Series

Domingo de serie: Empire Falls

posted by Omar Little 24 enero, 2010 0 comments
Postal a la americana

Empire Falls es esa clase de mini-serie que nos puede salvar la visita inesperada de nuestra abuela. Un material audiovisual con el que evitar las cansinas e incómodas preguntas sobre nuestro actual estado civil y nuestra asombrosa capacidad innata para crecer un par de cm en cada nueva visita.

A pesar de su interesante funcionalidad, Empire Falls es una serie que lleva en su solapa el sello HBO, con lo cual se ganó de entrada toda mi atención, todo y que luego no cumplió las esperanzas depositadas en ella.

Adaptada por Richard Russo a partir de su propia novela ganadora del Pulitzer, la serie retrata la vida de un encantador pueblo de postal de algún rincón recóndito de Maine. Uno de esos parajes, que el tiempo parece no haber alterado en desmedida. Dentro de este marco idílico la cámara se centra en la vida de Miles Roby, un gerente con buen corazón que hace funcionar su pequeño negocio de restauración. Poco a poco Roby se hará fuerte ante la poderosa y adinerada Sra. Whiting, una mujer que parece controlar y someter a todos los habitantes del pueblo.

Un relato que resulta ya de por sí ambicioso por el espectacular reparto reunido: empezando por un Ed Harris en el papel de Miles Roby, y siguiendo por actores de la talla de Paul Newman, Philip Seymour Hoffman, Helen Hunt, Robin Wright Penn, Aidan Quinn o Joanne Woodward. Y con una historia ganadora del Pulitzer que explora las tragedias y alegrías de unos personajes a lo largo de varias generaciones. Una trama que recurre a elegantes flash-backs para matizar los recovecos de su historia principal, pero que no logra contrarrestar el peso que ejerce en el conjunto su tono edulcorado.

Estamos hablando de una serie dirigida por Fred Scheipisi, director de filmografía errática, de la que sólo destacaría la muy notable Seis grados de separación. Scheipisi no sólo no dota de garra a su relato, sino que lo adormece con recursos trillados y exasperantes. Es ese tono apaciguado y condesciende el que lastra las aspiraciones de esta mini-serie de la HBO.

Empire Falls se queda de este modo en un entretenido plato, que puede empachar a más de uno por su exceso con el azúcar, pero que a la vez representa una buena oportunidad para ver a grandes actores al servicio de un melodrama aliñado con ciertas gotas de interés, y además es una ocasión excelente para ver a un grande del cine, como Paul Newman, en uno de sus últimos trabajos, con lo cual, la abuela contenta y bien calladita. 


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.