Domingo de serie

Domingo de serie: La viuda

posted by Paloma Méndez Pérez 12 abril, 2020 0 comments
Lo que pasa en África… no necesariamente tiene que quedar allí

Una algo despeinada pero increíblemente entera (Georgia Wells) Kate Beckinsale, aparece en un hospital en Reino Unido con una herida en una pierna. Allí entre dudas sobre su estado civil, sí como en Resacón en Las Vegas, esperando para que la atiendan, aparecen unas imágenes de unos disturbios en Kinshasa. Su preocupación parece de repente centrarse en que le repitan la emisión de unas imágenes de los altercados. Un hombre con una gorra aparece corriendo junto a otro señor brevemente mientras la grabación parece centrarse en otros puntos más interesantes.

En un estado algo semejante a la enajenación, decide irse a casa a repetirse la grabación hasta estar totalmente segura de la confirmación de que uno de los hombres en las imágenes, en concreto el que lleva la gorra, no es otro que su marido muerto en accidente de avión en Congo 3 años antes. Ahí, después de comentar el hallazgo con algún allegado decide subirse en un avión rumbo a África; un poco en shock aun, pero todavía guardando la posibilidad de que esto termine como Kill Bill.

Este es el punto de inicio de una historia original de Amazon que está lejos de ser una obra maestra, pero que demuestra un saber hacer y unos giros en la trama que permiten que incluso si arqueas la ceja, se te pase mirando la siguiente explosión. Kate Beckinsale está a la altura del papel, aunque igual si le hubiesen caído 3 gotas de sudor por la frente todo resultaría un poco más creíble. Pero la enfermera de Pearl Harbor tiene una reputación y en esta serie cumple con creces. Heroína de libro, dispara, corre por la selva, engaña, descubre mentiras y todo con el entrenamiento básico del ejercito inglés.

Otra que está magnífica es Alex Kingston, actriz de academia que llora lo mismo que canta y que demuestra un amplio registro dramático especialmente en su historia fuera de África. Ella es uno de los pilares en una serie eminentemente protagonizada por mujeres. Completan el reparto Charles Dance, militar retirado inglés en varias películas y series, además de patriarca Lannister y un convincente Babs Olusanmokun como jefe militar.

Lo peor es alguna pretenciosidad al explicarnos lo triste que era el matrimonio de la pobre Giorgia tras la muerte de su bebé. No hay necesidad de tanta pena en un recurso dramático que ya está muy visto. Debería haberles sonado la alarma de “tu historia no es Pasión de Gavilanes”, yo pensaba que esa alerta venía de serie en los ordenadores donde escriben los creadores. Aparentemente el de los Williams no lo trae. Porque si esta serie tiene unos puntos de gran interés ocurren todos en África, continente al que las ficciones se están acercando con gran respeto y que puede ser el gran recurso para las próximas andanzas de militarles, asesinos a sueldo, detectives y otras formas de vida relacionadas con el uso de la pistola automática.

Lo comentábamos antes, pero la igualdad de género, algo habitual en las ficciones de drama y en las películas de acción, se destapa ahora como algo mainstream en creaciones como La viuda. Acción básica, bien hecha, historias de exmilitares llamadas de vuelta a la acción por un giro de la vida que terminan en una trama de drogas, diamantes o cualquier otra cosa que el mundo considere digna de pegar un tiro y que cuentan con un plantel principal mayoritariamente femenino. Antes era un 007 y para encontrar un personaje femenino a su altura íbamos al caviar de las creaciones. Con La viuda lo encontramos en un bufé de hotel.

Un brindis por los bufés.

6


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.