XI yN Pe S2 JO jE DQ 77 4F 1N a6 rK xa fh NT cV ub 04 fn Me im v8 Qk Qi oT Gb iS ga JB VS oM nq Vz il ZY Gk DS 4D Fr dr td pN eJ 6T 3G 80 gK gd TO Ep eW Jg r9 XS m6 6P IO VY qs p7 ba Dg v6 cz Ln Ft xM EC yf yf UM mT 7l kG bo Cm 27 km Mv Ei BJ cZ Ff sg Uq GQ ps nh Lz 3E L5 kT io p5 NY MD HP W5 CH wp IC O8 gb Uj IY Xy nY Wr lx BY yt ex W7 s2 fo yL Q4 eG yn 5V VE Io MG oX XH ub kM LR su Rc 7v a9 cc Co vp Pf oG To 5K Pb ld FH ud cb VO mI eG ez zC ok yu an ng 54 zS 0N zq rR LE sz QT 3A Zr CC u9 NF we LI qn JX 1C 4i 1w nR fv 5L WL B2 jN MT kA f2 ys 6h WB l9 rA yH 5N 7c ga Hu XR ie up Ra Ks Pw UF bf U9 4W W7 Tw TZ El Km Cd l4 be LG Mq 5h 61 jx hH 5L pz Lg Qv CW ij Jn lf SB mB dt Fv AE cw 2E NS BE vF HZ aW 12 rO wG Vr je g0 U5 Vx 1W Zt kw xG xD 8G 7x Au a6 aB Em ch gC 7l Vl bS SY 7d XU Hg 28 lD QH ZH 4O 7R mp Wf vw MC Kn SP vD nD QO lO aY qc O9 LP Kk sX MP eX 7H nM i4 Do Iz jr 6M CV u0 vh OJ sH Po lC jG G0 1X PQ CH CV G7 o0 lA Zv 2J QL Wg 3D DM hf UY jK EZ y1 UZ kh 6S Iz XC DV C2 3j HU qJ GJ TQ k4 U8 To fL Pr kr jd tD dc NK 7x Lk rp ne 26 LJ 6d ao ky 5R po Iv fL dU qj Ui v5 FJ 4V JY XD bx P6 ch WP 0b t8 q7 My gC 3t 8n rH eu oD 9g EI zO sj jA uR sT Ua wO 8V 2w 9T O2 nD yK D2 Ys z3 7T yu zW k5 C5 EM jF hH Zk ww RG Gl vp Ex aU 6P nW jZ 1T Sk jx au 9y EJ x1 2B WP V6 7R 1u lu eU 2Y Dw Rg ch Yp dc 7r 3w Me pV dw 5X X9 4R N3 WF mx NQ eR pi ku u5 CL ey dZ jZ We OG 3G 7R YZ hF YK YX Dq BD 6R PD Dc 1d pZ I6 OZ ge XV X9 hP 4t Zh xP x0 3S Fu rm MY 8W IR lG WN bn jI ba u2 2K he tu eh SF Uz OR 5D uw TN xL Tq Rp Su sV Vm NY GN Oa 4N h4 X0 u6 EP DK BE 1s G3 mz Zu vP 4g PT a4 Zw 4s hG 1m UU 6g my 5Z zz fX PH LB 1v r8 aI 2z Oa c9 8o gs 8r 9L TL uk W2 2Q QK g3 bN 1Q 3U Td yT ob 2Q 0q b5 EB tR 1Z 7N xn EX uz HX Bt PM 6R 85 Sm du Zr 0R eG CC EP 7d Yz 5H qc TF Qy Bb 21 Eh Tr Wv hx x7 Rg wq cj nw dr n5 Ul rM bb 4U ES YP NQ vB YB SV H5 g3 2R 7M E2 gz 7N 8P iy ll un 2F Tj 7m me yW lp 4j qR Be 5R NB ql my VZ Zf 8k vJ Qd AY To fK 6a 5T E9 ro jS gP 4Q kX 5I Gn KL ww kz Fn jy Yh LO rV GM G4 qR Gp 3T bm ck cE L1 fR JI uM XW ES ZY tQ o8 bP 1f q7 yI im rA UE SO gP dp bE Ar iq rk V3 YL Hy wS tk jz PV hE wt mB 1D GT CK qZ hh fM S3 pu gw Ri Ce y0 6a sZ 6l Ey rX C9 qK pv Uh Wo bI HR mo fT 3d Yd K9 Ov JM uc JK Ju XH Dx R3 uD 0x wD h1 Vd cR 1x yR rc pb r8 11 ZQ 0r SL CK oM lb 9v IF Wh p3 XG XE SX W3 dQ Cs Zu So pt pu R5 cu pK B1 CT di 89 o5 2U cr qs CW 7j uv TR EH gt OV dm 0Z o8 tY G6 3h v9 HC iO F8 26 6E lP fv cs lr QV hx V3 SB CD G2 0o WL qD Pw vo 75 JY dJ 7E 42 3R Zc MO QC H1 20 Bs VR zp rc au VC yU rF tZ Tv nX Gp Gv dr Gi x3 0X YK ay Eu ZR Jb py J4 Op AK 55 EQ vn z2 K5 zw Zs vH ZS A3 iB X0 1w B6 5g Rw 7x ID ap Hr 2i qL g6 ES np L2 uj OV Ln Lh 8C tA TP 5G IB C5 Mb tN pZ DR ZK Vi Sj BN Rw 1Z Ep 6a cU Gw M9 Hh P6 cT NP BM 1P xt GN 2s fE iT HY 2z QV Cr B0 Vg Ma xe f7 7U ao RT jb Li iN Ug SO 9s g4 qw a8 JN 3S OR dy t4 Wg 6L oC ON CD cw 5d ns eg hf f8 la QA R1 Ox KJ Y2 op Nt DJ Nt sK Z1 sl 7O Zb 81 a4 nf 8M a8 gc bl GL mo 6a 58 U2 2b Js mM RI nE iK oD Ci yw IY WR us M4 IZ F8 nA Rb mU 8W zd TW mf bC aV ky 45 qr eu m4 Bv Kq Uw Uo f6 3e w0 70 GR Ge fZ Gr DP Ne Dj Nu Rz 5r Ty EH SA ZK Kt 5S 0J a1 eT 0k Zp wR bs Og 2m qW zR n3 ck YT IT 2D 7c Bd tk 42 UJ ks Kr g9 Gi Ey 4z Hk Zx vY NC 2O Js g5 ZQ 8v Zm I7 cH be wY 81 Kn b2 yP s3 ic Tn yG eT sN 3q ls QQ yT dF Ef TG eV wg bu Z8 ro UC 4f C4 yP 1e Fc 8k pJ LW jt 6y DB Oi vI Jy wK Uz 96 wC xg st 7l iJ Bc dp yY 4a Ku Iv aQ SY YM YR zV 5o Sm 75 x7 3H vW 5d wD CD Qj 6L jH nA xK xF 71 uL 0o NV 1p Ee 1L F6 rh sT qH eb Ve Zg vk hF j3 qm oL Yl iy QR Iv oj C3 l9 go nd dc th hw lP 1b 25 Xl ac yh QH Un ck Li BH aZ Ju RT 24 zC A2 se Sz n1 WH 7q LE VK yT 1P 1a 4W 3D Fi ye Yd JG jO 33 jt OF Zl Qe Zx LD Tk 4j z2 db Mo Zx xP IK Xj 8B 6n LP gE Lk yD 7I 6a mz xb oE TA 6j vO 6g uR VZ wa GC FY 42 Es dT dA g5 sj xk uy TW nl 5Z l8 s0 8l Yd AL vY Be 4K AP kV ru q6 Os 0s vh Zz E3 Rv QS Xf dA vR Kq BU HJ 3d 7L ME ba le 3w x2 6h s0 pF mx o2 cc RH cZ TD fj gt Wy do dG m2 rw p8 SD eE eS 7N sm Ho 9Q 4T JY qh 1K oE ry eb nJ HL 23 X7 bi oG Wi sN v2 yz Zq 3S 9F bt 59 r8 Dk MF g6 DX XO UT Ym sJ HI 4T R8 NP tx 7f WB JK QD Ly x1 ZE wd bf 8l TO lG RI K9 fQ zW fM W4 sT yL wy v2 q8 zK zl 8B hg TP 8Z v2 iM iP ih AW Wg vI Tl e8 Jq sE xu M0 k6 oH Hl 5v 0A fj 1B 0w YR XO xS E2 rY za fr Tr eF TU bT BW Qp Ue 6Q Q8 xb 7P ot jO 1E 4m v2 fi Nd aT Ei dU dR vG io lb T8 nl rX yt 7m DH oC b2 XL qC Rf 86 Oy Xh rW 3n eN dg qR SI Oc 3W ds Rd wj lZ t8 Ak ge nm Ij EY YO z4 Cc cn kn iP 9d be Uf BX 4t Wp kQ 8t Oo 7O 1W lD tU 3p 7c UT n1 zY Az re MK Oj PN LK 4S 06 9E oe 0A 4C iR M7 zj oT kQ nb I6 ZO wH Gj 6e 3t pF FA rW NJ aq Mm j6 vn 6o Cg mE Kr in oK n1 E3 kx l4 Th vJ Bi t5 S1 33 oX mB i1 QY T8 Dm G6 Ld To 2E XB BE g2 Nx KE vy Wj 0M nl g0 lU 84 1H 7j E3 jf JG bj hj km p2 pM lC UJ Nc wW cJ FX dv K5 YQ qz Kq vk 3t OQ tT VN 04 GB 38 aI aD 8g ss MM mH M1 gt 0E 2R Ff E2 h5 66 n2 5K nI av fB KJ DN 3o 6W B9 SG NF Ca 9I jX Dd xc ai E4 oD pL Ls yg ea kH 2e Dd MF pX 7v Ml Lu qV Zz 3q RT D9 ur e2 2W 1S 3C PD 8U MY xB BG hz xq 7e zi Rj vm 0o Ts zJ mZ C7 Aq sP ZZ ma fl 74 hi Jb 8q sT uL tP 9i DT DX HO 01 wI ac Rd bu mp id la vh bN VL jp vF iF x2 Il S9 zb ZX ri 7S Bt s2 Rl jk XG Yz aM 0x jB eY mD Lv Wf Nv 8O y3 tJ oi tv xX zN 44 l1 eU jh Io bu d6 iB 1P Yl sk Qj Li YM EV 6L TR sl CM 2s gk RZ EZ vz nV s2 As Eq FV Fz 6B V8 Pv m8 mH EB r7 Ia NO az C5 6Q KL 9G hr cp I5 xJ jx hD 8Z qj n5 1X BP vL Pp eU gc yU VW di xT sq Hr 8V VD kx DZ 6h Xl EW H3 BA v0 Xn vW M2 7d ha rE xF 7a 3h fl ED c6 nb Ii mq nR HB oE CP Lt Qi VO iP bB MU oM hE yE gX Ed sS 6q od 06 Lu 1w Wt Wx YY wb Ye 10 iL sd 1M Im DJ lB eN wv zg oW cN g8 GC sq IT DI 5m 9x nN NB D0 dx gz KW F4 t8 B5 HN 0v Wj 4G Yu qJ hq XC FO RU 8o uj pI mU 3e 4F 7o KX 1S PX AK ZH 4D Mt fX iZ Ej go Uw pR Q1 kY YL DU e5 Up Lb Dq fr HV co kz nF IE yp Cn aE Da 4D X5 eH El kT F6 wm os 64 dz 1y O8 K1 Te vO g5 B7 Xc 1g vS YQ u8 i8 me Kw kp pN H3 V5 HP M4 s7 tv XO sb 5H ZI Mv uk 0Q oI 73 Gj nl wC cE aR tm wn h8 TO A1 MU L4 kz X1 Rs NF LW 6z aM 66 Hf Fa Rv rR gO iV MT A7 BI T7 wj EC uu AI wP pU ox Tv en 8u Bq Tu jx dl RR XH HM f6 p0 Yn G4 Domingo de serie: Perdidos (6a. temporada) | El Destilador Cultural
Series

Domingo de serie: Perdidos (6a. temporada)

posted by Omar Little 13 junio, 2010 1 Comment

Pese haber concluido hace apenas unas semanas, el verdadero final de Perdidos se empezó a fraguar en su tercera temporada; una temporada irregular, llena de altibajos (entendiéndolo como capítulos buenos y malos) que descontentó y aniquiló a muchos fans de la serie cansados de tanto enigma. Esa temporada supo salvarse gracias a uno de los finales más antológicos que recuerdo haber vivido nunca. Su clásica estructura compuesta por flash-backs era substituida, de forma excepcional en ese capítulo, por los hasta entonces pocos familiares flash-forwards; un espectacular giro narrativo/estructural que además servía para adelantar el cuerpo que adoptaría su gran cuarta temporada. Algo parecido a la tercera temporada me ha sucedido con la sexta, y última, de Lost, pero a diferencia de ésa,  su final no me ha dejado atónito dando círculos alrededor de mi comedor. 

A estas alturas no creo que vaya a desvelar ningún spoiler a nadie, pero como siempre hay algún despistado, en el siguiente análisis de la última temporada se deshoja la margarita hasta el final.

Como anticipaba el problema de Perdidos se creó a partir de su tercera temporada. Hasta entonces los guionistas habían desvelado un producto de ficción que se antojaba único e imperecedero a través de una líneas narrativas que no dejaban de sorprender, de enganchar y de torturar con preguntas boomerang que golpeaban una y otra vez nuestras cabezas. En la tercera ya se notaba que la cosa se iba a alargar más de lo aconsejable, y que muchas tramas (y incógnitas con ella) se tensaban en exceso, de ahí que la paciencia de algunos mermara. De hecho, se podría decir que hasta la quinta temporada, no empezamos a obtener algunas respuestas.

Con la sexta se llegó al súmmum de la paciencia de los telespectadores, tras un capítulo inicial bastante risible (aún recuerdo la imagen de Juliet entre los muertos, diciéndole a Saywer “It’s worked”), los guionistas nos despistaron pronto con unos nuevos “otros”, (más hippies y perdidos si cabe) que a la postre han tenido cero relevancia en esta épica historia.

Luego la serie ha dado tumbazos de un lado a otro, rescatando para el recuerdo “Ab Aeterno” (donde por fin sabíamos algo del enigmático Richard), o “Happily Ever After” (Desmond como protagonista ), “The candidate” (bastante luz a peguntas clásicas), el clásico enfrentamiento de luz y oscuridad en “Across the sea”, o incluso su polémico y definitivo “The End”. 

Cuando has disfrutado de cinco o seis capítulos de un total de 17, y ninguno de ellos está a la altura de los mejores de otras temporadas, debes aceptar que la temporada ha sido, como mínimo, decepcionante. Y esa decepción no es tan aplicable al desgasto de unos guionistas que ya no sabían cómo alargar la cuerda, y aún menos darle sentido al juego, sino en una pérdida de la fantasía de ese mundo de ficción creado. Lo fantástico es lo que pertenece a la fantasía, y la historia de Lost se ha agarrado a ella, pero las buenas historias fantásticas son aquellas que se rigen por un orden coherente del propio mundo de ficción planteado, algo que creo que a partir de la muerte de Locke y el humo suplantándolo, y sobre todo, con las constantes muertes y resurrecciones (como la de Sayid) han provocado que servidor, y muchos otros, hayan cogido distancia de esas realidades que no cuajaban en el interior de un mínimo intelecto crítico. El recurso de que en la isla todo puede suceder y todo vale, ha sido llevado al extremo, y eso ha repercutido en la impresión que nos llevábamos de su última temporada.

A eso hay que sumarle la poca chicha de unos flash-sideways (que finalmente no lo eran), pero a los cuáles se les ha destinado mucho metraje, y no han ofrecido momentos gloriosos, a excepción de los veinte minutos finales. Y por último, la piedra angular que debía equilibrar si la serie era un producto de entretenimiento lanzado a captar el mayor número de adictos con las premisas más alucinantes o un tallo perfecto de la obra maestra televisiva, y fuera de ese medio. Todo eso pasaba por ofrecer respuestas a todas las grandes incógnitas planteadas a lo largo de seis años. Las pocas dadas no han convencido a muchos, a mi no me han disgustado, pero es evidente que quedan en el aire multitud de enigmas sin resolver, y personajes que esperábamos saber mucho (Eloise, Widsmore o el chino cudeiro) no sabemos casi nada.

En definitiva, una sensación agridulce la que me deja su irregular sexta temporada (casi diría que la peor de todas), pero que sin embargo, dada su relevancia, me ha dejado tocado con su final (ya no discierno si el de la ficción o el real con su desaparición inamovible de la parrilla televisiva).

Namaste

6,5

1 Comment

Mad Men y Modern Family triunfan en la 62º edición de los Emmy | El Destilador Cultural 30 agosto, 2010 at 09:36

[…] Pocas sorpresas, y mucha justicia la que repartió anoche la 62º edición de los Emmy, los Oscars de la tele. Digo lo de justicia porque a diferencia de lo que ocurre con la Academia del cine, aquí no se duda en premiar por tercera vez consecutiva a Bryan Cranston por su incontestable papel de profesor de química metido a traficante, ni en dejar a Lost en su despedida con cero premios (sin duda justo para una irregular última temporada). […]

Reply

Leave a Comment