Domingo de serie

Domingo de serie: Jack Ryan (Temporada 2)

posted by Paloma Méndez Pérez 29 marzo, 2020 0 comments
Espía a su pesar

Tiene Jack Ryan una de esas historias que ya quisieras tú ser ni su mañana de domingo. Académico, soldado y espía. Interpretado por grandes, Alec Baldwin, Ben Affleck, Harrison Ford… y escrito por Tom Clancy. Te hace un apaño en submarino, con el IRA y cenando mismo, y no pierde esa sensación de quién triunfa a su pesar quien lo hace para mayor gloria de sus amigos y de su país. Nada que ver con su gemelo británico. Guaperas, mujeriego hasta la obscenidad, bebedor y con continuas cuestiones sobre la línea de mando.

Y en Aston Martin. El bueno de Jack, con su bici nos ayudó en una primera temporada a evitar un atentado con armas biológicas en USA, siguiendo la pista de una transferencia bancaria. En su segunda entrega el foco se torna hacia lo actual, localizándose en Venezuela, ese país tan familiar para los españoles. Tratando abiertamente la injerencia de la CIA en Latinoamérica, aunque para continuar con la santa inmaculada vida de Jack, él trabaja para un político estadounidense. Cuando un carguero hace saltar las alarmas en la oficina de Moscú, donde James Greer (Wendell Pierce) encontró su segunda oportunidad, este hace lo que está en su mano para llegar hasta Venezuela donde desembarcó el carguero. La misma pista sigue Jack Ryan (John Krasinski) cuando en una visita a Venezuela titulada por el congreso americano, descubre el mismo evento. Honestamente casualidad bien traída, todos sabemos que Jack ve casualidades donde otros no verían más que estupideces y James Greer es más de olisquear la pista y con el olfato, después de mucho llevarse la mano al pecho, llega al mismo hotel que Jack.

Allí está también Noomi Rapace convincente como lío de Ryan y agente alemana. La fiesta con ella nos lleva de Venezuela a Londres en lo que podemos decir es un clásico de Jack, visitar medio mundo. En Venezuela coinciden por sorpresa con un caudillo comunista enemigo de los Estados Unidos que intenta amañar unas elecciones y al que interpreta tan fielmente como el guion le deja, Jordi Mollá. Michael Kelly, en el papel de jefe de la estación de la CIA en Caracas completa un reparto que junto con Tom Wlaschiha (valar morghulis), es uno de los pilares en los que se soporta esta segunda temporada de Jack Ryan.

El otro es la gran calidad y el presupuesto de una creación de Amazon Prime de la que ya se sabe que esperar. Mucho amor a la patria, gran humildad y el respeto a los valores de lealtad, honestidad y generosidad al poner la protección de la comunidad por delante de los suyos propios. Huele un poco a Michael Bay quien participa a través de Platinum Dunes, pero casi no se nota en lo malo. Solo en la ingente cantidad de dinero invertida que no desperdiciada. Esto con menos cuidado sería claramente infumable, con una edición, producción y sonido llevados hasta el extremo de la perfección es un producto de calidad que se disfruta con gusto.

Dinero bien gastado.

6


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.