Domingo de serie

Domingo de serie: Lo que queda en el desván (BBC)

posted by Omar Little 19 junio, 2016 0 comments
…que se quede en el desván

Lo que queda en el desván

Desmontemos una vez por todas esa soberbia inglesa que nos hace creer que la ficción del Reino Unido viene servida por los ángeles. Basta de falacias que hagan doler más ese Brexit. La producción inglesa tiene obras merecedoras de elogio pero también hay mucha paja a desechar.

Es el caso por ejemplo de esta miniserie de la BBC del 2013 editada en España hace pocos meses por la firma Cameo. Planteada como una serie de misterio alrededor del hallazgo de un cadáver de una joven obesa en un desván de un edificio, la serie inglesa se tambalea entre el culebrón y un folletin inspirado por la literatura de Aghata Cristhie con tímidas gotas de terror reservadas a una realización y escenografía con remincencias al Polanski de La semilla del diablo y El quimérico inquilino. Ese asesinato desvelado años después, llevará a un veterano detective a las puertas del retiro a obsesionarse con la solución del mismo.

Si bien la premisa posee cierto enganche, y da ciertas alas para que el espectador empiece su cluedo entre los vecinos para saber quién de ellos pudo haber terminado con la vida de la chica, pronto todo adquiere un tono de culebrón que no pasaría ni los mínimos de TV3 enmascarado en una investigación detectivesca donde se pretende el “nada parece lo que es”, por eso mismo,  “todo parece lo que exactamente es”, pese al intento de evitarlo con sus forzados giros.

No solo su guion básico merma su avance e interés, sino también sus valores formales, y especialmente la actuación y perfil de los personajes terminan tumbando la apuesta.

Especialmente lo remarcado que resultan ciertos personajes que no sabés si juegan irónicamente con el arquetipo o se apoderan de él sin remordimiento ni sentimiento de culpa. A cada capítulo el interés decrece, y tanto los flashbacks como la acción presente en la casa descarrilan un inicio salvable.

Así que una vez más…no es oro todo lo que reluce en la ficción inglesa, este subproducto de escaso interés – el poco queda diluido en su terrorífico final –  lo confirma de nuevo.

3,5

 


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.