Domingo de serie

Domingo de serie: Hello Ladies

posted by Omar Little 24 noviembre, 2013 2 Comments
Manual del que se sabe un ligón perdedor

Hello Ladies

Si fuera por esa imprecisa primera impresión no me habría dejado aconsejar por el gurú del fracaso sexual y ahora mi vida sería mucho más aburrida. La primea toma de contacto con Hello Ladies parecía abocar al nuevo producto de la HBO sobre las casillas más convencionales de la sitcom cómica, con varios personajes rozando los arquetipos más manidos de la comedia yanqui, con la clásica trama del looser intentando levantar el vuelo para dejar de ser catalogado como tal, etc.

Pero tras ese arranque templado y previsible, con poca furia humorística, pensé: – eh!, un momento, que al fin y al cabo, estamos hablando de la primera aventura de Stephen Merchant, la pareja de hecho del gran Ricky Gervais, respect y a por más dosis”. Y tras una primera cita olvidable, la cosa fue solidificándose hasta placeres mucho más reconfortantes.

La comedia pone su foco en Stuart Pritchard, un larguirucho inglés afincado en Los ángeles con una única obsesión en la cabeza: mojar el falo, echar un clavo, montar amazonas, explorar túneles, sacar a pasear la minga, o lo más indicado que consideréis. Pero en realidad, bajo esa impulsiva y lasciva fuerza, se esconde un hombre solitario en búsqueda del amor. Sí, porque el jodido Stuart es un romanticoide de la vieja escuela con un manual de ligoteo desfasado, con el que está destinado al fracaso (su físico no es que ayude), y al otro lado de los tubos catódicos, a levantar extensos y grandes momentos de carcajadas a través de sus meteduras de pata.

En su intento ofuscado de sacar a su nabo de una extensa sequía, Stuart se ve envuelto en situaciones de los más rocambolescas. Memorable resulta su noche de juerga “hard” con unos albañiles que le están haciendo unas obras en casa, the most epic party’s pool ever, la cena en que intenta congeniar con un grupo de gays con chistes sacados de una aplicación de móvil, la boda en la que pretende conquistar a una modelo de la que se ha obsesionado como trofeo de ensueño, o cada una de las situaciones hilarantes y penosas por las que pasa este fracasado en el ligue, y que sin embargo, aparenta todo lo contrario, yendo por la vida como ejemplo privilegiado del macho alfa, conocedor de cada una de las técnicas de ligoteo para que las mujeres salgan mojadas tras su encuentro.

Un cuento que en realidad solo cala en su grupo recudido de amigos, un sequito de fracasados: un seboso divorciado, un paralítico deslenguado, y un becario adulador, que junto a la vecina a la que da cobijo en la caseta de invitado, una actriz de tercera intentando hacerse un hueco en el difícil mundo de la interpretación, componen este fresco de “loosers” conviviendo con el glamour, la ostentación y el lujo de las esferas hollywoodienses, pero desde la distancia, casi siempre, fuera de las zonas VIP.

Merchant cincela su humor a través de situaciones incómodas, momentos embarazosos desternillantes. Pero a diferencia de cuando actúa al lado Gervais, tirando del humor incómodo, malintencionado y cafre, aquí la comicidad surge de los embrollos a los que el propio Stuart se mete, consiguiendo la máxima puntuación cuando Stuart alardea de sus conquistas, nunca materializadas en besos o polvos, o cuando hace uso de un manual del (anti)ligoteo, repleto de artimañas que le llevan a fracasar una y otra vez para deleite de las audiencias.

Y es precisamente por ello, por ser un perdedor entrañable, y con un corazón noble, que el espectador se apena rápido de él, se identifica, y le coge un inmenso cariño, como a su serie. Quizás le sobran algunas cucharas de azúcar glasé, especialmente  en su final, o la inclusión de algún tema de AOR que contamina el sistema digestivo, aunque la intención sea coherente con el personaje y la historia. Una ficción divertida, que ofrece varios instantes de partirse el pecho, y ante todo valida la apuesta en solitario de su artífice, cuerpo y mente de esta recomendable y valiosa llegada reciente de la temporada televisiva.

7


2 Comments

Fernanda 29 noviembre, 2013 at 19:38

Es una buena serie de HBO, creo que en cuanto a comedia no es la mejor pero cumple bien su objetivo de entretener, además considero que un poco más de comedia la haría caer en algo burdo, mi personaje es el de Christine Woods, me encanta como interpreta a Jessica.

Reply
David 7 marzo, 2014 at 09:08

Me encantó la serie! Lástima que finalmente la cadena HBO ha decidido cancelarla. Aquí os dejo un post que le dediqué a ésta y otra dramedy 😉

http://seriesanatomy.blogspot.com.es/2014/03/esas-comedias-tristes-ii.html

Saludos!

Reply

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.