Domingo de serie

Domingo de serie : Bosch (temporada 3)

posted by Paloma Méndez Pérez 4 marzo, 2018 0 comments
Bosch se pone (más) serio

Bosch temporada 3

Inmerecidamente no ha tenido gran repercusión la tercera temporada de la serie que adapta las novelas de Michael Connelly siguiendo los casos del detective Harry Bosch. Producida por Amazon Studios y con el respaldo de los creadores Eric Ellis Overmyer (The Wire) y del propio autor, no solo no desmerece a las novelas, sino que está a la altura del Wallander de BBC y eso que en Los Ángeles ser policía debe de ser como hacerse a la mar en Malmö.

Sigue la misma estructura que las entregas anteriores y adapta varios libros por temporada. En esta disfrutamos de El eco negro y Más oscuro que la noche. Esa aproximación es acertada en tanto el detalle de la escritura de Connelly es difícilmente adaptable con una sola novela por temporada o un capítulo por novela, que fue la solución adoptada para Wallander. Al final tendríamos historias demasiado lineales y cierto cansancio visual de Harry Bosch. De esta manera se puede desarrollar una trama principal en la que Bosch es absoluto protagonista con otras en las que aparece de manera residual y que van quedando abiertas para las temporadas siguientes.

Y es que si Bosch es algo, es cansino. Es el policía que se va el último y llega el primero, el que ya estaba allí y el que contestó el teléfono. No resuelve casos tomando copas o saltando por ventanas, aunque en esta entrega deja claro que él a la guerra no fue a aprender idiomas, este tío resuelve casos porque lleva décadas interrogando, mirando pruebas y atando cabos y porque cuando todos paran él vuelve a empezar. Un agobio de ese calibre sin excesiva recreación en el mundo civil es mucho para tres temporadas. Pero en esta las cosas cambian y vemos hasta un caso que le pasa de refilón sin afectarle, por ahora.

Las historias se mezclan entre un asesino en serie que parece matar aleatoriamente, exmilitares relacionados con algunos millones perdidos en la guerra en Afganistán y la identidad del asesino de la madre de Bosch. Como plato fuerte un director de cine es acusado de asesinato y su historial de acosador sale a la luz. Cualquier día en el trabajo para un detective de Los Ángeles.

Si esta temporada trata sobre un tema ese es la lealtad. Lealtad a la familia, un asesino confiesa para no pringar a su hermano en el crimen. Lealtad entre compañeros en el cuerpo de policía y lealtad a tu división con un jefe de un grupo militar aprovechándose de las debilidades de su escuadrón.

Esta tercera entrega, que no será la última, ya en abril se espera la cuarta temporada, nos presenta a un Bosch más estable y centrado con menos demonios y menos tortura sobre el bien y el mal. No es que ahora Harry acate órdenes y siga normas sin rechistar, pero al menos el ruido de fondo se ha reducido bastante otorgándole protagonismo a las historias de los personajes alrededor de Harry que durante 3 temporadas han ido ganando su propio peso. En esta Harry tiene a Maddie en casa de forma permanente, un ligero romance y algunas peleas con la fiscalía; pero independientemente de ello Irvin Irving (interpretado por Lance Reddick) y la teniente Billets (tarea de Amy Aquino) tienen sus propias trayectorias personales y profesionales tras dos temporadas al servicio de la trama.

Precisamente si se nos pidiera nombrar un detalle de calidad de Bosch en su tercera temporada ese sería la coherencia con las dos temporadas anteriores. Los actores, con Titus Welliver a la cabeza, han evolucionado y mejorado unas interpretaciones de unos personajes, que si bien están en pantalla unos pocos minutos y no en todos los capítulos, tienen una estantería de libros con detalles de su personalidad y carácter en los que respaldarse.

Deberes bien hechos en la producción, guion y en las interpretaciones. Credibilidad, acción y dilemas morales en una serie que ha mejorado a medida que avanzan las temporadas. Como si el mismísimo Harry Bosch se hubiera puesto a ello.

9


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.