Domingo de serie

Domingo de serie: Les Revenants

posted by Omar Little 2 junio, 2013 0 comments
El pueblo de los malditos

Les Revenants

Cada vez tengo más claro que uno no puedo apalancarse demasiado en el visionado de nuevas ficciones si no quiere ver su mente fusilada por spoilers, o incluso a veces peor, expectativas desaforadas. De Les Revenants me habían llegado varias voces (en distintos soportes y  criterios fiables) que la anunciaban como la joya televisiva europea más brillante del 2012, o si prefieren, el producto nacional bruto más valioso de la República Francesa. Y claro, con tales calificativos, uno se adentra en este producto de Canal + Francia cegado por el hype, y después la decepción resulta mayúscula…bueno en realidad tampoco hay para tanto, pero ahora que he incitado su bilis, dejándola lista para el dislike y el trolleo más sangrante, pasemos a detallar mejor lo que propone esta serie…

¿Qué pasaría si un buen día muertos de toda clase y condición regresarán a la vida? No, no hablamos de la enésima producción de zombies. La serie concebida por Fabrice Gobert y Frédéric Mermoud utiliza el concepto “resucitado” para referirse a estos difuntos que regresan un buen día a sus hogares para sorpresa de amigos, familiares y alegados. Dividida en 8 capítulos, cada uno centrado en uno de estos personajes “comeback”, la serie ubica la trama en un pueblo de montaña francés desde donde nacen las diferentes historias entrecruzadas de estos personajes.

Peculiar premisa que sirve de base para una serie encuadrada en el suspense y el fantástico con inofensivas gotas de terror, y que bebe tanto de Twin Peaks como de True Blood o Lost, y con incluso, ciertas trazas del cine de Cronenberg.

El gran misterio que rodea la irrupción de los no muertos es el eje sobre el que gira la historia, así como el shock que supone la llegada de estos seres para  familiares y amigos, y todo el proceso de adaptación y asimilación por parte de los resucitados. Sin embargo, lo que resultan elementos perfectos para construir un esqueleto narrativo altamente atractivo, se ve adolecido por un guión que no es capaz de explotar los puntos fuertes de la trama, que se encapricha en darle una y otra vez las mismas vueltas, formulando las mismas preguntas capítulo a capítulo, y ciñéndose en exceso a un esquema preestablecido, con giros de guión y cliffhanger de manual que no terminan por afectar ni hacer avanzar a los personajes. Tampoco se aprovecha para lubricar con habilidad la historia mediante la abertura de nuevos caminos o pistas que hagan avanzarla con mayor interés, o que al menos, reten a la mente de los telespectadores ofreciendo indicios de lo que puede estar ocurriendo.

Todo esto conlleva que el ritmo de la serie decaiga en muchos momentos, y que el interés de la misma quede a manos, casi en exclusiva, de una conclusión abierta, abstracta, y para el que firma, decepcionante. Exceptuando un brillante capítulo inicial que pone sobre la mesa los cimientos de una historia que prometía más de lo que acaba ofreciendo, el discurrir de toda la serie resulta lento y anodino, sin apenas avances narrativos que atenacen la atención del espectador, y provocando que el impacto inicial se vaya diluyendo por los capítulos restantes. Y es que el hueso de este título queda reducido a sus personajes…  los enredos, frustraciones e ilusiones folletinescas puedan ofrecer…que en la mayoría de casos, es más bien poco. Salvaría quizás la historia de las dos hermanas gemelas (gran actriz la más pequeña de ellas), y sus movidas familiares, y la de los dos hermanos que habitan en una cabaña perdida en el bosque. Por lo demás, ni el dibujo de los personajes, ni el plus que aportan los actores, dan para hacer de esta serie la última bendición catódica.

Simplificando… ritmo farragoso, guión que abre ciertos interrogantes pero deja la mayoría de los flecos abiertos, actuaciones mediocres, puesta en escena más que correcta y aburrimiento malsano para la serie más sobrevalorada de los últimos tiempos.

 6

 


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.