Domingo de serie

Domingo de serie: Love, Death & Robots

posted by Omar Little 31 marzo, 2019 0 comments
Robots de perfil humano

Love, Death & Robots

Love, Death & Robots se presenta como una antología de cortos de animación cuyo  nexo en común consiste el plantear relatos relacionados, de algún modo, con las temáticas que señala el propio título. Todas estas ejecutadas desde el campo de la animación, si bien son distintas las técnicas involucradas. Como cualquier antología, el resultado es desigual, hay altibajos, pero entre la paja, sobresalen 4 o 5 cortos que justifican los otros 14 o 13 de placer indiferente. Además, el escaso minutaje de todos estos (16 minutos los más largos) facilitan la digestión de este producto atado y representado por Tim Miller (director de Deadpool) y David Fincher (aquí sobran los paréntesis).

Si bien la eficacia narrativa de algunos de las historias permite la discusión, y especialmente lo abrupto e insatisfactorio de algunos de sus conclusiones, poco debate puede generar la calidad técnica desplegada. Utilizando distintos acercamientos de animación: desde la fotorealista propia del mundillo gamer, a unas más rudimentarias, ya sea en 2D o 3D, pasando por distintas rotoscopicas digitales, Love, Death & Robot seduce inmediatamente a los aficionados de la animación con una forma y unas estéticas muy nobles y atrevidas, que se inspiran, en su mayoría, en el anime  (y en la subcategoría hentai, en algunos tramos de algunos cortos), y en referentes cercanos, como es el film Heavy Metal.

Entre los episodios que encuentran un notable acople entre fondo y forma, destacaría por encima del resto, “La testigo”. Una narrativa circular en bucle potenciada por un ritmo vertiginoso, una estética steampunk virulenta y no apta para todos los públicos, que transcurre en un Hong Kong neonoir propio del Fallen Angels de Wong Kar-Wai.

Le siguen muy de cerca el thriller de supervivencia espacial emparentado, de forma casi indiscutible, con Gravity, con el que intentan  distanciarse, ligeramente, con ese giro final gore y salvaje. Me refiero a “Mano amiga”.

Entre las producciones más cómicas adoro “Tres robots”, esa visión sarcástica sobre los humanos y las incongruencias de su especie a través de la visión de tres robots paseando por una tierra desolada, sin vida humana. Le sigue de cerca esa especie de Civilization (el videojuego) + Cariño he encogido los niños + Una vida a lo grande de frigorífico que es “La edad de hielo”

Me flipa también el tipo de animación y el dibujo de los personajes de “El vertedero”, aunque luego la historia no esté a su altura. Y también tiene su aprecio, la ghost story de “Noche de criaturas marinas”. Un imaginativo relato con una animación que sin mega sofisticada, resulta elegante e hipnótica.

Por último, una maravilla sin paliativos: la acción bélica fantástica y frenética de “The Secret War”, a quien a este servidor, le ha recordado, y mucho, a la saga de videojuegos Metro.

Love, Death & Robots es, en líneas generales, un producto algo excedido en cuanto a la cantidad de cortos incluido. Se podría haber limado, y reducido el cómputo total, pero se les perdona las bajadas de nivel, gracias a algunos cortos muy sólidos, los ya citados, que además sintonizan con esa libertad creativa en temática y tono de la que hace gala esta producción de Netflix.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.