Domingo de serieSeries

Domingo de serie: Hello Ladies, la película

posted by Omar Little 7 diciembre, 2014 1 Comment

Hello ladies the movie

A menos que te llames James Franco o Ryan Gosling uno está destinado a ser siempre el segundón, en cualquier asunto. Hay maneras y maneras de sobrellevarlo. O simplemente está la decisión de no sobrellevarlo. Y es que tiene que jodido ser el segundo de a bordo de joyas de la ficción televisiva de los últimos años como Extras, The Office, Life’s too short y que nadie te mencione por esos logros. Estar a la sombra de Ricky Gervais no debe ser nada fácil. Por eso Stephen Merchant debió decidir que había llegado el momento de desmarcarse de éste cuando el pasado año decidió probar su valía en solitario.

Y lo hizo con la divertida y simpática comedia de la HBO, Hello Ladies. La serie seguía los pasos de un larguirucho inglés experto en meter la pata en cualquier posibilidad de mojar el pepino que se le presentase, o sea,  todo un experto en fracaso sexual y amoroso. Como espectadores, disfrutábamos viendo el ridículo de este no ligón que pretende pasar por tal, así como todas sus meteduras de pata. Tras pasar con ella 8 agradables dosis, la HBO decidió no darle opción a una segunda remesa de capítulos encajados en lo que hubiera sido su segunda temporada. Sin embargo, en una inusual y extraña decisión, posiblemente avivada por un sentimiento de culpa y arrepentimiento, el canal de cable yanqui le dio la opción de despedirse con una película. Merchant, con su primera aventura en solitario post-Gervais tándem, no llegó a la segunda temporada, pero tampoco le ha hecho falta el “six season” para tener su propia película.

El esquema de Hello Ladies, la película es casi calcado a la serie: el personaje de Stephen Merchant sigue obsesionado con meter el manubrio en algún agujero, esta vez de forma más acusada porque una ex, probablemente la única en su historial, le viene a ver con su odioso novio, el mismo por el que lo dejó tirado en la cuneta de la eterna soltería. Armado de orgullo herido pretende buscar una modelo que aparente ser su novia, pero tras un intento fallido, recurrirá a su roomie y amiga, de la que en el fondo, se siente enamorado.

Los derroteros son de los más previsibles, y se adaptan al esquema de la serie con tanta exactitud que resulta poco preciso definirla como una película. Su inicio, nudo y desenlace resultan tenues y débiles,  casi que resultaría más apropiado hablar de un capítulo alargado hasta los 80 minutos.

Pese a no aportar nada nuevo, y sujetarse sin demasiada inspiración en el molde de la comedia romántica, Merchant consigue arrancar algunas carcajadas y sonrisas, especialmente en las situaciones más embarazosas, que son las que llenaban de humor los minutos de la primera temporada.  Esos estadios en que Merchant y su grupo de amigos loosers se ven atrapados en el círculo vicioso del fracaso, viendo constantemente comprometida su frágil imagen y reputación. En esa línea hay una divertida secuencia con cameo de una Nicole Kidman interpretándose a sí misma, por qué es ella, ¿no?

Merchant ha adaptado su humor británico al mercado estadounidense, quizás lo haya suavizado, pero sigue teniendo cierta personalidad, y sobre todo gracia para sonsacar la nota humorística de las  imágenes que hacen de esta prórroga de su divertida serie, un pasatiempo apetecible para tardes y noches tontas como las de hoy.

6

 


1 Comment

David 10 enero, 2015 at 10:05 Reply

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.