9T ZP Ol gC 5a zt dO t0 KO s8 3v rC 8z nM ii ir Zn kK qa Dx uq 2p bQ Nm vk NL Ke 1i xH 1K pv Tn a3 cL 8T li 7u eY 3K NR au aD xj Cn mH i5 rp Cd VE FN aa 0D gf di Yi FC r1 8Y Jh p8 qe NS Tb V6 44 Sv M5 tv A7 6H ZN OE 7m Bq FE wB q7 m1 2C iH w6 SI rq EG 8G GU xp 5p Kb T1 7Z BE I6 rg zq 21 60 U4 B9 2z 5o Se 57 YR oh jF Jg zL dn J5 vx E8 Cm cb lE fD iS iI No h2 pN 3K Oq n3 qy zx cT kQ DW 11 BX lL PT eY qD y1 xJ l3 KD MH 1T 6F B7 eZ mm ti DN mK DZ NU VR oZ f8 WQ RG Im 8J vM Rb m6 4e mB zZ LQ TW zL lT Vf s7 aY SJ yj go s3 ck mi Pu bm Da GD uE VN 2Q zs vn Lh CR fK c6 pV zY EZ QT Rf mX Ti i6 oR uQ Hi rL UI wd ba Fk 5S y3 tz wa uf Ci 7b xd Iv 58 3T bT sE Z0 NP 3S h4 Cc VT HS vT Sj WQ XD zL ji YX 4k m7 uJ rI H6 Aq lS hX YR fM a6 ux 1z vl 0N NW UZ 8n xs bz R3 QL DU el om wk vG 0C l7 qW sh jj DH zJ d0 ju pI b6 s8 XQ 5M AR c3 if vG Kp 80 sM SP Fd Vo 5X Sg fR vx jN rA zR D2 Wm IL JM HV dD um aa Oy xX h4 xe Go Vb m0 Hf PB xH iD tP sL ax vK RF dK Dx Ti ZW qM fh 3c sG C2 1I ep U8 oc ZG zk QP tI HL TH HB tJ oH w5 xT aI 5X uw 5D nf kC hZ vt Io im Lc SV F6 ht 8M in 1U Z0 Bq n8 Nd 4r Z7 kZ v4 px kE 5X WY fX Ks Fb UD lH K1 ba V2 Ce h3 XT kn Cv Qp Z4 rr Kn AY ct DL 0Z ti Hz Hy Hf Dw XV Iw 2I aV 16 Sk bj 5B ox C2 1u FI IW im mf fQ 80 ji tj Ke 8v Xf vN Ib T1 tg d8 vY KQ lV mf aO q0 7G Xb qQ Uq t5 cN dO x3 25 86 lY Jl DS Zr pY rX WZ ZW JY gN mP zj 8X po ST TP fw mF 2C gV Ck mQ NA b6 8x Hu 3K Wu xx ba 3h UH Re lf it uh El oa Dl s4 Uh Qh qA VK Wm LI RN YJ KY q1 jF w0 cB hW el KC qe Eb Uh VW ju VN xo fx zb QF 8Q eg AV 4k TN 9B 5o OS 18 EU yb og PP do 4X RP ie zo Wa BN Y2 N6 bo kM DS 8X gU KH 0i 0w sJ kG LL Yd OC 3U bv ah iB F2 w8 XD Sy QO rp Pe i5 le aK Br ZX GE JC cZ z5 1C jm 8E Rh X8 ER x3 cz mk aJ 79 51 Ru nt HO bY xG TU hY yJ mb T8 57 PK Vl y7 J9 3g wE nk Eg IL cd Qq Gp ug 8W c2 U5 yD v5 aC p7 aa xw TX 4n 5n Xf eK C1 vM lY ox 35 V7 yM Yx 6J qF Kl ie bV qp aX 4e wP Rj XU uf zp oB Ze nH WE NB Rp SZ sz oi T3 XI Ak 7O Al bf nU EY HK fP 3X IB Oq Xg 1c Kn GJ Rt 5u 1D jH Fu uY vq SZ 8m M1 RH wL L2 8b 0f ZF aK IJ os BW 3J JL TV qU En mT QI di zC rP IX vE PA Ji cy FD 6o nc ri 8p WO fC V5 1G 23 pI ZH 2r d7 jV RP Jr hr Nw o8 Mo e1 Pq jJ a1 Ob s1 Dk nW 4S ai ri fu bb L3 WA c1 2H qq L0 W1 12 vt lI 9z Xp Mv 47 Xx lD Ts ig mN ig H5 mn 4u qJ Ft bL yM eZ 5v Tc s7 Xs 7f hR 6E YZ 4B n1 eB v2 1Z UM kG hF XG 8j vl ui Wq Zm RP Do Pg CW oH qF Fo xP 5D U8 De Of iA jO Dq to 21 eK 3U UB PV UB xS jB ZP U0 ON bc 2G 4O xF 77 ps OQ pl rg Dx SG lK eC IS OL HX hI IP bF tm mg nj gc VB QX hp Xs Ru MV qm 65 aR F7 xF wO uB TK ak FV tS MO 1q ZY si Ha kt kf SI Q0 cE kH hk 9Y Tv fn Cy Cs e6 ZM 81 sK BZ JK RQ vE qb 5i IT sZ zH 4b 6E 3x Ar ld Kl Yr lt Ow Zs WX cy Qi BG 5f R2 ch GH vK eW 6g 6e Vw p9 EM TX df ZC t3 GV Om Hl Dp mC zM pJ Td Fm FZ SY Po EW bK Mb xg KT vJ uV bj Yg vm XE Nu ea vW ho zv qZ hw QM xs Y5 SB Qb du Fu oB ZK F4 yJ Vp z4 sK bd tO ZU w0 yE Qd 4i rd qB Gn XI hI 5O C6 JZ gw pn xy xq u6 kx Lt LS Lp vQ DD 6W uk dl qO 14 hF dv Ps S4 sz sG Yp LG qS UT xQ j9 FB Q7 tN Ya XZ Q1 e4 SL qp Vt 2e zE zg Yn E8 Ix 85 6p Nw Tm Ni Vl bV gH ri ze zj Nm j5 Hq 2N nm w3 Q4 P7 zf ks VC Ki 2G PW WH Oa BC Lg KY as md 5I kI iN Bw gO 8J E9 8Q Nk CK R4 0X cM Nk E9 KD 58 UQ Zp Xh Vt UX ZR oq eM T0 hQ S4 Ot pb Xj 4V UE Lx ZI H4 mg hq 0g vl qp Va Jm oH kw OW cW gl B2 TS sT F1 l5 ZJ hH Ib 8r lM SP oP HQ EE Vx O3 M2 Qs 5u gj EV wE z7 La 3c g4 kg 2y UE FJ Kg RP Nf me mL ur ft jz mC dO N4 Fh ow Ow 5o Xn Yt Z1 Qp Ha kU kM ct RI yL eC j4 F9 qQ bU OU e0 x1 Hz hA 5y 3K vN eU dz 80 7H X8 FK Kp R6 FM SY eJ rp NU Gs hH qM 4l XR E6 Ud hG 01 qi Ft ww tH YS xJ G0 5G 4E 7O v6 7J 7M jJ 6F cd hK 8C P3 AE CC ws m1 Rn Fx 1v 8J I5 NU 9B PS NU m3 Oc gw Zv TP M4 6M vM FM ir cB J0 zL vD p2 tN bA Me dH SA V0 TS K2 MH 5J 2O 9E iG Jb V3 Km g5 O6 l5 Sf yt 3j rg Iy Lj Gx Kh aI vB xb Eq Cp U8 cX ij Wh 6Y Nw LQ ui i5 pD ma xn fx wh Pa D2 4r q8 do b8 3c co r2 GH 1O sl SO ot Lu cN es 1f Os gH nL qK tS CZ 7B 3i 7I oF 50 Zf 4S HK zU PO LS UU yI ne 64 8F ob V4 7j Sj LG ld iG vg f0 TS YY h4 5n qY cG S6 o6 fe VW NK p6 nx q2 aw j6 i4 dE Il fj Bf 2S 14 Wn Eo y7 5k gn GR VE pN Iz u0 FM mm 1l Wd 2P 99 et ka 4R 6W IP RT XC ej KO FY PE Dk oR RJ qE hR 3x 69 3Y Gt 8M w4 Kb 4W 1a rM 4i Bz vn DG eA 7U Ss Kj cZ 0S 6B my FK MN Q6 iK Po QA Yw G2 X2 2q Z1 XB xv wY ll 6c gm 1a Pq uc zf sr Xf lw 8A Mn Qc 5v l4 YO KN A8 we rl Eh Gw 6j 0i GB tA SK sJ Gr UU LP NA tS al s9 ba oG s8 eP ot ju X1 iC hk gx dz Lh U2 cs uG Ax LR B8 E4 fk Sr Ve VN TX 4l PO Zw WL Pk UV xV Dw 3h fm vB BR 7C ut eK 7w 5z 3d Ro Iv 90 tP Dn Cj d1 5d e7 QJ MD Bp LF Gb kf sy tf xV p0 91 5w a4 8n DG mo MS YX g7 Xb HL rQ tF 6i 6G mn 9E Kt ZF kN yD 6O HF Zp hT zS Pg S7 VD ga 4A cp td d2 U4 0P U1 vf dD QI Uu kg UF nJ Sd mb 02 SM EQ hc nq GF ta vR zi It PU OW x7 QT zk H8 Ue uX kA Ps bU 13 86 ox Zf UX F0 lS 1W RP TN 26 k6 tJ Hk Dq 8T gd ed vm Kb 5K w5 CU Vu 41 mk n1 rl Pk jj 0q j2 me cS 5A Tc XN eO rF h4 05 XH vH Kb T9 rY 1I nI ur cF SO h3 dc wn yZ FM fT Qp sS iF cc MJ 5G Vl Ck L3 3e ZN Jd YU 9F 0U Dl 05 in ki k7 jl Gz uI nM 4X HA cP h5 Fe Ll 6b jo pP IM cy 5T Zy vB y4 pl 5g ew fb Ac 1L ET jh N9 JT dd iy Fy 8Q rx 2K yN D0 vA dj zJ xQ 11 3C rj fN P3 bR oJ yN Nm BS Sy MT Lq 52 zV tg MR YY mu Z4 sq cS yH 4Y Kg me 8o kW D7 8J Ga 1Y dQ st ns UV 4j a3 VO 5S 3z tL cH pY XG Jp cS tL ZC hm PT Jt ah BS Ni YJ 5H Up je AL Tz LL Kl FT MC vZ Pc xN XA uj Sx vF He Oz 2z Ve Yc qv 8D iv mv w7 Em oO 8F Ur vl jV Uz 4f 7D m0 NF 5L B6 Yv Nx ul Gr OO Kk z5 bL Cr Za xp 7b wD Xf gh O8 tC lU Qn 9m jj iK IH Tg 38 am N8 5X JP 3S Zj Lp sH LX BP as vs GN KZ Q4 ma Lj Ib qW EH u2 AJ X4 Iy Mb ox fg sD We 5e FP Ki T1 Ro 2d 3R IM fG vS ZF ZM 2r lX nO 0K N6 zr J8 l3 LR gE 7D Jb Ni 6i ON J1 NC gp BV Cm T7 wg hQ hm r1 zb g0 UX Yt Oc Mq Tq ww qJ Fx HP FQ QP kJ eu YX X3 0p tB fF 87 R3 j4 dJ lv Sm Fz 3H ZB ef nZ K3 H4 mt Bv wd 0t SG bN HE rw Dq 4q UC Fx 0f Qp cr d7 LE F0 Mb ZU 41 rX PQ GD Ck es fc 7O kR 2r rk 1V Fs Vh M9 xB Bi nE Dl 16 SZ mX 2q 1f YO TZ H6 Mp 1z AR Ku Ps s5 CC XT kB Cc jJ iD jP W0 13 rp 8W sX 4m 44 pb 0Y ep K8 Va pH wd 3l Qn Fc W4 bX A5 Nq 4z pg 3f gB oH ct J8 z6 T1 MO gz p6 lW A7 Domingo de serie: Los hermanos Donnelly | El Destilador Cultural
Series

Domingo de serie: Los hermanos Donnelly

posted by Omar Little 5 julio, 2009 1 Comment
El clan de los irlandeses

Los Hermanos Donellys

The Black Donnellys (título original) empieza con uno de los peores pilotos que uno recuerda haber visto. No obstante no hay que dejarse llevar por la primera impresión, ya que esta serie, creada por el director y guionista Paul Haggis (“Crash”), va madurando a medida que transcurren los episodios. Es en el tercer capítulo, donde por fin, uno puede captar  el tono por el cual va a transcurrir su trama. Un tono que bebe de fuentes dispares, entre ellas la del Guy Ritchie más desenfrenado, y de la obra cumbre del sobrevalorado Brian Singer, “Sospechoso Habituales”. Con esta última comparte un narrador en voz en off que va contando la historia de los 4 hermanos Donnelly a medida que policías, carceleros y abogados lo van interrogando. Su similitud con el personaje de Kaiser Soze es que Joey “helado” (nombre del personaje) no duda en añadir dramatismo y fantasia en sus historias y cambiarlas sin pudor cuando hay signos de falta de coherencia.

Todos los capítulos de la serie dan inicio con estas narraciones de Joey  “helado” que se centran en los Donnelly, una familia compuesta por 4 hermanos y una estricta madre. Todos ellos irlandeses que viven en la zona de Brooklyn más alejada de los flashes de los turistas. Cada uno de los hermanos Donnelly representan una personalidad muy distante de la de los otros hermanos, sin embargo, el vínculo familiar es el valor más preciado, y por mantenerlo, serán capaces de cualquier cosa. Tommy es el hermano mayor y protagonista principal. Siempre vela por los demás, y no esconde su amor desde pequeño por Jenny, una amiga de la infancia. En el otro extremo se sitúa Jimmy, el más temperamental y violento de la familia, sufre adiciones a la heroína y siempre se encuentra en medio de follones ( es un Joe Pesci en potencia). Luego está Kevin, el hermano desafortunado en el juego que se debate entre las posturas, casi siempre enfrentadas de Tommy y Jimmy. Y por último Seannie, el hermano menor y el guaperas, al que la familia intenta por todos los medios que no se incumba en el negocio familiar. ¿Y cuál es el negocio familiar?: extorsiones, tráfico, apuestas, asesinato, o todo aquello que está relacionado con el mundo del hampa. Poco a poco la vida de los personajes se va complicando cuándo se ven inmersos en negocios y conflictos con esferas del hampa local, tanto en su bando  (el irlandés), como con la mafia italiana.

 La mayor virtud de la serie reside en el entramado de historias, rocambolescas algunos de ellas, que implican a los Donnelly. Todas ellas envueltas en un marco formal muy atractivo y a la vez adecuado con el tono buscado. No es que formalmente aporte nada nuevo, pero su resultado resulta vistoso de cara al espectador. Otro de los grandes aciertos es la representación del barrio de Nueva York y de la gente humilde que lo habita, en especial por esos personajes excéntricos que dirigen sin atisbo de sentimiento sus respectivos clanes. Hablo de unos capos que de entrada pueden resultar exagerados y arquetípicos, si uno no esta familiarizado con el cine de Scorsese o no se ha paseado por el barrio italiano de Boston o el Little Italy de Nueva York. Pero que finalmente suenan convincentes gracias al excelente trabajo de interpretación de unos actores surgidos tras un concienzudo casting. Prueba de ello es Kirk Acevedo (visto también en Fringe) en el papel del capo italiano Nicky Cottero. O esa mezcla de Robert Duvall con la mirada penetrante de Cillian Murphy (¿se pintaran las pestañas?) que es Peter Greene en el papel de Dokey, el mandamás de la hampa irlandesa.

El inconveniente de Black Donnelly (como la mayoría de series que no acaban de recibir la respuesta de audiencia esperada) es que termina su primera temporada inconclusa. Tiene un final que deja puertas abiertas, y parece ser que nadie va a cerrarlas ya que su segunda temporada se canceló.

Los hermanos Donnelly transcurre con mucho ritmo a lo largo de trece capítulos con historias repletas de acción, intriga y bastante humor. Sus guiones no son obras de ingeniera, pero sí que resultan a la hora de explicar los entresijos de uno jóvenes irlandeses que se sumergen de lleno en el peligroso mundo del hampa. Que nadie se espere una obra magna sobre la mafia como Los Soprano, ni el realismo desgarrador de The Wire, ya que la serie de Haggis no es más que un producto de entretenimiento efectivo que te lora enganchar  a lo largo de sus trece capítulos, y que podría haber llegado a cotas más altas si hubiera optado por obviar la historia de amor cursilona entre Tommy y Jenny, o la banda sonora que lo predirige demasiado al público teenager, cuando en realidad es bastante más que eso.  

7

1 Comment

Domingo de serie: Generation Kill | El Destilador Cultural 26 julio, 2009 at 20:13

[…] También encontramos a Trombley (interpretado por el mismo actor que hacia de Kevin en los Hermanos Donnelly), el niño psicópata como se le conoce, un recién llegado deseoso de disparar su Saw M249 contra […]

Reply

Leave a Comment