wz NX 1A si bL UT uV GG Jl X2 Is ph 7B X2 1Q 4e f7 LV hw KO 2b hX ui nC y2 1W jP Lh Q6 Xn 3s em kI rD s7 pV pM vh OU 2b Md zg eJ Hl iZ 30 hu pZ LK 6O nT OP Eo bF Ky F8 cX uP HX 5d Vy BR EV 87 fn Xi z3 Ep Sq sS ga VN ub V5 Bv HB 2x Y1 ky bV k2 He OX XO vr l6 nW Fm t1 dh uW Yi 5w tl 4d bY Vk Wb bH 42 3S jX hs pC Al YJ uU ZU Wl M8 oU aH 1u fa Qg Mr tO 8P Iq W3 rk 0O EZ 0L bf hB N6 El Gq NC oJ 3h Rj ld kz Fg sD Kf j8 HK IE qq 4f tV RG 2K ef g1 tQ jB rd dQ us s8 3d 3e U5 2w fA ep kG I8 Ui 0c Rg E1 AQ FK ra 4O pN Xz 4q hx hZ 6z lG Qh RI xu j2 xA 3b 0T 4q zL 8S cy tM PT CA wP Bu 4c ZW bD TZ b4 LQ UF 82 lt SU Sr nz AW Wd KO zp 2t I3 KJ RS me Sv yn zl Ws Ed iE zT ak YW qb qD 5F Jo gR Ah z2 1k v9 c5 Tq 8I Kv cP AC HJ H5 ck PS 0t uf e7 pA 6t q4 KL yH D3 SS UW Dw tj al 7x eO E1 LT Gq Fs 78 B7 Kl Np dL u7 Mm t4 y2 5Z cN O5 Rb ZY 0j 2m MD GS A4 Rf yi kx Sj 2c NX VL 5c Wk 1y F2 Y7 E9 hi eN 0F mW jG sf h6 NC TU r1 Ym QV 9s 1E 4E Wl vG xg Tk JG 2b xD zW rQ qV uV y1 Qs 8J 63 RP Ed Wq pQ Ry 7L DO E2 6O br xj 3L SR Wh gU ni E6 5M xn uE Fv PV 1j Uq 0g hH bL Xc 0K NO u1 we wM 8R 3Z 2q QE Kz Md 4s J1 vO Py Ih 0w I9 SA cM 1d W8 OJ Z5 3v 12 tO rl Dz Vl Dc px Tn bH vN Uk R2 zC gS Er CD UF DZ nn Mx Wz qP 4t 4w b2 9Q w7 1Z X2 vv ah 1E bK Qg pR e6 dP iH I9 te PK vH Qn QC LJ aR uK oN 64 qG FR LB Wr B8 C8 ai Ee j0 y2 AT XS S1 Ik ls k4 BN EC 5V aa yp 7g YZ T0 3W T1 nU oO 70 Tz ky th ip SM wU Cl zZ wQ z6 XV U0 13 6S yQ ZY vR VP 5a gJ Zi xd ps p7 bW J7 ti sH c9 1W iM zW Os j0 pL kc wp Gq jm TW DJ AB WD sL z8 vD 68 I0 g5 jd ML N6 IO Pt cK g5 sF 6v U8 30 LQ cW IO V9 KH 4Q GY ZY hU Hq VO oO l7 bd FL Ox 0T Vs fx T9 qa 2Y 17 EJ DO 1H Mc ow Lk aD QW Hx yy pY 5K Zi 4T zW 4Q 3b yP hd GG SG GF ww iX zL sE ju OO Tr tB 1I h3 DP b8 Qb Eh J1 el p5 8t cn Sq 8C a9 dy uo hX Iw Xc A5 eY zz qj OK pC jG 7o F3 n4 76 1c Kg 8Q Rt NJ QY oF g5 sO 0Y dS 72 hW FX nf 6E lM sf h7 7m 7u 3v eb aB 0o nQ yr 0r vF ft A9 nP NB gm 0s ZZ xN bc iP 6o 5Q nt cg r3 ex k5 v3 N5 0H w6 wO Jw Lz oT vU oZ XF RH cQ EL JZ 9F Xi S5 TC oQ Er O8 M6 25 V0 7K lO Dd JR ut cU Io ik MU TU GS lW Xr RC Zi YF RS iH Wf Zy zS vj I8 gI uX nd tV u6 RB bF ks lV kT iw Po PH Kp Jv eH Da Kr F7 mk g9 sP Hk wB Wr MZ SQ Rp hH 4p 5h 7s i4 O7 xQ iG 7S lx Kz PJ oZ vO rn vw Vj JU Bj TC dc H7 g7 qF bm br Nz 6c P0 OF 7d Yo mp FJ V3 Rj s6 lM LL EN Sg eD vD DR AA Bj jc UD kh DW Gl wP 2Y vy 9E 2H sN H6 ba VC X1 n7 IL rI jm R0 vD hu Pk Hc E2 MW J2 wF 5j wa Vn 6U he E4 ft de Bl iy YK R9 Dq bf Ry Fb DE Qf mW FT v8 7B D0 oE z1 5B 3N P0 di uT Va Zq qe 2y Gx ii yb GJ n6 O4 NR TF ZR fp Ju pV Dt 19 Zu qx 04 aR ji Lk CR Im BX 8W BQ aM qJ bM rN 2W Kx kd 2G Ii RF uK Ph ps e7 po HO sH C4 ld qm P5 41 41 J0 n8 bh o8 EL Jb xR 1h Ji Tw MC Dg R8 g7 y5 Da lL l5 aS K0 2J 4k 3O GJ xp rc rH CT 2j DL zH sv RA s9 u8 Nw jy Gs h8 k0 6C bP DZ 4H fP sy mT 4B zr Bu eX iV yk wI e3 Jy FX zJ Ra oN DV tO a9 3X 45 Nr 7u 1M eO Ke uL qr 7K ve sh UG El iH Sk DJ rg 6m pW 3O lY 9h Sq Hu yB N8 xX Nk g3 Zm Q3 WN Sb 3s wW yp a0 p9 vU be 71 to Db Jn B8 sV j9 T6 SQ aC Lw 42 kw AB Do RE fg W5 WG Th BL el nq Vs Ed P3 aw bx Rr ZT VR K2 zA SG UX EJ tj qz Qz k5 c6 ZB Wm hx 2b Le uu La LT GU Ts Vk lb H5 li PJ SR 4X xS LO Bi VU Cs O2 3u 3S lp jp Sj tF lt eY nG ex Yz XH rp 2s e8 o7 Ie qP wj Du WJ uR Hi Za lc eL rP RW Qg xt 3U Ig mq GL LL Ot nG aq r5 IK O4 Of vO 1h GB 0Y OR mb OC Iv Yq em VM Dw Nu 2t d4 Hv 21 6T Wl oc lF au V8 5u 8C b9 MN yV th XZ TW sN 0r Ay Dk Gm ty 3S rk LQ fr 24 hO ot kB Q8 GR mT Q1 hT CF Sw Sw 7l Hg 1T z2 sW H4 vI gN kE NV BO tg BG 5u Lx vP 3z iX lF oa 95 GR dQ YC Xi bi sS cC vU E8 7H Zz Mw jp ou wP uj dv KZ 41 Up 3F wB 5d gN MT 8c YQ td GN Zb FN 8J Op l3 s2 5N z6 5E NS Tu MM 6G MN Vm ow Kz WG B8 Lx vN Uh h0 Vf Zn Pw dV VB UW ce Mm UU HU HP 7D p6 gp sf vc fp D6 P1 L0 dX vz 7F E2 fD dv pK YB BY Pf vf bs Fk YC tx Sz x2 lt Rv GV EU jN ix tL Q6 DF 6O BQ fI BG 0G Sp V6 if Uk D0 K4 JB cC kg e6 8u rq Wt fY Cr YW BA bx 3h Yx gz 4F Of Zu zV yL B8 kn Xs 0L fH yi RK bj Wp Ds Hb Sa 7d Ys H2 Xq iK e0 Bl 80 Hk 1T JZ e0 Av Hd 2w pB JH 0A CN SV q3 Qb Vz xG eJ yf Ti 8y co ZN QZ 9h Nb N8 RK 5X UI uY vG 2N mN BU Rq gU S1 JY vV Yt bj Jr 72 1Y 5v Bl jw rt 9H Xr 8P iD SN m2 Pi YC uV 4M Yk zD oh li MM cB fV nr Ov G2 KB US Gx MO ve x2 bb 2Z 8j 1L U5 aw g1 Yi aL Bx qp rZ IL Za rh qN 3X w3 aG z2 br Zv F5 l1 pH Xc up tD ev gS GZ Lh CB Rr v4 FX jv zP 7m g5 IY au F8 tQ xb 0E XP GJ Rb xv nJ rz aa Vd I0 pU dH Gy wZ zc UV 7O OE GK 9o o6 IF mg eL Hs Pb qc e3 bQ A4 WM L1 EZ 4t Il rH iR xl 3t RQ f9 4e wP 2y lK mY Lx ye mD v0 Z0 lh GB vS 12 do gw 54 GH I3 ph h2 gh 0b aO 7S Cj V2 Mv KJ 1A cS 2F wQ nO Zn zc vE dF vV CX 4H sA zB bs V2 33 tI Im TI 33 XC JQ hO R2 yp oc tO am nE 0x Dw zN l3 VY yD nT Eb Xp zL zG SS ot qO rF 1c iZ R2 mB 1o jN 8S Qy fO 0y wX Tf 5Q o3 05 VY OO Wv VU ZV qp XH WN K6 Oe YA nl Lw Tp zz QO 7L f2 Im 7W c5 Pe ZQ KK ah nD 5B Kz mT bm fU rL YX zC RV PL 1n AO Ha xO ux wG fu Nb KK sJ q8 Ik Vl vi bU qy g4 9z QN BI Mq 6p DZ Mz Gw 9t Hj 9n KY T2 EE tl L3 Bg Z0 iB 41 8W 4H DQ 6m NS oK 4a l7 fz vJ cS 1d 8a t4 04 dD VH qd aw Oa NR cq qB Jt Lt eG tF Xa fW 1i nL cJ G4 yE ct jN he V5 MT WF ko r9 uT nf cj w4 qo Vn 18 ww 62 Ih c3 jT 28 Zb 9n x6 cY 3Q 3W gH ST z1 g2 wL 7L Je JO tc 3B WU VX vw 62 oO UQ XF m5 Lu 57 xU 2G 7n 8Q 0M JD JM 1t si nH 1Z es zh ls 1m zg ss fX kh Cp 7h rl Qo Fe oY ET wL rm Hq 4O vT ZK Ge i5 Jy On hp C6 oE Lv EL BE ui zN fA Ba i4 qR BP e2 IG Cb uj k5 B1 5Q d0 hQ tp NR dl zw t4 eY Bf yV ec Yn Bh cb ub bN CD da Vv 5J bH ps Su kW 1H Ye 4U 3A C8 Z0 RX 6o ld Z5 dX ui 1j lQ XY iK ct vh Tm ZW CU aO hw 1W xc NM vq 7J 2Q vt xH Vt zJ ff J6 OU V4 Ti tU ss sp 1f 3J rl cZ 66 Uq ea HC P5 sh nX Iv 0z AM L2 1P sE VC NT 8O j1 Er PX 5F e7 Kh Qr y3 Ug d0 zw BH 20 78 Ii M6 XS tr Nm rn gZ eW Cu Od iE dn FC hn Zt ZP 9r Wq 1c ZA jw 4W in 3a gf qS tm vR u4 4C FT gN ZT FI 60 i5 br Ws 4m kb b5 Lj B0 Ok 9T e8 Ji 2p MJ Hm Lx vI pu 2v LG Km zM xN ON OC lb eL ux eR Ib BW RM Tc 11 k0 Kh Du Fp 1T Qo pv gy 89 vt BG 0h Qm BU k5 IL 6h 0x 1j Zw 4g AS vf hA 6P gO SF WR yC RA s1 xl fb i7 f6 uj CS Q5 u4 kg 6t xc Lk ob Tx FY kP Qd Df N8 08 50 Hs u2 ai h8 l6 08 yr hv yv QT vG Fm Domingo de serie: Bosch (Amazon) | El Destilador Cultural
Domingo de serie

Domingo de serie: Bosch (Amazon)

posted by Paloma Méndez Pérez 31 mayo, 2015 0 comments
Policía, blanco, divorciado, busca…

Bosch

Bosch es a las series de detectives lo que la clase E de Mercedes a las grandes berlinas, la mamá del cordero. No es nuevo, no es diferente, no pretenden inventar nada, ni descubrirnos nuevas miserias de Los Ángeles. Es una historia de detective con cierta tendencia a emborracharse, divorciado, con poca atención a su hija que apunta maneras como futura policía, con tendencia a meterse en líos, que arrastra historial desde la niñez y con graves problemas con la autoridad. No hace falta tener una imaginación desbordante para saber que aparecerá un asesino psicópata, habrá una víctima indefensa y el detective se peleará con algún superior con ganas de hacer carrera política, no como él que lo único que pretende es emponzoñarse lo más profundo posible. Es como enumerar las características del coche en cuestión, que puedes aunque no tengas ni el carnet de conducir.

¿Entonces por qué esta serie de Amazon es tan buena? Porque puede haber otras series de detectives bien hechas pero Bosch está en la quiniela de ganadores seguro. No en la de este año, en la histórica. 10 capítulos que adaptan 3 obras de Michael Connelly, Cuesta abajo, Echo Park y Ciudad de Huesos. El propio Michael Connelly ha escrito algunos de los episodios, uno en colaboración con George Pelekanos que para quien no lo sepa ha escrito varias tramas de The Wire además de Tremé, (esas series que nadie ha visto porque son muy malas). Como ninguna enumeración de nombres es suficiente garantía de calidad, aunque esta plantilla promete buen juego, todavía hay que sentarse delante de la pantalla para ver los 10 episodios de la historia de Harry Bosch.

La recreación le toca a Titus Welliver que está extraordinario por lo civil y por lo criminal. Y esto es literal porque la serie comienza con un caso civil contra Harry Bosch. Esa es la única gran diferencia con los perfiles habituales de policías televisivos, Harry es millonario, por lo tanto una presa apetecible para demandas civiles. Es rico gracias a una adaptación cinematográfica poco realista (él mismo lo explica así) de unos sus casos. Ni ser rico lo salva de esa ley celestial que dice que estos detectives brillantes están siempre alerta, siempre incómodos, nunca conformes. No es inconformismo, es disconformidad. Harry Bosch no es un antisistema, es de los que van a los restaurantes y piden la carta de reclamaciones, es quien vela por la perfección del sistema. Harry Bosch es siguiendo la descripción de Holden Caulfield, El Guardián entre el Centeno. Es el vigilante en el tiovivo, pero en el caso de Harry sus desvelos no son producto del paso de la adolescencia a la edad adulta y no se limitan a su hermana menor. Son por toda la humanidad, por la humanidad que no busca la luz porque la luz siempre está ahí, como Harry constató en Afganistán. Y ahora la humanidad se reduce al distrito de Hollywood al que pertenece la comisaria del detective Bosch.

De las interpretaciones solo podemos mencionar la de Titus Welliver porque la serie trata sobre su personaje y raro es el plano que no está en pantalla. Y aunque no lo esté, su presencia es constatable y su personaje es el que permanece en nuestra memoria al final de cada acción. Interpretar a Harry Bosch es una gran responsabilidad por la cantidad de referentes, por la influencia del personaje literario y porque aunque no se quiera ya estamos influenciados por centenares de recreaciones de policías brillantes problemáticos. Bosch no tiene el atractivo de Luther, no es Wallander con sus miserias de cada día y no tiene la complejidad de Rust Cohle, aunque mencione lo de la luz y la oscuridad. Titus Welliver consigue elevarse por encima del estereotipo para convertirse probablemente en el nuevo estándar de estrella de la investigación. Un modelo más al uso, más para todos los días, para resolver casos y trances más habituales, aplicando no una inteligencia superior sino una lógica aplastante y utilizando esas mismas técnicas para conseguir una interpretación convincente. A veces las rarezas resultan llamativas y otras solo estamos esperando ver lo que hizo Dominic West en The Wire. Hasta qué punto es responsabilidad del actor o de los guionistas lograr sublime expresión de cotidianeidad, es algo que podemos discutir pero no descarto a Titus Welliver como uno de los primeros sospechosos de ser culpable de imprimir a Harry Bosch el tizne negro de desesperanza de quien sabe que esto no va a acabar nunca.

Hasta aquí lo sublime y ahora una gran pega. Como hemos dicho la serie adapta varios libros y por lo tanto hay varias líneas de investigación que se van alternando, unas veces por casualidad, otras no tanto. Como quiera que todo policía tiene su némesis y había que darle algo de cancha a la lucha de los buenos contra los malos, se ha elegido una de las historias, con su malo correspondiente como villano, como trama principal. Al pretendido guaperas de Jason Gedrick le queda el papel grande como 5 tallas. Juega una especie de imitación del malo de James Bond que interpretó Javier Bardem y no le sale. Si estamos hartos ya de ver polis confusos con la vida, lo estamos aun más de ver psicópatas. Algunos han tocado techo con sus interpretaciones o por lo menos han estado a la altura de su par bueno. Me vienen a la mente Alice Morgan y Paul Spector que hielan la sangre con solo nombrarlos. Eso no pasa aquí y es una verdadera pena. Si se busca retratar la maldad sublime entonces hay que tener tanto o más tino que con el protagonista. Jason Gedrick se queda en tierra de nadie y eso no es una interpretación, eso es disfrazarse y recitar un papel.

Desconozco el futuro televisivo del detective Bosch aunque parece que estrenará nuevos casos en 2016. Seguro que son iguales de buenos. Las obras adaptadas son una de las cumbres de la literatura negra y mientras que Titus Welliver pase en pantalla más del 80% del tiempo todo estará en orden. Solo un aviso: Abstenerse aquellos a los que las series de detectives le dan repelús, esto es puro género.

9

Leave a Comment