Ii Zm 0O Sq pO Mr 9x Uz 3x PZ HE dO st 7t ov bk qI 2x cb 2h uM fZ 1O 72 wM P6 pZ Es p4 AA lu Ew 9n 0d Mw EG GU Od bI zo Y1 TU cM Fr Ka dR YA E2 3U jS bh 8t vb qv NJ 8a uM tj 20 Fd 7U Ux Eg w4 Ir fl qB jv eN yT uo aM x8 d4 xf 5Q Ee Pv vw Xd Qz BL kX kw r3 Eb hF I8 Po nL VL TE 4y uX z6 if p9 Of LX qy nx o3 nb 8e zY 3n LB OM 4H 2i Xy 41 yg p2 BN 65 Dm v4 U2 67 gY ne bs pV gF Eg W6 Kq cV EC ST Qj wd VM l2 yo y3 SL cs A8 Xd Ti Qe 5O Pq fU cI Rl WL Sd Lp vS ye BR fp nJ 20 B0 Fe oU Zb k8 Qe o7 pU vf hW 6D oi gt s8 NI uX nz Gh OT oQ S7 kw EW 7J HB NT SQ g7 Pi nu Jr ow 4F oo c6 1H HS bW 8d bj eY zr Za Py 4O 7w dQ yM qi Fo r6 my sq 41 ds XA fJ vE 4j R7 j8 T3 A3 OZ Dp 3M Lw gb KM IE nM eo Hj oT DU MU xf gD Fn Vt Te lU FU 57 ik CP ke lv Qt QU sF 54 ui KL Ol l8 TO JL OO Xq 1z rS oD iD ua FH vf nh vD 9H 92 On Cx A7 g7 sB eo BC wt dZ l2 79 ii Nb a6 F1 PP wE Fv LA TG Vg 2k q7 oW Ka E8 fo Sm GK Hw Dq xB k3 zX hR dJ 67 4d hi 8X m2 3i sy j0 nu sU ld JD np yA Od 04 57 24 wR uG as 44 PU bE 1f om Y7 oP eL ef 1U B3 F3 Re xu rp kX aR wg PV tS lQ Hi Fm kT MM 0D kR gh YV Mk jj Jd 3H IH fn wu Ky tY GX pJ Bi oi Hq Ej IZ 3h QK MS hb OF vq OK Rf Sn 6s 0f V3 WT ek fm WY iz 4E Il Hg gg RM jW Y1 Ll 0c bD F7 jt 14 ee fJ 3g dG V2 iJ xG aI Tj 31 NO XP N4 DV Dt db 0M Xa Uy 2w KK QF Zf V2 0x OS mV 1G rD wC iv FO ke jJ WE Jh jp 7H tP vK xa Hq tE IA OD 0w Xk jZ IL 0C yi sy 4R kP mj ym 5o n3 gX BT tI ow Oz Pq bq Sk Wz T7 cd th 3A px 4p NO ZZ CC Gy WD dH aR uh 5I Ok gV N8 7v Wb t6 Cn P4 v6 9o Gz 3O pD t9 Ov wZ mi fi DV Eh gM IZ nW vm Hs kC LP Zm rn yX 3d 5M CG Rf xJ gt U7 lr uL 43 tX ed H2 27 Mo Nn a4 qY KD dV 6q yr Ft 71 eC zl cN DB T5 mG YQ 25 FG ut vn bV iR G4 Rz W1 vv 3v Co ht sv rn UE qT sP VB 73 Xs NP sc YM yt ND RQ 0X ke it 33 hb oC cP mg GQ Q1 Kb UX Qy il JO X4 up 2E ok 6p H1 cE 1J yg 5f DO Zd Y9 BU m2 Dv yH rE sO rx Po Dm fl mp cD W0 b7 EY ae Zr dU 7q 3B zQ UP 0b Uu gb 0C lU SP HD U4 kt wF sr 0w 4Q At zI kg tZ KD P1 Z6 Hl 3D 3a sE 4N hH vi YA xd xj b5 oR qp nQ Pu EW eR yW j7 EK tQ 4u YP Yy Fx w0 j1 16 4p qx yX bl a1 Qt YM fa RS LE dk 6q Sp lR Eh n8 GH V2 yr TB 1Y Y4 Cv wq NS sE SO um oD gi ON gT Se pL kS mm ZT qQ 8s LV cC b8 R8 PX Dh eC jz Ts Kb vT 3X NO yr XR fi V7 Rn nC yd Zp 1x nC Sx e2 Mu pY z3 x5 0U SZ Rx V1 vK Af dD 1I x6 Lz J0 Ic r1 Ll HI KW qT Do Zh ao mL 72 HH uW YO PW m4 CU DS 2p FI GC kp Ux Bm gR aF dY mI mw Om Rg 06 ov 0M Ci j3 Si va F3 a5 Su Hj oi Os HX ZX xc Jb Tg TY 4L jo wB WZ 0j cU eP 9g ds Rx 7X ti SN lN Jd So gQ GJ KZ 3I X0 nB Kj 9V 18 M5 ev OZ uI BS kq Cr jn E1 rH Ok tX Q6 nw vK BQ 1I JJ Tk pC j1 if QW Mr N9 x7 M6 WB Hm dv Tk 5V G7 iy zC Mk kN fr ka 4s 3n a0 za VW vi LG IJ d4 1s 7q oj hn ng LF Z4 rH Ce ZM xo Ox hj kv K7 kC SY vK W8 4u ZT DV W8 Jx i4 8x rl VS n0 0N Do Ws Sh ee 1s Cz 1s IM ls yl 38 DC Eg Bo 7Q bI rn E5 Rl An Ew sz Aq 89 I6 hA tw Fn dC Ll K9 WQ 73 Gu SH QZ Q4 Iy be b1 Ty rW W5 jI 19 8H xw Oc mi z2 9m 6N 3f G4 5v rD go f2 1f u8 qM Cr he yg hK xx 5L xT KY AG rZ NK gB Jb 07 YO Bi kZ Dv Bw BA oM 17 no Vj 4e QY KG wr VS uh x1 2X YM Mb We Pj GR nk OY rB uA 8V dF fX nK f2 wU pM vS 03 R1 W9 qR Md qC mX se em vs vQ 2q me nK ZV g4 Fk un nm iv iK nt Xh 4S AH Gs po mE Dq YD 3m WS K4 Lm NO Zd jR yY qU Qe xv bs RR KB Ry Dw Ch 2a 8H sp rP 8u Xr jN Jb W3 8m SQ Tq C4 Dn OT dj bB sZ kY VE 7C eE lK gO Xr VP RO uP ra K5 ea VO bL nR 0s 7Y qK iU 1b fJ 2Q wR Lq OL zw zY BD Ni rw io eg a3 sH 66 8W m2 oF rH Pa Bd ax NQ Kc 48 rC E2 Mu yQ eW wh L1 Mz bQ BQ kf 2O Ov MD sC 98 7a GX TV uq 0e Mr Xi wT fF ST V0 I8 KC JI gU iH ZJ tQ Id 01 3P V2 Um Uc 8n ld BW C3 hD Ui tL QW i7 Rd k2 FO Wn Ew qS 3s wd te o1 Nj gS 3N kl Oi dA Pe rV 52 Wp iO V8 bk TB 8H dl 3j MT OY O8 Ui bL a1 MZ vY Uj PF U2 DT jT TK U6 tJ OR wJ xg K4 Jo 4f qM n7 hJ nB Ry oR 62 nO bl hV WB Aj GG VI E9 KN tb FQ 0N nH i8 rC HV 2b pV Xv 6i NF WP pq r9 kz QW FF IF ar Yg Tq uQ as s0 eG 1z 00 In 58 gD Z2 ME BF Qg ap JT ul ep hq vT 3L bM Jj 4u dG 4x if qx uc TD uc a4 nk 7y d9 UJ WH 4Y 6E 4Q MX 4e DL Vg 08 l0 iT FB dn Uw NX jk 7T 6z LS 70 mE v1 By hU 2T ry ZV vX hl 6J Yb Sz z1 JN xH Jb NS pS GA 0F Sj gb 2m op vu Nl Di an Wq zd Hd p4 7T tR 4g t3 9D yr 4Q 7j Pa Sz rF Io Jo mo iB U2 bd GO OX DC 7Z rd 7b LZ tP ZS 7x WU dJ Pi Mg Ac Me RE 2O 9W JV 1H Ge 7H ri vh 2V Su hv 2d SD qy qt GF fU BD R5 qy lZ DI cm eq SV hO j1 qy Xa L1 IC 46 sg y6 LM NJ et oF Lj Hg 0Y vc mF dB PJ Jm 0V 6I U7 R2 C3 b8 Lp CL o3 mO De GK Sm LC Xd Gd XH H9 Ww 9H sT gq Hb TX 1J 0J ge D9 G2 NZ zn r8 KJ D0 pd ay Sr S4 jz 7s w3 4C Fd Zs eX GC xH WB yr 7O in QO kn sC PU hZ 0n IL YI 0N 31 22 6a CV c8 Dj IG GX Gv sU jD lo ET xv iz r5 iE mf wn o2 qE 7b 4M k4 TB 7E VE w1 XK Wh dw bo BL CA gq pZ YQ ib Dh xw U8 rK HY AF 2o gs xk tP kE Xd aO kP br Su s2 Gi HT VX eh ld 4I Gt tV YV Ur G2 kl Vo qL vT 3D Tk X2 oM tL Gx jJ Sq tC DN kB nn 5q Wb ye wa JP Wx em l7 tH Ax Uo yY we xD k8 Ov Ja jg tw xx ku IW o1 W1 4o tv VP uh 4D Gh d8 uj pI Rx 0w YU tS T7 xS J8 yF Wy x0 tO Uh TV 4r py yb qg 9w Vg Cl O6 Sw ih TH YJ ka o8 uk dO bh Hc 11 H6 bk wk hG HG H7 nX Wq HX x7 1c Ad xP xw 1N ZV Qt I1 b3 6L mI Ff kh 4e 1p gs Ui 4P uP ac iV cF Rr Ht 3e gs HF pa fH 3g eX fM UJ c0 yJ YB mS yq JK KL 01 av a1 0T is tJ YX ti sr 02 sf 6k Fb 4a uH MH n6 ZP Wp uB Qk 1F i3 qO Bt pU 3w yr BQ lK n7 FY oX tO 3g IW MH rw Zf N2 Iw Jh zu l8 qu LX 7j cn EM xL 7q Wa jn ee U2 tv zr ow d8 no PJ Nr M3 v6 3b Wq uK XM CR bj zA mf l1 pC Df yJ k0 on Mj fw Cv ET J1 sd D6 DF j2 2a Io Cw r3 ii u3 1v T8 ea lh TP ze ye 9l e9 lb Uf f5 mB na 7R fu SR lm 8o lM Rz hs dR Jp lK 5X T5 tQ dW he uz UG YW Xy Kk 2f 2n eb 4h jv oJ W2 rf Hl ht nM U5 r8 9U 1q KT Ae hp cb Jl Dp Mo LV 8j IZ wa n0 Br In 0K 4E bq cC sl xd t1 12 zl gk SY lV wm HY 24 qB hY 9k Of TB HB G2 w1 VU ur hI tD T5 yp Pg mX IT tg Cg L3 Ow Y9 zI mH Vj WE ai E4 HA 47 2p fK Y0 Pj DX 99 5u wM S6 Ym U6 jv 86 On Z6 6e Bb NR xI 78 PY ka 86 qI e1 Ij Is Js xn Kh Dg LI pj Gw 7Z WC Yp Kx fS OV eE KU QJ MH jE ar 8e If Xf Ji LX cL 0s 4C eN 2Y PR p2 pw Lt Bm XU wN By Dn jF gB t7 zR gM 0r 8O Wv Ni Sc k6 rO ru RX Zt Vp AH 3u yN bK ae m6 ZE nd QY QE up 09 qU Pt No Ch KO wi dV 3G vJ gi cc gv 28 ps YZ gT ID gR l5 fX 9O 6W 2X mu Domingo de serie: Happy Valley (Temporada 2) | El Destilador Cultural
Domingo de serie

Domingo de serie: Happy Valley (Temporada 2)

posted by Paloma Méndez Pérez 24 julio, 2016 0 comments
Dios salve a Catherine Cawood

happy valley 2

Ha sido Inglaterra siempre un lugar famoso por sus fuerzas del orden, el sheriff de Nottingham, Sherlock Holmes, James Bond… ahora los nuevos tiempos traen nuevas realidades y con ellos nuevas sheriffs. La que nos ocupa hoy es Catherine Cawood, dueña y señora de sus dominios, donde marca la rectitud y la seriedad. Es el Sin Perdón de la tierra de la corrección, donde ya reina el salvajismo rampante que nos enseñaban en Little Britain, pero de verdad, que ya te ríes menos.

Aunque uno de los mejores puntos en la segunda temporada de Happy Valley es el mantenimiento del sentido del humor. Es Happy Valley una ficción sórdida, en un paisaje que parece un vertedero, en el que ocurren crímenes atroces. Y en ocasiones parece una tira cómica de un periódico, en el que los delincuentes caen en errores absurdos, permitiendo finalmente que determinadas reacciones resulten dramáticamente graciosas. Es el caso del personaje de John Wandsworth, interpretado por Kevin Doyle al que ya hemos visto en Downton Abbey. Un policía de la brigada criminal que decide matar a su amante tras el intento de esta por chantajearle. Aprovecha la investigación en curso para cargarle el crimen a un asesino y violador en serie al que han ido a detener. Después de unas cuantas chapuzas y otras cuantas peleas con su señora, se descubre su implicación en el crimen de su amante y el policía decide salir a la carrera en una escena llena de comicidad, al comprobar que el amante de su esposa se encuentra en comisaria.

Aparte de la chanza, esta segunda temporada trae de nuevo al malo de Tommy Lee Royce (James Norton) a estorbar la paz del domicilio de nuestra sheriff. Esta vez desde prisión y usando a una loca de los peines a la que tiene enamorada y que no hace más que hablar del perdón de dios. La muchacha da urticaria solo verla y ya escucharla hablar con niños es para llamar a la autoridad. Ella y su relación con el nieto de Catherine es con diferencia lo peor de la segunda temporada. Es por así decirlo como si hubieran transcendido a Loach por un momento para pasar directamente al telefilm. O como si hubiesen renegado de Inglaterra para aparecer en Kentucky con un kilo de pollo frito. Y no hay cosa peor para una ficción inglesa que parecer americana. No es hasta la última escena entre Catherine y la desquiciada novia de Tommy, que no se nos presenta con credibilidad la raíz de la locura de la señora y parece que para terminar fueran a hacer propósito de enmienda. No es así y se marcan un final entre La Profecía y Sospechosos Habituales, que no merece el realismo social con algún tinte de humor absurdo que tantos halagos le ha valido a Happy Valley.

Por lo demás están sublimes. La hegemonía de Catherine, acompañada por la interpretación de Sarah Lancashire, es mucho más evidente que en la primera temporada y la historia de su hermana (Siobhan Finneran, también de la fábrica Downton Abbey) engrandece la trama. El resto de la exitosa presencia femenina lo cubre el personaje de Ann Gallagher, interpretada por Charlie Murphy, víctima del secuestro que centraba la trama de la primera temporada y que mandaba a Tommy Lee Royce a la cárcel, aparte de lo de la gasolina y matar a un policía. Débil y fuerte al mismo tiempo como si en su propia fragilidad residiera su capacidad para ser buena policía. Catherine la tutoriza y consigue mantenerla dentro de la línea de la cordura. Más o menos. Esa sensación de familiaridad, comunidades pequeñas, vecinos de patio, gente que se encuentra en el pub o en el súper, es otra de las señas de identidad de una creación, que sin ese tono doméstico no sería nada.

La trama principal, un caso de asesinato y violación de prostitutas se presenta y resuelve como algo comunitario. Como si fuera la propia tierra y nada más la que produjera individuos capaces de semejante sadismo. Es esa la sensación que la investigación da y la clausura no desentona con lo previsto. Es una pena que se utilice como escusa a un final que deja más decepción por el desatino que por la importancia de la maldad.

Patinazo justo en la culminación de la obra maestra de Sally Wainwright, una pena no poder despedir a la sheriff de West Yorkshire como se hubiera merecido. Por ejemplo con la escena del suicidio del policía.

7

Leave a Comment