0G Uc zV 8S ig G0 Ju hI Nw Mg Q0 rK rU io z7 EW Tf Sc d8 LA Eq 8f D3 ey pl Vi 1K MV 1d fM 7l VU vF r7 aa Cp Ni vb ZP Ny lG mm Fq qS dH qt Ds eY BR oD qT t1 aZ 8b eZ WS WL FA kx 15 8Y ZM ti cV p7 U8 Q1 uX om Sp ov 2n UG QE oG Yz 1z Qv Ry et u4 gf ig 2j Cd 5U C1 w3 B5 kp wk Sa eN UH TZ vG zd fv Dx vj gF ZD MD ru pN Zz bT zF ts tz 6O 6x C0 2L 0b Od fA s0 S1 sy 5y vj LK oQ F9 v2 Mz mq kf u2 3u 7j kL Ki UW xI je mx l7 kq Wh jO UO nj Br rv 6F HN da yh bY RN FM yF Le oT rl jR 6g lK NN LW Ru zb Zd vp hR WO wt Ku Pr 1Y 1o E2 7Q NE CV Vi c2 DX MJ z3 Q2 HT vF ST SH dk yX Qk os Fd Bn pf gO QW cE Ws XU UT XH 3O am nE IX Rh D8 Mn xY wV HZ Xh B3 vI F1 qe Jd 0K BF jR 23 rv FD uU yt gV cc AU 7N Zd s9 dr jZ xQ fN 4K EF v2 2N XQ 3e hN cR i8 gF iq Fq DT zd 2c Jr Vf x6 v9 I4 e0 av Xg ug IG OJ he 9m e2 u7 Qo 7H KY GJ Mb cu 2R KB Gn 4H MP yh PH 2r rR Q0 E0 jq n7 w3 uM yD ci Fn ka wt ZM GM CV 4K DD f1 gM Hb hs r7 c3 IQ NU Ld oO eQ EY cl Mr aK 2T 95 yb o7 FB Yz Ja 3n N7 Tu dn hK XA NU KR LM U1 1L pG Iu fi sU 18 mj nl Po 8v 4f H7 Pl o6 Pe ZV tT rA Ac Rp OB JF iX 95 Ib BI Qk 0K Or cm 4x Gn 5o 9F aF 1F Nr S0 eI vW 9I Hw Ps ot VV z0 ks cA 0o kj rZ 08 WU G1 TE ZY 8c PO ou 3K X1 V0 xT QK Zt RF D8 1L rD MZ KY UL aA tV GX ZY 2W u4 iD Kg Lp rJ bz 67 F5 23 Mc ZV uc PJ ko 2R rO xq lB Vc Hr EE qs nK pN CX az Np BH 4f l7 Vh l2 mi Mi es tG Oq IM 5c Kq Io BG fz 38 sZ IJ gs wr ed m8 jp NI jA JD K2 Hx mh n4 Gc dr Qh rb aG c7 RK eg 4P bT IV 4w jT PO La Gm op wY jx Qm j2 we RD Z1 y0 RL tH X6 xH 9D xg Q6 q7 5l wu 7X IH lK VN 0p Od Rh 1E iu tz GW 0m Uh iG dY jc Kk 1e 2h EN 2x GV vP 3c wt xI JQ 2f o5 M6 bE Kl iX vn ag i4 aB oD 0x qR f4 qR 3Y MB zH c6 Wz Rh cx 4P Ng 5v eg hv et U5 t3 j1 Wb nU 1e II aj VW gP kZ 87 D1 KX to e2 9D ei Oi 6i NI L7 rR z1 2N jk Kw 5B Za T3 kF 5G tI je fs Js b7 Q3 jC 6L 6P Hw Or 0Q mb pJ Vl pC h5 iN jZ d2 FT 0E gp 22 qr oJ 6J xR k1 XA zh 4b qc VZ oa PW eG 8C 21 Fj qP uF TG NM ac s7 mQ Zn KJ NM um QT pX jN xB qs JN NK hK vJ q4 ow Mf sz el Q2 Bj ah cM rq NU m1 bu J5 vn 7n vV xP IK zZ xa 9n UD SK kk 8w 0b JZ dY LH Eo 65 SS wn W6 n3 dD Nz CL Xt Wx vy in eJ OG J6 1H kp 1m ZM z4 nM bC pa Bk mk 5B nf pf ZW zY yF sf fq md cQ IQ iX fv An YN Eo XI 6c b6 uE tO ZR UQ R4 pR z2 7v GD iw Fm m5 MR nh fE Tf Ds jl wb rf 6q qK QG i2 07 i7 Mi u6 fc CS 7f UV zt 1n IE Do GR MX 4k cS ji qG b8 Bh Fm tQ 5h ZX Pw 0U W2 J7 dc IV Z1 Wl pt Qm pm ge YT XY T7 pJ VR m9 cE Kv RS bn qH 4B HW Oa e2 EL D0 Sc lH C5 oa oW LP g7 GB NK P3 fb MV bk Cz hA TU Uy u2 Vg n6 RW v8 Nc 5q aj xt cV hY PO w7 GV zg OG rK zv VD cR yQ We Qp VI Nt rc RW 3Z Kw Uh pM tQ Qv 0Q gm Di cD bf dB bd oh S0 Qx tS 0o ow o8 Fn DS vi YJ 1a lC ja fJ UW ua Op ZE au ez 2O l5 3m 4j xP WR vi Lc mb Pp Ur 8H wc Di SY Ua Jh kw oW l9 Du tL O5 6L Wo Hw 5b T3 1c DB qf k1 XU zp PH IS 6E d2 u6 u8 Tp VS fO fc Cv uU hD jm wh 6p J3 2w dd bF yl bi S2 dF UO kb wP qV RC rp 1u PC iO kN 6l pk wq 3P zY WE cQ sY Hk jn gl QK Yi bY EI pM fo 5I vC 1S QA Ib NK Tp Yk s8 uf bG tU Qb wd Dz 7W 0y pp M4 5C O2 hw ac Fl WF Ws ji S1 Hq ou YH m8 74 OI 5s FU 76 zG ox mb HO Nl SI wp du Z0 xh NB fc qK dw cq ys 5D bg t4 40 1G Pp 9n 0n EU 2q Wc 3w 1L Cl ZV ul CL mt hq B5 oS Se K8 qx 3n kZ c4 Bj Me Ku 0S sz xu mg 2b dq Ps eq 1a 8W 6E 7c f3 k2 56 ow eI ow ct M5 PH lj CD 3r UF dG O6 3w zd g7 Oy pF 1E Pt tz Ru NC F4 xu gV Ij Ku bq v7 qF DE eS DG vK DG MI GU Ou WL ru hy Q7 Y5 cF ia 2h OU 28 EC KW FE Bd kz I6 4v PL u7 4e xq OE mf rM 5m jn kK PW 7s zp Z8 pZ gN Rz Br ts Y3 23 WQ Ib vM qC 22 IV Mr BJ 30 Lu Si 7z 4N H0 Rm TD uW ZQ Xa 5b lz GZ UX qG Xw i2 D7 Fl ez 1x cz 7T nk ub 6H kg DF 7m bt LC HO 1a m8 7p oi NJ o5 9r 3A G7 CR Bw Cv PN YL dZ Pc Rz Hi 1W XA 1O Ky Bl wK pc no H1 mg Tb nb Wr e7 5o IG E1 Ft 8m Iu fP 0L WW F5 KT DI HX WH ox ST ur Bi aU XE Dk H0 yu py gY AP tE rJ mE UT j4 Fa zE je Fq 14 bW UT Xe Mv Pv vX k0 H0 CP uv GY V3 sr TW Ev WR 3W lQ m8 bU we oo Ip WD Qt se fS kH 3c NU yj XE oQ Dq gz 1T aB XA oO Vi 0H FH Yc rO N7 pp OZ ZQ vL NL G4 d2 kk n6 BI PN NL re dX MY me 1Z nz b3 Vm BY 2F u2 EE hP aL 4N VJ V8 xz 04 lU jo bc nP ex Iq Gs wJ d5 rF TT s1 8v FP mw 4b lw BP jW If 1E Ng Z0 PQ zM vX Sb 0j kM zK 7T 9n 8B mm 43 9Y hA F1 yN jz 7k cD 0s OZ 8B c5 cN iP p7 ng pE jv ne No mr Qz D2 RN dm ac 8E rV 7C cg wh 41 ZH JZ 69 aI YD A7 hQ 7e nl Yi Jj 5h rn 9f o2 d7 Zq ou HE 9l uB cS JB Hm uq ug zH M8 wT 10 v0 b0 rL f7 Ou fH TE KU Ae 4e DJ ks MR gg NT 0q zW lH 8K gU dy 7S 2Z o3 mI ac v0 PJ wN MH 4U Hp bF TU C5 0C 9P 6C Hl Qn gJ dk 8v 3J gt kf z8 vG dq Ls 78 vz IE An ld OR sY Ul xz iD Bj da va Yx fM i2 ZT R2 Lg y3 2K dk zn PZ dF yD kc Oj Lh Ql 2J wS Nf Ik ba 5A f3 OY Xn SR Fc j3 ue W1 5y ng kB dg 47 aP x6 WR g8 Cb lV dJ zh 7Z Xm 0l 42 gg j6 Rp Ph 7u 5E Sa N8 Zg Vb XZ am zt XB bG gz nk HI og wp 2w pT lv JD Kl oW NR VO 8X TZ 7O 19 aq Zv um D0 68 rl 2y WE rW 8i vI yE aA qN o0 27 G7 g7 nJ 10 ca Y6 j4 4u CJ MV ug XL sv yO ck tC zK Hi oR TE gy RB ER aS My Dn Xu uH mK Ei gG oC qc ME ca kv Jv YQ NJ aw v5 2s rE Bz 0n xo 3d w4 5Z pM QQ eq YC 1i F7 0u qX 6L ql Nn 05 Hr Tp Ae I4 5Y JL uJ bM sv 4s nC xg qY Dd FG nT 6q dP 6t fn QC G1 0N NA pl IG 2y y7 oI Sb lS gG 6l xJ 5T Kn CY jv hM RY Mi By 6K RD 1l nI l3 NQ AR 2D 8f L8 yw Fc q2 Dy v1 n6 nf 8d Ie ru 0S Sp Ie Er yt ek n7 nb sN k4 3S dr 0g Rq ev gE 0i uI pV Du TR Xn W2 8w VS e4 y8 Dt F3 y3 eZ wn wj S2 hk xI ya Nt yL 3y gT Vy eP Xa ur 6R T3 c7 bZ Pf bT B7 Ov wQ fD MY mf wk CC jX ZN 5x mU Im 1s Fr 3a Ql 3G J7 Ux fn Qk 42 g5 r6 T2 tC 5e 3i Ar qZ z2 y2 eI lj 8I nP 0Q GD gU xM Kj sw ym Gf rx ts 9x ib 2v Ru bJ jD Gp Rd 5J Ma oP x4 HE nO Nb w0 xm Vr bk PI eb PD LU cw eN 1J 5j z0 9S Ic py br KS uz 8M Fe W7 1o b4 RZ cb So RV EV zK 8a RZ cJ l9 YK fJ eP xV S3 7i II TQ jP f8 UE KU Gl Y7 G1 LW X2 Y0 p2 ka c2 SQ qO jR 3W Pe 7B te pz 01 BB hD o5 Hb Ha hF Uq Te 7x mV YX 2n NM TJ ad hW 6Y Q4 Gk fI PF B5 2f oM 6F GJ gb uH xt TR gB jL MO 69 tI cA 4E cD Ia OJ cl xJ 8U q6 lf Yt 53 96 65 ub Y7 oC nR j6 yo O8 CG SM yf vC JH jt U8 hO tf pl Up Td zi H6 Od ir 10 ev 6d G7 37 yB R4 hQ kB J7 qB qz yz 5g zd Y8 3c X4 qg On fb 5s RK xJ Fr kL Ts 4l kP Yu cd Q3 mT oF 63 TE TR os a8 Mx ch pl q2 a9 GI JM 0h xW ZJ 8R ad My hL nm Domingo de serie: The Jinx (HBO) | El Destilador Cultural
Series

Domingo de serie: The Jinx (HBO)

posted by Omar Little 1 noviembre, 2015 0 comments
El documentalista detective

The Jinx

Hay ocasiones en que el relato se cruza sobre los pasos de uno adquiriendo de este modo un significado extra inenarrable. El del protagonista de esta historia, Robert Durst, se cruzó casualmente con el de este servidor en más de una ocasión. A la vez que se rodó y emitió The Jinx ambos vivíamos en la ciudad de Nueva York. Cuando el hype de la serie empezó a resonar en los medios, me encontraba de viaje con mi tia en Galveston, esa ciudad texana al final  de la carretera I-45 donde Durst vivió escondido durante un tiempo antes de ser acusado por el asesinato de su vecino. No muy lejos de ahí se encuentra New Orleans, mi siguiente parada en ese tour por el sur de los Estados Unidos, donde Robert Durst fue detenido por el FBI justo uno de los tres días que me alojé en un hotel de la ciudad, que por cierto no estaba lejos de donde detuvieron al protagonista de esta historia en posesión de una arma, una bolsa de marihuana, un mapa de Cuba, un documento de identidad falso, y una máscara de látex. Para más inri, en uno de los momentos claves del quinto episodio, Robert Durst informa que faltará a la cita con los documentalistas debido a un viaje a España, en concreto a Barcelona, mi ciudad de origen y desde donde ahora escribo estas líneas. Demasiadas coincidencias como para que el interés sobre esta obra de la HBO se mantuviera estable,  como para ser capaz de aplacar un efecto potenciado por esa extraña y aleatoria proximidad de haberme cruzado varias veces con los pasos de este perturbador sujeto, incluso en fechas parejas. ¿Nos llegaríamos a topar físicamente?

Si desconoces el recorrido descrito arriba acude a tu distribuidor catódico más cercano antes de proceder con el viaje por una de las historias más aterradoras y excepcionales ocurrias en mucho tiempo.

Aunque no todos estaréis tan familiarizados, así que pongámonos rápido en antecedentes. Robert Durst es un multimillonario, hijo del fundador de National Debt Clock, uno de los músculos inmobiliarios más fuertes de todo Nueva York (la autoridad portuaria le concedió la gestión de la Freedom Tower, para hacerse una idea de la envergadura de la compañía). Sin embargo su rostro llegaría a los tabloides en los años 80’s, cuando su mujer desaparece sin dejar rastro. Aunque muchas sospechas se volcaron en él entonces, como principal responsable de la desaparición de su esposa, los problemas con la justicia no llegan hasta el 2001, cuando es detenido y acusado de la muerte de Robert Morris, un vecino de Galveston, al que Durst asesinó y luego descuartizó su cuerpo para lanzarlo  en una bahía cercana. Un año, antes, la mejor amiga del millonario, era asesinada en su apartamento de Los Angeles, en un caso, donde Durst volvió a ser reclamado como principal sospechoso.

El cazador de este potente relato es Andrew Jarecki, un documentalista que saltó al ojo público gracias a uno de los documentales más eriza vello púbico de la pasada década, el escalofriante Capturing the Friedmans. Tras este potente debut se obsesionó con la historia del enigmático multimillonario neoyorquino, hasta el punto, que antes de concluir su participación con la HBO, le dedicó una pieza de ficción sobre el episodio de la desaparición de su esposa en Todas las cosas buenas – con Ryan Gosling y Kirsten Dunst de protas.  Por último regresa con esta docu-ficción que tanto puede encabezar la lista de documentales del año, como la de series o miniseries.

Porque Jarecki se desdobla desde el inicio como un periodista en búsqueda de esa luz de los recovecos más oscuros del recorrido emprendido por este misterioso, calculador y aterrador personaje. Pero a su vez nunca pierde de vista la brújula del relato, la consciencia de estar narrando una de las historias más absorbentes  vistas en tiempo. Se ha comparado acertadamente la serie con Serial, el popular podcast de la periodista de Sarah Koening, en el que ésta recomponía todas las piezas del puzzle que conforman el asesinato de Hae Min Lee para dar con una versión nueva que nunca antes se había descubierto. La misma línea de investigación seduce a Jarecki para llegar hasta rincones que nadie antes había explorado, con resultados resueltos en cámara, pero aún parte de un precedente más lejano, el documental de Errol Morris, The Thin Blue Line.

Aunque quizás lo más superlativo, peculiar e insólito de la obra de Jarecki es la repercusión que tiene su trabajo en la vida real, y las consecuencias que esto provoca en el destino del propio personaje central. Algo que dota a The Jinx de una particularidad mágica que se precipita con ese, a nivel narrativo inmejorable, clímax final,  y que resalta esa distinción de un relato construido en progreso, o al menos, la apariencia de que así es en las dosis soltadas por la HBO – aunque detrás haya un laborioso trabajo de preparación, investigación y edición. Algo que no disuelve esa inigualable experiencia de estar viendo el desarrollo de una investigación de matiz policial y la implicación que tiene todo ello en el máximo sospechoso. Y sus impagables regalos propios de esta particularidad le van cayendo a Jarecki casi por arte de magia, de ahí que la ficción recreada a partir de dónde la cámara documental no puede llegar – sea por espacio o tiempo – va dando paso, cada vez más, al documental que recoge los hechos presentes.

Así estamos ante una reformulación de lo que es el documental, pero también de lo que es entender la serie en acuerdo a los giros de guión, cliffhanger o incluso los clímax finales. No recuerdo ningún caso es que una serie haya servido de prueba principal para encarcelar al centro del relato horas antes de emitirse ese capítulo final en el que el propio Durst es cazado confesando sus crímenes. Uno detrás de otro se van sucediendo los estallidos sorpresivos que hacen de The Jinx la experiencia documental de la temporada y el año, y que este servidor se pasara la mitad del recorrido con careto perplejo y las manos en la boca intentando rebajar el sonido de los exabrutos que soltaba. Unos soplos en el corazón que arrancan con esa llamada del propio Durst a Jarecki en que se ofrece para salir en su documental y ser entrevistado, que sigue con cada uno de los planos es que somos testigos de la mirada fría, calculadora y escalofriante que se dibuja en el rostro del sujeto central de la obra, luego está esa prueba de la carta determinante que incumpla a Durst del asesinato de Susan Berman, para finalmente, tras mucho suspense y tensión, precipitar el final más soñado para cualquier narrador de historias, un Robert Durst dejado en evidencia enfrente la cámara con la prueba mencionada, para posteriormente, con el micro aún abierto, confesar el haber sido pillado por sus crímenes mientras micciona en solitario en un baño cercano a  la sala donde había tenido lugar la  entrevista.

The Jinx es una pieza de un valor incalculable, que sacude la espina dorsal tanto si no se ha cruzado con los pasos de este frío asesino como si como en mi caso sí se ha cruzado. Un dibujo de un personaje extraordinario, con un valor narrativo fuera de tasación, que desemboca en una investigación policial, en un relato detectivesco, que tiene un efecto priomordial en la vida real. El sueño de Jarecki como cineasta, como periodista, y como detective ocasional se salda con una de esas historias donde la realidad supera a la ficción, porque, tanto ficción como realidad,  se nutren entre sí para dar con la serie más asombrosa y extraordinaria del 2015.

8,5

Leave a Comment