Domingo de serie

Domingo de serie: Defending Jacob

posted by Omar Little 6 septiembre, 2020 0 comments
Tenemos que hablar de Jacob

En el pico del confinamiento Apple TV + estrenó Defending Jacob, uno de los seriales destacados de su reducido catálogo. Creada por Mark Bomback, desde la base dispuesta por William Landay en su libro homónimo, la miniserie norteamericana se erige como un thriller judicial y criminal cuya premisa se articula alrededor del asesinato de un chico adolescente y las pruebas inculpatorias que apuntan al hijo del fiscal inicialmente encargado del caso.

Como ya habrá imaginado el lector más suspicaz, la serie, desde ese punto de no retorno para el chaval y sus padres, indaga en los vericuetos de culpabilidad, la carga moral de todo el embrollo, y todo el proceso de construcción de una defensa para el principal sospechoso sin importar que el modus para conseguirlo, a veces, – cuando el padre, Andy Barber (Chris Evans), se implica a machete – se aleje de lo regulativo. Para darle mayor entidad dramática, los responsables deciden sumarle una trama criminal con el abuelo, un asesino cumpliendo condena de por vida y apartado de la familia por su hijo.

Aunque la verdadera miel dramática, lo que endulza el visionado, son esas dudas acuciantes que resquebrajan la fe exculpatoria de los padres hacia su hijo. Esa marea de dudas que acechan a la familia a cada nuevo giro, especialmente para una madre violentada por el vivo recuerdo de un episodio de la niñez de Jacob que podría haber acabado en el metraje de Drive. El falso culpable y el falso culpable que quizá no lo sea, en esos términos vacila la percepción sobre Jacob a lo largo de toda la serie, y es lo que da canje a los mejores réditos dramáticos entre los personajes y los lazos que unen y desunen a la familia protagonista, a su vez, víctima del drama que implica ser señalados por todos en la vida online y offline. Y sin duda favorece esa suspicacia y la comidilla cruel,  la interpretación apática y desalmada del actor que da vida a Jacob (Jaeden Martell).

Por lo general, la ficción de Apple TV+ se resuelve de forma solvente gracias a la involucración de Morten Tyldum en la dirección de todos los episodios. Pese a un look y forma algo esterilizada, aunque con una realización más intencionada y bien dirigida de lo que aparenta, la serie conecta, de algún modo, con esa intriga criminal que estuvo de boga y que algunas alegrías dispensó durante nuestras visitas al videoclub. El buen hijo, Durmiendo con su enemigo, Lantana, y ese tipo de películas que nos atrapaban con unos resortes narrativos previsibles, pero efectivos.

Defending Jacob se defiende como una ficción garante. Que saca sus mejores virutas de los pliegues morales de unos personajes temerosos (y hasta vulnerables) en su confrontación con la verdad que esconde su lacónico hijo y el macabro caso que envuelve la trama, asimismo, de esas zonas ambiguas y sin esclarecer que pueblan la serie en un recorrido bien tejido por los guionistas, y notablemente ejecutado en su puesta en escena.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.