Domingo de serie

Domingo de serie: Derek

posted by Omar Little 31 marzo, 2013 0 comments
Un tontorrón apreciable

Derek Channel 4

En la secuencia que abre el último capítulo de Derek (Channel 4), el personaje protagonista que interpreta Ricky Gervais se sienta delante de un monitor para enseñar entusiasmado a cámara uno de esos vídeos youtuberos que tanto encandilan a los humanos en el que se aprecia a un mono subido encima de un puerco. Lo que podría parece una crítica abierta a la estupidez imperante va unos pasos más allá, cuando en un tramo más avanzado del camino, otra vez el personaje de Derek, se emblandece ante cámara para hablar de su turbulenta relación con su padre haciendo referencia a la obligación de un mono adulto con sus respectivos cachorros.

Una pequeña muestra de que el último personaje televisivo salido de la mente de Ricky Gervais resulta tan conmovedor, como cómico, amargo, simplón o lúcido. Elementos dispersos que a manos de otro con menos coeficiente hubieran terminado por provocar un desaguisado absoluto.

Emitida por Channel 4, Derek es una mini serie de seis capítulos que gira alrededor del personaje que da el nombre a la ficción. Un borderline que pasas sus horas ayudando a Hannah, y a otros empleados, en una residencia de ancianos. Al estilo mockumentary, en el que tan cómodo se siente Gervais desde su seminal The Office, se siguen los pasos de estos personajes que habitan en el particular y poco explorado, por olvidado (como en la vida misma), mini clima de un geriátrico.

Con material tan inflamable se podría esperar la versión más canalla y venenosa de la viperina lengua de su artífice, sin embargo, Gervais sorprende sacando su parte más sensible al teñir los fotogramas de ternura y emoción, sin renunciar al componente cómico, algo que consigue de inmediato con las logradas caracterizaciones del trío protagonista. El creador de Extras saca a relucir su vis amarga para describir los personajes que interactúan en este microcosmos, pero a su vez, los encumbra desde su estrato, humanizándolos, tachándolos de justos, genuinos, y bondadosos. Y lo logra haciendo hincapié en la figura del entrañable Derek, un bobalicón hombretón, popular y querido por todos pese a su bajo coeficiente intelectual,  que como los niños, los viejos y los borrachos, está siempre atento a decir la verdad, pero en el fondo, demostrando tener siempre unas  intenciones nobles. El de Life is too short también aprovecha esta mirada inocentona a la que da cancha el personaje, para resaltar lo descarnado y triste del ambiente, pero también para alabar y recordar a los olvidados y menospreciados ancianos, a quien Hannah cuida casi a modo de Madre Teresa. Temas como la muerte, el sentido de la vida, la vejez (obviamente), la enfermedad o la dedicación desinteresada, también afloran durante los seis capítulos.

Especialmente emotivo y triste resulta el capítulo final de esta mini serie, que se hace corta para los apetitos más insaciables, y a la que a veces, se le podría recriminar un exceso de glucosa en ciertos tramos, especialmente los resaltados musicalmente con temas de Coldplay (Damned como si no hubiera más grupos llorones en la faz de la tierra).

Derek mezcla con inteligencia y pericia terrones de risa y amargura, gracias a la labor de humanización y perfilación de unos personajes que resultan entrañables y apreciables, tanto el principal, un inmenso Gervais como Derek, como su círculo de colaboradores habitual…Karl Pilkington como un encargado de la limpieza que ejerce de brújula moral impartiendo siempre dosis lúcidas, elocuentes, sin pelos en la lengua, o Kerry Godliman como el cabra loca que mata las horas de su fracasada vida en la sala de estar de la residencia siempre con birra en mano.

Los que busquen situaciones hilarantes, y sketches divertidos, probablemente saldrán decepcionados de la última apuesta de Ricky Gervais, pero los que busquen sintonizar con unos personajes carismáticos, graciosos y repletos de emotividad en un contexto donde la vejez, la muerte y la discapacidad lidian bajo unas falsas paredes de comedia, entonces Derek será otra fuente levantada por su autor a la que ir a beber y aplaudir.

7

 


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.