Domingo de serie

Domingo de serie: Louie (Temporada 1)

posted by Omar Little 25 noviembre, 2012 0 comments
Louie Louie

Louie temporada 1

El primer encuentro no fue cómo me había imaginado. Me planté ahí empujado por los mil elogios que había recibido sobre ese tal Louie, pero lo que me encontré fue a un tío con un físico desagradable, un despiadado animal capaz de comprometer a su propia madre con tal de ganarse unas risas, un tipo con un humor corrosivo difícil de encajar. En definitiva un primer encuentro que quedó marcado por la incomodidad.

Tras consultar mi destrempada cita con algunos de esos amigos que me habían recomendado acudir a su encuentro, decidí darle una segunda oportunidad, y desde entonces nos hemos seguido viendo a razón de dos veces por día, y os puedo asegurar que es la decisión más acertada que he tomado en las últimas semanas.

Louie es una sitcom que empezó a emitirse en el canal FX en el 2010, y en la que se sigue el día a día del cómico Louis C.K, quien ejerce de hombre orquestra (director, guionista, productor y actor). Con capítulos que apenas sobrepasan los veinte minutos se somete al espectador a sus monólogos en el club neoyorquino Carolines alternados con instantes de su patética vida llena de encontronazos y situaciones humillantes. Poco a poco entendemos cómo toda ese amargura, tristeza, frustración y patetismo es un material de alto voltaje para sus monólogos, el único lugar en el que realmente parece sentirse a gusto (en ese sentido aporta mucha luz el capítulo en el que humilla a una espectadora que se pone a hablar en medio de su discurso).

Puede que Louis no se defina como un looser (término que sí utiliza para describir a su hermano) pero lo es en toda regla, y es de ahí de donde saca todo el jugo para elaborar su humor cortante, sin domesticar, cafre, incómodo, anticlimático, sin ponerse límites censurables (recurre varias veces a la pedofilia o al 11-s para hacerse una idea de su espectro temático) y con escapadas surrealistas. Si con su humor físico, el que aflora cuando reseguimos momento ficcionados de su vida, se basa principalmente en la recreación de lo patético y el estímulo cómico que parte de auto humillarse, su vertiente dialogada en sus monólogos, es mucho más ácida e inteligente, y se basa en las propias experiencias de su miserable vida de divorciado.

De recrearse en personajes patéticos, desagradables y fracasados hundidos en su propia mierda, Ricky Gervais sabe un montón, por eso no extraña que ya en el tercer capítulo salga haciendo del doctor más negro y cabroncete de la historia de la televisión en una secuencia imborrable que deja ya en buen recaudo la primera temporada de Louie. Una fórmula que explota también con otras apariciones estelares (también un modus operandi muy Gervais), como por ejemplo la de Matthew Broderick y otro gran número de artistas en temporadas venideras.

Una primera temporada repleta de otros momentos gloriosos, de salidas ingeniosas y de diálogos chispeantes. Para enmarcar por ejemplo su turbulento viaje en avión y la inesperada groupie que se encuentra en ese pueblo de la América profunda donde debe realizar un bolo. O ese capítulo en el que pilla un fumadote de espanto en casa del vecino, por no hablar del lastimoso rodaje con Broderick, el reencuentro con su madre o cada uno de los momentos impagables que comparte con su psiquiatra y su doctor.

Concluida su primera temporada, y deseoso de hincarle el diente a la segunda, sigo igual de descolocado con el humor de este pelirojo seboso, ni es un humor marcadamente neoyorquino (lo que eso signifique), pese a que toda la serie transcurre en esa ciudad, ni judío, ni italiano ni irlandés (lo que esos signifiquen), ni que carajos sé yo. Lo único que puedo afirmar con algo de certeza es que este miserable cabrón hijo de perra te puede producir asquito, te puede sonrojar y alterar con su humor afilado y silvestre, es de esos tipos que no los querrías en las fiestas familiares porque te pondrían en más de un compromiso, pero que una vez lo conoces, que una vez entras en su juego, resulta un cabronazo indispensable en tu vida.

 marco 75


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.