Series

Domingo de serie: Sleeper Cell (1a temporada)

posted by Omar Little 15 noviembre, 2009 1 Comment
Células terroristas

Sleeper Cell es una de esas series que uno se adentra casi a oscuras: sin referencias, sin conocer a nadie del equipo artístico, y sin saber muy bien sobre qué gira su trama. Pero que una vez que estás dentro, una vez visionas su piloto, empiezas a valorar positivamente haber metido el pie en ella. Poco a poco, esta serie que empezó a emitir la cadena Showtime en 2005, te va engullendo a través de su elaborado diseño de tramas.

La serie nos sumerge en el peligroso submundo de una célula de terrorismo islámico que opera en Los Ángeles y prepara un ataque en los EEUU. En ella se ha infiltrado un joven agente del FBI, afro americano y musulmán, conocido por Darwyn, e interpretado por Michael Early. La célula está dirigida con mano de hierro por Farik, un extremista que no duda en emplear cualquier acción despreciable en favor de su causa.

A pesar de que ciertos personajes que pueblan la trama desprenden cierto aroma a cliché y estereotipo, se agradece la valentía con que sus creadores y guionistas han abordado temas peliagudos para la sociedad norteamericana, y más si tenemos en cuenta que la serie empezó a emitirse en 2005, tan sólo cuatro años de la gran herida que dejó el 11-S. Sleeper Cell es un intento digno de intentar excavar en la superficie del terrorismo islámico, pero a la vez sacrificando cotas de realismo por una trama con más acción y ritmo de cara al espectador, que alcanza su apopego en el doble capítulo final orquestrado por una vara precisa y resultona .

Resulta curiosos que la serie logre, en determinados momentos, que el espectador sienta algún tipo de compasión ( por muy mínima que sea) hacía algunos de los otros miembros que forman la célula (sobre todo el americano con cara de paleto), pero nunca con Farik, dibujado como un líder extremista sin compasión. Y por si no fuera poco, los guionistas no dudaron en insertar en sus líneas de narración referencias directas al 11-S, al 11-M,  a los atentados de Londres, o a la propia Al Qaeda.

También resulta remarcable como aborda la doble hipocresía de los integrantes de la célula, que defienden unos principios, y luego en las otras vidas que aparentan, practican otros de diferentes. A la vez  pretende romper una lanza a favor de los musulmanes, recogiendo los estereotipos que los rodean para bajarlos al plano real.

En definitiva, Sleeper Cell es un producto muy bien elaborado, con unas líneas narrativas bien hiladas, que ayudan a mantener al espectador enganchado a lo largo de toda su primera temporada. Hasta el punto, de que un servidor se dispone a ir directo a su frigorífico de series pendientes para devorar su segunda y última temporada.

7


1 Comment

Nombre falso 20 julio, 2016 at 17:41

Buena serie.

Reply

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.