Series

Domingo de serie: Misfits (1a temporada)

posted by Omar Little 3 octubre, 2010 2 Comments
Superhéroes de la incorrección 

 

De los americanos admiro su capacidad para el cine en 42 pulgadas. De los ingleses su desparpajo a la hora de abordar proyectos. En la televisión británica abundan los personajes grotescos, las salidas de tono salvajes, los argumentos desquiciados, e incluso se atreven con el reality-terror. En definitiva apuestan por productos televisivos arriesgados, que aquí, en nuestro triste país, no pasarían ni la primera criba (daría mi podrida alma para ver la reunión que tuvieron los ejecutivos de E 4 cuando les presentaron éste y otros proyectos) . Misfits (2009), sin aportar nada nuevo al respecto, es otra muestra más de esta televisión ácida y atrevida.

Concebida como una alocada gamberrada juvenil, la serie creada por Howard Overman parte de un argumento sencillo, bastante patillero, pero exprimido con mucho humor y estilo: cinco malhechores juveniles son obligados a pagar su deuda con el pueblo haciendo servicios para la comunidad, de forma repentina estalla una extraña tormenta que les otorga poderes especiales; Alisha, una mujer sexy, malhablada y ninfómana, que hereda la capacidad de abrir un apetito sexual irreparable a todo aquel que la toque , Curtis es un prometedor corredor que vio truncada su carrera cuando la policía lo pilló con un gramo de coca, ahora, tras la tormenta, tiene la capacidad de rebobinar en el tiempo para cambiar el presente, Simon (que encajaría en el grupo de las X que ganó recientemente el Mercury prize), es el típico autista geek con personalidad oscura, ha adquirido la capacidad de convertirse en invisible, por su parte Kelly (AKA Mel C), es la clásica choli de extrarradio inglés, pero con la diferencia que ella puede leer los pensamientos de la gente, y por último el insolente dick Nathan(AkA cantante de The Kooks), el graciosillo del grupo que intenta descubrir cual es su jodido poder mientras toca las pelotas a los demás.

Todo se va al carajo, y con cada capítulo se verán más liados, cuando su supervisor enloquece por la tormenta y los chicos lo tienen que matar, y posteriormente ocultar su cadáver. La nueva supervisora, novia del difunto, seguirá de cerca a estos problemáticos chicos para descubrir el paradero de su amado.    

Está claro que la serie está diseñada para un publico que ansia o se acerca a los 21 (la testosterona rebosa prácticamente todos los fotogramas) pero eso no quita que sea muy gozable para los que sobrepasamos los 23 y los 30. ¿Razones?, varias. Sexo, musicón (The Rapture, Florence & the machine, The XX, Justice), contenido pintado con pintura políticamente incorrecta, un estilo cañero, muy visual y contundente (está entre el anuncio de Levis y el videoclip cool de la MTV), y todo mantenido a un ritmo endiablado, y con un guión más inteligente de lo que la propia historia presenta. Quiero decir, los diálogos son ingeniosos, cada personajes desborda su cuota de humor particular, hay momentos desternillantes (el polvo de Nathan con esa vieja entre muchos otros), y tiene gustosos giros como su final, previsible, pero igualmente celebrado, o el último capítulo con la genial traslación de La invasión de los ultracuerpos a un grupo de jóvenes que hacen del respeto, la bondad y la fe sus señas de identidad, y no contentos con ellos, y gracias a los poderes persuasivos de su líder, quieren acoger en su amplio credo a todos aquellos que se han desviado(brutal el discurso de Natahan en la azotea).

Misfits es algo más que una serie inglesa corrosiva que devorar en seis tardes. Creerme que las cortas píldoras de esta serie les sabrán a poco una vez entren en su espiral vertiginoso de sexo, drogas e incorrección. Sólo por intentar recuperar nuestro descaro juvenil merece su visión.


2 Comments

Emili 4 octubre, 2010 at 21:19

Brutal! Gran descubrimiento!

Reply
Un año de serie | El Destilador Cultural 19 diciembre, 2010 at 15:41

[…] 5 – Misfits […]

Reply

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.