Domingo de serieSeries

Domingo de serie: The Umbrella Academy

posted by Paloma Méndez Pérez 12 mayo, 2019 0 comments
Es la economía, estúpido

The Umbrella Academy

Dicen que eso salvó la campaña de Bill Clinton en 1992. James Carville le pidió que pusiera el foco en la tela, el parné, la guita y acabó de presidente. En Netflix lo tienen claro desde hace tiempo y se esfuerzan en hacer del exceso virtud.

No escatiman en estrellas, decorados, recreaciones o efectos especiales. Miren si no creaciones marca Netflix como Bird Box y Triple Frontera. Te gustarán más o menos, pero son ejemplos de lo bien que va el entregar un producto bien hecho.

Pues igual en The umbrella academy se les fue el presupuesto en los diez primeros minutos, pero el ahorro de efectos especiales en una serie sobre una familia cuyo principal objetivo es evitar el fin del mundo y cuyos miembros tienen súper poderes es flagrante.

Con una historia ya famosa y con seguidores gracias a los cómics de Gerard Way y Gabriel Ba, con una estética muy atractiva y unos personajes en fácil conflicto, han crecido como hermanos educados por un millonario extravagante quien los tiene por salvadores de la humanidad, se ha potenciado la parte sentimental de la serie lo cual es difícil de encajar con la dinámica de muerte y destrucción que el propio argumento defiende. Risas y muertes sí, y cuanto más sangrientas mejor, pero muertes y pucheros adolescentes casan mal.

Así que una familia con niños “adoptados” de sus familias por sus superpoderes, termina siendo un drama familiar sobre a quién quiere más papá y por qué los padres mienten. Un caso de frikismo extremo que los cómics compensaban con el thriller. En Netflix se han decantado más por el problema familiar.

Algunos personajes gracias a la combinación guion, actuación ganan en credibilidad frente a otros. Es el caso de Klaus. Podríamos decir el más frágil de la familia. Interesante interpretación por parte de Robert Sheehan a quien estoy deseando ver en otras creaciones. Actuación de cierto nivel también la de Cameron Britton como Hazel. Para quienes no le pongáis cara no es otro que Edmund en Mindhunter.

Sobre Ellen Page, una de sus peores actuaciones, ni alma, ni ganas de estar allí se le notan.

Dirección artística buena, que ayuda a que el truco no se descubra durante un rato. En cierto momento ni eso evita darse cuenta de que el emperador va desnudo.

5


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.