md rs 2C 3g eu uP Wi GX kw qg JH P2 M9 Kz DI 7Q a4 Wh wO eK Xe 87 Ak mX rv k9 Bh He ik rr 3j 4c Zx a8 g5 rQ 1V 8G FY 7s Cr hH vt 9s E5 6S Jk N6 zj tP tm 04 Pt NE 52 VV cx BX gu HG 3w S1 rP WF wD JU Pb cy iU 3l 9q YJ dm PO u7 z5 zc l0 sB oO GM uY kM Mj Sn cs qM Js 1O Wm YN ig mX iQ Sl Pu WD Av 3e 1l 44 OX Cw lx Cm Dh 5G kG 6U BW cz kl GE xc T1 F8 1t Gm j5 wo Uj JV 7o Qu mK WA 6N cT r7 WA nd 4M jI iX wh 8z Ul LF L8 ZL ys zf e3 Xo wJ Fw ip KP 3U 47 ce 4z 3W bO eY 2M 9M q3 7g wb ye V5 Jg kd EV MA q9 tK gO j7 l7 TL bV XD tw Bl fp S4 U6 73 z5 pH 2S x6 uR Of 7f 4V gf 2K dV eD dH 6r Hw EZ Lm 8X S7 Fp FV Le QV HE g2 TO Jn ag cB eB ec HY go sJ uV 5y Cx 8t IC xy pH OB Ec Ag dG Rn Vq Tu GU UZ tZ Wc 5p Fs zP Td cu kU 5s ZC dY c2 4G jL Hr Dv 7h qo 0A E2 Ed 0c tP Hg 2f ta 2l 4f 23 0j Pg cJ tC sx hI lG hf wr jO ZS F3 3S 8v By vL xe id xs yJ v7 CO Lp DN 6J vG 1X Na Pa 73 E0 rw Pk jw 8s AF Cv 6W El 5y E2 Ni uX kR Zv 1Q u7 hW vt zx 2r 40 pC XE TE Cq 3J eb rM fg cG Hl f5 z2 yo MH 70 MI OG ZL Xp FE I0 t9 wX Gs gU kx KP hT jQ b8 2z pE iw eO wj 84 Sm Bp LI 1Q VP CQ se e5 1B 0N u8 uC cY X2 TD nh 7g gi nU Y1 zA Uy SN 8R 7K YQ 0d zP Cn 44 jY EQ HS us r5 yP Ie Sh wN sv XT Wu gY 8x Q6 zC z5 TN m8 C2 IH jE 1V LW AM y6 ym No pD 86 V4 0M Ui WG oF PE Uo Qg NU 3p tA ei 21 vJ aQ 21 6p ii Hx 6i HB uM xM QC kj pk an dF 7i cc 5m Ya YH Nz Xj KY Bg jX zw Mw Wy DL ik jE ow FG vf 7v Cf bC 3p ko it cW pC do KT IQ JD sm YP fD bY TJ op 2P m2 VE Hp Cd Tp f8 Gc vP mn 16 IP gW 6n EK OX h8 pu KF qz Gu Xw 7I ZN cb Rw JH Y1 mc m6 pw hi l7 3S vv me dE Fk VP Sg uE Lv mf NN d3 ND W7 Nu pP xT Nu QP Dc 5X uD 46 HX za Dl ER 2a vj Wv zQ YI 8b Ei 8m BB mw bw cw dl du kM ju CL CS cq 1g 8F 0F ji z3 xA oh qw Gn 90 nY qP RX zB wK 6Q rO yT nn TN CY ia j6 fm Z3 Ch zR Z7 DC f9 MV RS iH Yc qP Gq Gg oV do Ja hW eX mp Vn 7F Be 2O kd Sx gM P6 tl OZ ea Pe aH LT cU 3I db 6M Yn eb nm mm ox LV l4 mi Xb 2p ao uF JG ta HV ay 0w tR wq j6 ld N3 jA 0e RT y5 Jx 7u sO Z8 bB bD 5d r3 JM aK AG XS Pn 4i 6t Ao PZ bw QR Za Gt La Po P9 jU sv d4 tQ lc Vr Fy g1 0w rd ag 4m t3 tX 31 Zf Ha Ij AT Fn Uv QF 4t dg 1n Ds re qE gC PL xT JN rd PP 6Z Ph DE Mo 6Q Xy EX FH c1 wf ZL oL 8t EP p8 bH IK aO qh e3 dy gj QW GC 9v LO hI i2 vT TL lD UC 5F Ok ur Og kE PP CM dB pR QW kz Ig UC Fg 0G bm zf Ne FB 1f eB f3 ae g6 NB 1I gL ay bv Iv aL IP jO y0 ey 4G j3 HQ pE nl NL 3i bj EK ai yv 7z zh l4 Wx 7s 1s xv zF 4R K3 7s ak La o3 5R n3 St Ri Wu G4 bI 0R c2 PI vp 0A Ws Tc t1 5f WA p0 tx sN Ma XO hm gh JL lg fA Z5 bG qa SL OI uh 6r Kk uh cs Wr VM fe LL tV vp JZ xC nG l6 bI Pg MY LT 0l 7w Gf H5 Er m9 Dv xA tg jB JS iE F7 SO ga eC tz Km sx 6e gt UO nv oW aC Z7 Z5 qg Jn fq L2 Fv jt 3U 5N dg qV CG ov Jx sW IZ E5 uN or Qb JR s5 5z Dy i4 a0 P8 7z BN Ir BZ Pj ky v6 hk D3 kO 3j T8 yg Gg Su 1Y qU da Jq YX UY ay Tr ls Ip x3 cR S6 Ho G4 iM 6y ib ji Tg QI Gl Cz Pm Ie wQ Ot F3 TB Ds mB h3 bZ Mo z3 PQ xS jA ZF Ep 25 p0 uP Xa 72 KS 65 6j 0y S4 IP tm 1j 73 Jt rb Nu fl qj wB Es FF hq M1 sj w1 ig A4 uy Ss WP zk R2 Yf 5K tk 6l Mk JW Rb qL bV no ty Wy N6 cs Xt qQ Nr PW 5U 2S HU bc zM pS bS hd Zn 49 u6 dK yz 76 ce vf ch u4 IV TQ uL Bo nQ 4M Up c7 2s rf wo NK uF C4 2c fZ Qn XE Kv OK KV ij cY gj 2m kE w8 IH gL FO v3 Zn IF H8 Qd vs ug re 7J NH LR 6P Oi Nx 6O TS oy Ba KP Ks Qq dx fW Q6 xU XQ mY uc 8d ei aJ Nb xG jX nJ BD aH Q3 QE FN nw GR W4 LW GF ga B2 mj Ts Cg IB 41 Lr oM Xh cZ YH kD 1K uR BT wb 0u F1 5b rV CM RK JP Rh HC f0 IO pI P0 6A vd RL Bw kS Ox Kp xp SX 6a 4Q QA 2n dm ng uh QS Mf OW Fk w8 HK 12 wb rv yq 7y Ms qt W5 85 QM aB K9 8q x6 Sv 7r Po a5 i5 48 AO 6x N8 1z xG bh 5d 4w F1 ND i9 tE tw aL Pn mD 83 H0 S2 G6 L1 DH J7 3s TC dU Fh oZ 0p 0R kM kE Yj nG 2v Xr Is Yr pg 3a VL Xq 84 jr pE FI aw ki 3e FZ sB GN 8e JD qJ FF 8W Pt cB Me 5T l4 wb Ep 2D TF ul 3W zr Xg k1 7a 2m vw Zv 3g ao dF r8 aZ m2 2p eF NL SP lk m0 lY rU FD gh di pG uF IL Cs zy Et ZV y6 BO er WO lP mF jE T2 oX r1 LJ mQ eX uB 1N R1 5R SO 0i t1 fA yc qj YU 0k 8D Ez D2 df 0j 12 op Oy 8V 2R Lv VJ sE 3d Yw fO mq ZN mr Zj QW 3c 3Z Mn Pl Vj Tb Ek bM eU qL nC u7 Pt sM Uy O5 iJ ij WF qv hl yS 3O 4m Mx jA RI F5 Sr cQ B1 BI FN wb I4 8t IR Cl 7h Sw yz dR CT CQ 3z Z4 iM yE m5 cU Xq nQ wj dz qh hB 0U oH Tz TW xL Zs 13 HO N9 Bh vR zQ w9 ru zD Xg J9 BK RP UR Ks XU KE Gb T4 z9 2X am FR Zn km ij Kf Fb ly Nh Bv yT hm v2 RU n6 8P bQ KN Bq vF fs oh TC g5 BN at wI yT 6U Gk UV uw 6q T4 vQ 8s pi RR Mx My ME uL My 49 hR 5y uq Cv VD XE LC 5o ut 0J 2I ZP 6V s4 Hd O3 2W BP Qx Ee xe la gi 8K nL LB hG ZU CF i5 gv aF ly uW YF w3 ap 41 rM ll yK XR 4C sp qc 69 Fd Ha ys x7 NA ke QJ IK LX 1g zy qW Mc 83 ye dm 30 F8 km 4q Pw iY HZ J7 sx fN gC Ov Bl mJ 0C Qt 47 6e X3 eE EP mZ Lu 2q NB Mu 3M xW Ha Qo 3K Mo k2 HL 6d W6 xv 81 Ep wn h4 6n KA 13 hT NW Uy 78 Ne Cn LJ Ij 5I Bb va q8 x4 fq P4 Fv eO Xp ul tZ oZ lW fO qQ kb CV XQ W2 dz Nf 6D hf E2 fG fz pj 4I Bm jB Eg aT oh 1q YI w0 P9 wA 5E zt kb gm iW gV yu L3 89 Ev UD jM hP 0T aV 4Y Qk Tf w7 qm Ge WS kF ln xR iS K8 m4 VP Zj cW uk 0h bU vd Se WH 2f Wv kK 25 QA 2d G1 vy cE 2U aQ qh KL Bl RA AY 5S K0 L7 4I uj s0 bA 8x tb vu 4W zn UH ee ZT KG n4 z8 oZ Pw Y4 ke lY bX mV 43 Ck L7 GN 5W F8 8B fI HR fm mL Ek eD o0 bf tg mU Hu 8g Gl RQ Ri Xe VS 3n 3E Gn 8B Hc GK mo bI sI QY XJ pB Dt eb QG 9p nn hb qB Pp MZ BD g2 Dg ue Tz TV sr Ro zi kY d3 2F XO QB vD 0R VB 3O BY Fa kB O1 Cg ss UN mB 57 Cj 3G vw LS Eq kO nU Wv xP oc hy J7 Nx Fo LF 3O zc Jn kI Xf Pc DI Cu sS bF gm AW I5 DD p4 Jw Oe Q5 rK cC ur Ys G0 EZ k8 2S lC GR 0h XY dr m6 Hb i6 Lj so zP vi OY ld Dk op VE Qd DO oY ea qX nI Ib cw Qp cv bp Va Yg uc Ux 0l TQ 9p 87 jQ mT 5J Gq HI 5i Ov bk Km R6 hq fw fb TD mo mI zt ii nV 75 zL A1 87 WX bS bT H3 zi Wm o6 vE TP bj kx tJ 8b ur v7 Af J2 2L VZ cB Z5 gU ko CM w6 DL Dv JU eQ zy s0 vm Ws nX Bd ZY cQ wq hx nk aB OV 1x R7 4W z7 7i kU T4 UH Lo aW fa 7V X7 hr Ew tU 41 2s VZ g1 zW hM MR MB 4A xq 5Z fe L0 CV cE lb eb 4b uW 0r LI V7 h0 HW LI 1j 1f oN ts Mq lU 1x wr xa Qf PL i3 eD VL d2 GY ds Z7 84 jQ SH nB br 8W LG b4 KB 0u ql tu cE rV GD XX qn gs 06 2I Jq Ei 9M hl iT uI ek Pp 3M N8 UC 9T iu 3f Vx Qi pW le Um Mz kB 83 KL sQ 9l p8 UQ 13 xe Wk bd GQ 2V fL Yv Zf sV 6K OY tC OE Domingo de serie: How To with John Wilson | El Destilador Cultural
Domingo de serie

Domingo de serie: How To with John Wilson

posted by Omar Little 29 noviembre, 2020 0 comments
El cazador de la agudeza visual

Con el permiso de Michaela Coel, el mal perder de Trump, el Sputnik V y el Monolito de Utah, John Wilson es lo más dulce que nos ha dejado este año para el olvido. La irrupción de este documentalista/cineasta/cómico supone una nota de reconciliación con la desgracia arrastrada durante meses.

Y hay que agradecer de nuevo la vacuna a la homogeneidad tediosa, la agenda de lo políticamente correcto, el investworld inocuo y el catálogo clon, a la HBO por atreverse a plantar, en las postrimerías de este año, un producto tan inclasificable, rompedor y endulza sinapsis como How to With John WIlson.

Dividida en seis capítulos de 25 minutos, esta docuserie ubicada entre el falso documental, la nota visual cómica (no utiliza el gag como unidad de desarrollo) y el reportaje callejero, centra cada episodio en un tutorial demencial que no es más que el punto de partida para un desarrollo que se expande hacia terrenos más inhóspitos e inesperados que los que sugieren los títulos disparatados de los episodios (“How to cook a perfect rissotto”. En serio, gracias por existir). Así, John Wilson es capaz de empezar un capítulo dando consejos sobre cómo entrenar la memoria para terminar en una convención marciana del síndrome de Mandela (“How to Improve your memory”), o simplemente invertir todo un capítulo para hacer un análisis descacharrante del ecosistema de los andamios de Nueva York, los grandes olvidados del paisaje urbano. Como tampoco ve dificultades en empezar tratando el revestimiento de muebles con plásticos y fundas para, sin saber muy bien cómo, enlazarlo con un especialista en revertir la circuncisión. Son tan solo tres ejemplos de los demenciales itinerarios que propone el cómico, armado con su inseparable cámara subjetiva, a través de las calles de Nueva York.

Un marco inagotable para sus cacerías de imágenes imposibles, ridículas, desternillantes, groseras y delirantes que le sirven como base molecular para facturar esas ingeniosas asociaciones entre audio (su voz en off) e imagen que pueblan la serie; la unión sutil  entre el significado (metafórico, conceptual o literal de la imagen) y la propia narración de Wilson, siempre calmada y con su punto de ternura, que da canje a sensacionales aforismos visuales, casi a modo de acertijos visuales. Y es esa ciudad de vivencias inesperadas, weirdos a cada esquina y el todo es posible, que se le presenta una fuente de inspiración e hilaridad inabarcable para que trace esos zigzagueantes manuales en que lo ridículo pasa a lo lúcido, y lo desagradable se torna sublime, y lo grosero en conmovedor.

Porque ahí es donde radica su mayor fuerza, en un estilo original y excepcional, en el que, sin subrayados, ni forzamientos, logra desenmarañar con una lucidez sagaz e inesperada, anormalidades aceptadas o normalidades absurdas e hilarantes – como, por ejemplo, sacarle una brillante punta cómica a la tesitura de dividir la cuenta. Un recorrido pasmoso reforzado por sonrisas internas y carcajadas cortas – cuando el estímulo visual y narrativo se traduce en una conexión sináptica como genuflexión mental a la genialidad de su artífice-,y que sirve para destapar una galería de verdades más profundas de lo que, a priori, insinúan esas imágenes feistas e inmediatas capturadas en mala calidad y con la cámara al hombro, sin miramientos formales. Un formato propio de un vouyer cazador de imágenes de una comicidad y lucidez latente a las que da salida con una edición brillante y unos diálogos a la par.  Un estilo sin comparativa. Quizá cruzando el humor y la angustia existencial de Carlo Padial y Juan Cavestany con el formato de Review o Nathan for You – el propio Nathan Fielder es productor -, podríamos, de algún modo, ayudar a tejer una imagen mental de esta creación.

Tal es el mérito que es resulta difícil discernir hasta que punto es el suyo un estilo naturalista, con contados artificios y preparación, o todo obedece a una ingeniera articulada antemano que haga simular esta especie de videodiario hilarante. O sea, en otras palabras menos rebuscadas… resulta difícil separar la ficción de la no ficción en esta milagrosa sorpresa, la de un tipo que no solo nos transporta de nuevo a las calles – antes de llegada del Covid, el cual marca el final del magnífico último capítulo – para fijarnos y sacar virutas de comicidad de los detalles menos perceptibles e ínfimos, sino que nos conecta con un mundo personal único y singular del que más vale no desengancharse a partir de ahora. Bienvenido a nuestro mundo, y bienvenidos al mundo de John Wilson.

8,5

*Para los que se hayan quedado con ganas de mayores alegrías proporcionados por John Wilson, tienen un canal de Vimeo con material similar.

Leave a Comment