galena viene a las mías…

Uf!

Tendrá algo que ver como vemos la serie? Es decir el idioma. Yo la veo en inglés con subtítulos en inglés (muestran exactamente lo que dicen los protas). Como la veis vosotros?

Saludos a todos y gracias por el debate!

Reply
Omar Little 17 septiembre, 2013 at 19:43

Yo la veo, como supongo que la mayoría, en inglés subtitulada en español.

@EVA Es verdad nos olvidamos de miss international dealer. Su parte en la trama tendrá seguro. De todas formas no sé si le veo mucho sentido al tema de que Walt vaya a por ella, a no ser, que su vuelta sea una redención de cuento de Disney, y decida acabar de por todas con la droga que él fundó, y que le ha arruinado la vida. La verdad es que no me mola esta vía.

¡¡Al revés!! Jesse no puede morir, si alguien tiene que permanecer vivo es él, la brújula moral de la historia.

@Galena No estoy seguro que Jesse sea capaz de hacer daño a los White, bueno sí que es capaz, es un perro en rabia, una bomba de relojería. Lo que no tengo claro es que los guionistas opten por ahí, pero lo que es evidente que el cara a cara con Walt va a concretarse, aunque finalmente no se líen a tiros. Y para sacar a cada uno de sus madrigueras hay que tirar de astucia y planes maquiavélicos escuela Gus Fring, y eso podría tocar de lleno a sus familias. En el caso de Jesse, hará falta algo más (“Hola Soy Tony Montana, querer joderme a mí es querer joder al mejor”)

Cada vez veo más claro un cruce entre Scarface, Padrino III y Thelma & Louise para el desenlace de esta joya irrepetible.

Reply
Jose Zar 17 septiembre, 2013 at 21:07

Recordemos que el principio del capítulo aparte de la Primera mentira de Walter en el mismo lugar que sucede el tiroteo y donde ha enterrado la pasta, en ese principio habla de reacción exotérmica y cada vez que han puesto algo de química ha tenido un significado….Para mi el título del capítulo final deja a las claras que las mujeres tienen un papel importante….

Reply
Jose Zar 17 septiembre, 2013 at 21:08

El título es todo un Spoiler Ozymandias, el que no lo haya hecho que lo busque…

Reply
Logan Hate 17 septiembre, 2013 at 22:01

La pequeña Holly va a morir, algo sucederá con ella, es por la única que puede regresar walt y la única que volcaría la serie, fue pieza clave desde el inicio en este ultimo capitulo.

Reply
Mofles 18 septiembre, 2013 at 09:13

No os parece que el 5×14 podía haber sido el final perfecto de Breaking Bad? Espero con ansiedad estos dos últimos capítulos, pero desde que lo ví pensé…y si la historia terminara así?

Reply
Savio 18 septiembre, 2013 at 12:46

Buenas Sergi, yo la he visto de ambas maneras.. este episodio con subtitulos en castellano, por hacerlo online…
De todas formas,creo que no me pasé de listo al afirmar que los propios productores comentarían la escena…

http://insidetv.ew.com/2013/09/16/breaking-bad-ozymandias/

te rescato la pregunta – respuesta:

The conversation between Walt and Skyler (Anna Gunn) outside the firehouse was heartbreaking and loaded with subtext, as Walt found a way to shield the family and distance Skyler from the mess he created. What did you want to accomplish with that scene?
It’s one last attempt to make some small gesture toward saving the family that he’s already lost. And baby Holly was the last piece. He realized that he couldn’t do it. What was fascinating about writing that scene was that the vestiges of Walter White had to play Heisenberg who’s a very real part of him and not the other way around. He had to identify the monstrous qualities of himself in order to effect the lie and protect his family.

Solo quedaría confirmar la veracidad de la entrevista para dar por zanjado el tema… En ciertos aspectos del arte no es necesario interpretar la intención del artista, quedan espacios para la interpretación del espectador, pero no creo que sea este el caso.

Jod.. aún miercoles

Reply
Savio 18 septiembre, 2013 at 13:05

Una cosa Galena, cuando dices que la llamada es inculpatoria; te refieres inculpatoria para Walt y por lo tanto exculpatoria para Skyler, no?

Reply
Sergi Borges 18 septiembre, 2013 at 15:42

Savio, gracias por la currada. Está clarísimo. Debí darme cuenta que quien hablaba era Heisenberg parapetado en un destrozado Walt. Y Skyler se da cuenta del todo cuando cambia su actitud y balbucea el I’m sorry y el You’re right. OK.

Veremos si todo eso le alcanza para librarse…

Algo muy gordo tiene que pasar todavía pq si recordáis cuando Walt vuelve a buscar la ricina, la casa está abandonada, hecha una mierda, con la gran pintada HEISENBERG. Y esto muy gordo solo puede tener relación con algo muy bestia que le pase a la familia. Esto tan gordo que tiene que pasar es lo que hará descubrir al mundo el monstruo Walt/Heisenberg.

Reply
Omar Little 18 septiembre, 2013 at 16:44

@Mofles Es un capitulazo en toda regla, digno de final season, capaz de provocar una crisis sin precedentes en cualquier residencia de ancianos. Pero si han decidido que ese no es el capítulo final, es que se guardan mucha munición final como para tumbar a Mike Tyson. Que aún consideran que la historia de esos personajes merece ampliarse y aportar nuevas perspectivas. Y si algo ha quedado claro durante estas cinco temporadas (seis años) es que se puede confiar ciegamente en sus responsables.

@Logan Hate Lo de cargarse a Holly lo veo muy animal, pero sí alguien es capaz de perpetrarlo…son ellos.

@Savio Genial aporte….. sí, jodido miércoles aún

@todos Y por cierto….NOTICIÓN Los dos últimos capítulos durarán 75 minutos. Dos putas películas, con lo que habrá tiempo de sobra para profundizar en mil aspectos, incluso uno de ellos, si quisieran, lo podrían dedicar en exclusiva a la vida de Walt alejado de su familia. Me ha empalmado tanto la noticia, que ni me he ocupado de confirmarla por otras fuentes. ¿alguien ha oído eso también?

Reply
Galena 18 septiembre, 2013 at 17:45

Lo siento Omar,quise decir autoinculpatoria.Fijate bien en los ojos de Walter,Dios Mio Bryan Cranston lo dice todo con ellos, se me pone la carne de gallina.Lo de matar a la niña(por cierto los bebes con dieciocho meses ya dicen mamá,papá y más palabras) me parecería muy feo,ni lo contemplo.Saludos.

Reply
Omar Little 18 septiembre, 2013 at 18:25

No Galena… no era yo, fue Savio. Bryan Cranston está monumental en todo el capítulo. Magistral por ejemplo cuando se llevan a Jesse y le suelta lo de Jane, pasando de un Walt hundido por la muerte del cuñado, a un Heisenberg sin el más mínimo atisbo de humanidad

Reply
eva 19 septiembre, 2013 at 19:15

Omar Little :El último capítulo se titula Felinas, creo. y acuerdaté de la taza de té manchada de carmín, del primer capítulo de ésta última tanda en el que Lidia y la mujer de WW se enfrentan, y de que lidia necesita un cocinero. Tal vez Jesse haga volar todo con sus conocimientos de química ( primeros minutos del capítulo nos lo recuerdan), lidia mande atacar a la familia de WW para hacerle regresar y obligarle a cocinar, y …

Reply

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.